Con éxito se desarrolla la segunda edición del Diplomado en Gestión Territorial Urbana de Faces

Faces es una facultad de investigación inmersa en las tendencias de desarrollo de campos del conocimiento fundamentales y emergentes.

Johana Marcela Norori, coordinadora académica del Diplomado en Gestión Territorial Urbana de la Facultad de Ciencias Espaciales (Faces), en el marco del programa de entrevistas Café Presencia, compartió con la población hondureña sobre el desarrollo de este diplomado, los objetivos y la estructura académica de su segunda edición, cuyo primer módulo dio inicio el pasado 3 de mayo.

De forma inicial, Norori explicó que el Diplomado en Gestión Territorial Urbana surgió a solicitud de la asociación GOAL internacional, cuando en 2019 buscaron hacer un acercamiento con Faces para desarrollar acciones en conjunto en temas de ordenamiento territorial y el uso de tecnologías de la información geográfica. Se firmó un convenio con Faces para poder desarrollar un fortalecimiento de las capacidades de los técnicos municipales del Distrito Central en temas de ordenamiento territorial y planificación urbana con enfoque en gestión de riesgos contemplado bajo la modalidad presencial, iniciando en diciembre de 2019 y culminando en junio de 2020. Con la llegada de la pandemia del COVID-19 tuvieron que enfrentarse a una nueva realidad y virtualizar los últimos tres módulos.

“En la primera edición teníamos seis módulos, así que los últimos tres se tuvieron que virtualizar. A pesar de