Con 100%, la estudiante Lizzie Menardi posee el mejor promedio de la UNAH

Lizzie es procedente de la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés.

Con 100% de promedio y 34 asignaturas cursadas de la Carrera de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS), Lizzie Irene Menardi Guadrón es la estudiante que posee el mejor índice académico de la Máxima Casa de Estudios, de acuerdo con los registros del 2018.

Procedente de la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés, y con apenas 16 años de edad, Lizzie ingresó a la UNAH. Sus expectativas en aquel momento eran inmensas, sin embargo, hoy, con 19 años, han sido superadas y cada día se apasiona más por la carrera que le heredaron sus padres, ambos abogados.

La joven promesa de Honduras se esmera día a día por dar lo mejor de sí misma, pues como le decía su abuela Edelmira: “Lizzie, el tiempo perdido hasta los santos lo lloran”, consejo que siempre tiene presente, por lo que procura que cada momento de su vida sea productivo.

Como toda joven, tiene interesantes pasatiempos, los principales: la lectura, el cine y el fútbol. “Leer un buen libro, ver una buena película, ver un clásico Barça-Real Madrid o Marathon-Real España es lo que más disfruto hacer en mi tiempo libre”, aseguró la futura profesional del derecho.

Pero qué más hay detrás de esta excelente estudiante, cuáles son sus aspiraciones, retos, cómo es su vida familiar y sobre todo cuál es la fórmula para ser la universitaria con el mejor promedio de la UNAH. A continuación, la entrevista completa con Lizzie Menardi.

¿Qué se siente ser la estudiante de la Máxima Casa de Estudios con el mejor promedio académico?

Me siento sumamente bendecida por mi Padre Celestial, quien nunca me ha dejado de la mano. Me embarga un profundo sentimiento de agradecimiento con mi madre, mi padre y mi hermana, piezas fundamentales de este logro académico, quienes siempre me han apoyado. Es muy gratificante ver que los esfuerzos y sacrificios hechos han valido la pena. Me siento feliz, satisfecha y sobre todo muy honrada.

¿Cuál cree que ha sido su fórmula para poseer un excelente promedio?

Insistir, persistir, resistir y nunca desistir.

¿Cómo es su ambiente familiar, hábleme un poco de su familia?

He crecido en una familia con sólidos principios y valores morales, éticos, cívicos y cristianos; donde se me ha criado con disciplina, responsabilidad, honradez, integridad, pero sobre todo con amor. Me incentivaron la importancia de amar y servir a nuestros prójimos y a la patria.

¿Quiénes son las personas que más admira y por qué?

En mi vida hay 3 personas que son fundamentales, mi pilar, mi motor y fortaleza. Mi Madre, la abogada Yessica Lizbeth Guadrón Hernandez; mi Padre, el abogado Edgardo Alceste Menardi Marconi; y mi hermana. Vengo de una familia de abogados, de pequeña miraba muchas caricaturas, que me hacía ver a mi madre y padre como superhéroes. Cuando veía cómo las personas venían en busca de su ayuda y cómo después volvían felices al ver sus problemas resueltos. El ver a estas personas tan felices y agradecidas con mis papás me hicieron darme cuenta que yo también quería ser la razón por la que alguien se sintiera así, quería poner mi vida al servicio de los demás. Andrea, mi hermana, con tan solo 15 años de edad, es la persona más concentrada, inteligente, capaz y audaz que conozco, y eso es decir poco. Ella quiere ser como yo, seguir los pasos de la hermana mayor, y no se da cuenta que la persona que más la admira y aspira ser como ella soy yo.

¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?

Soy una apasionada de la lectura, el cine y del fútbol. Desde muy pequeña se me inculcó el hábito de leer y a través de los años lo he ido desarrollando. La lectura aleja de nosotros tres grandes males: el aburrimiento, el vicio y la ignorancia. Debemos como jóvenes, futuro de este país, cultivar el amor por la lectura. Del fútbol soy una aficionada, con mi papá siempre hemos apoyado al equipo deportivo Marathon y al FC Barcelona. Leer un buen libro, ver una buena película, ver un clásico Barça-Real Madrid o Marathon-Real España es lo que más disfruto hacer en mi tiempo libre.

Aparte de estudiar Derecho, ¿a qué se dedica?

Todo mi esfuerzo y concentración está en mis estudios profesionales. Desde muy pequeña practico natación, deporte que incentivó en mí la disciplina, ya que aprender los diferentes estilos de nado para luego participar en competencias requería de constante esfuerzo y muchas prácticas. También, creció en mí la fascinación por aprender diferentes idiomas, ya que viviendo en un mundo totalmente globalizado, donde todas las personas nos conectamos con todo a nuestro alrededor, me parece imprescindible, como estudiantes y futuros profesionales, aprender diferentes idiomas. Actualmente, hablo español, inglés y estudio francés en la Alianza Francesa, luego seguiré con el estudio de otros idiomas que sean de mi interés.

¿Cuál es su mayor aspiración?

Aspiro ver a una Honduras más justa, esa será mi lucha. Aspiro ser realmente generadora de cambios positivos y en beneficio de la mayoría, incursionando en la política. Motivo a los jóvenes a ser activos políticamente, desde cualquier partido político, no debemos solo preocuparnos, debemos ocuparnos nosotros mismos. Empezar, intentar y así poder triunfar.

Si no hubiese sido Derecho, ¿cuál otra carrera hubiera estudiado?

Ninguna otra. Soy una mujer muy decidida, siempre supe lo que quería estudiar, en quién me quería convertir y así lo que era mi sueño se fue convirtiendo con el paso del tiempo en mi realidad. Creo firmemente que nací para ser abogada y no me veo a mí misma estudiando otra carrera y mucho menos ejerciendo otra.

¿Qué le gusta más de la Universidad y qué aspectos considera qué se deben mejorar?

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, es la mejor Universidad del país, me siento sumamente orgullosa de ser 100% Puma. La Universidad, a través de los catedráticos de la carrera de Derecho de la UNAH-VS, me ha ofrecido todos los conocimientos necesarios y fundamentales para convertirme en una abogada leal, con alta capacidad profesional, comprometida y responsable con nuestro país. ¿Hay aspectos que se deben mejorar? Claro, siendo una institución pública debe siempre estar en constante evolución, adaptándose a la sociedad en la que vivimos, para así poder continuar ofreciendo educación de calidad a los miles de jóvenes hondureños que luchan por superarse día con día.

¿Cuál es su técnica de estudio?

Enseño lo que he aprendido. Me he dado cuenta que la mejor forma de estudiar, de saber realmente si sabes algo, es enseñándoselo a alguien más. El trabajo en equipo, compartir conocimientos con mis compañeros, discutir con mis conocidos los temas de estudio de mi carrera es lo que más me ayuda a comprenderlos. Considero totalmente errónea la noción que “los abogados se tienen que saber todas las leyes de memoria” o como dicen popularmente en nuestro país, “que la carrera de Derecho es de garrotear”, cuando en realidad es todo lo contrario, debemos analizar y comprender las leyes; así como nos dice el Decálogo del Abogado, por Eduardo J. Couture: “Piensa: el Derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando”.

¿Qué planes tiene una vez concluida su licenciatura?

Al graduarme de abogada, me especializaré en el área del derecho que más me apasione, con el estudio de maestrías y doctorados y también lograr ser notaria. ¿En cuál área del Derecho me especializaré? Es muy pronto para contestar la pregunta, sintiendo gran pasión por el Derecho Civil, Mercantil y el Derecho Penal, considero que la abogacía, sin importar su especialidad, es un servicio social.

¿Cómo pretende aportar a  la sociedad desde su área de estudio?

Siento un gran compromiso y una gran responsabilidad con una sociedad que nos espera ansiosa y preocupada, golpeada por la inseguridad, la injusticia, la educación menoscabada y la corrupción. Lo que ayer nos preocupaba, hoy nos desespera. Quizás hoy como nunca el futuro de Honduras dependa de quiénes tengan por profesión el deber de remediar injusticias. Quizás nunca como ahora nuestro futuro dependa de la correcta elección que sepamos hacer entre el temor y la esperanza, el acierto, el error y el riesgo.

A su criterio y desde el aspecto jurídico, ¿qué debe mejorar el país?

Debemos conservar el Estado de Derecho y todos estamos conscientes que para que una democracia funcione correctamente en un país debe imperar la ley, para ello debe haber mayor acceso a la justicia, fortalecer la independencia de los juzgados y tribunales de la República y establecer mecanismos que eficienten de manera expedita y transparente la aplicación de la justicia a todos por igual. El imperio de la ley, base del derecho constitucional, en el cual todo y todos estamos sometidos a la ley, es el punto de partida con el cual podemos combatir la corrupción, proteger a la población de grandes injusticias, construir una sociedad en paz, transparente, pero sobre todo justa. Sin embargo, el respeto a las leyes no es solamente responsabilidad de los abogados, o de los jueces, sino de todos los miembros de la sociedad, todos aportamos al engrandecimiento o decaimiento de nuestra Patria; tal como dicta nuestra Constitución en su Artículo 59: “La persona humana es el fin supremo de la sociedad y el Estado. Todos tienen la obligación de respetarla y protegerla”.

Noticias relacionadas:

Comentarios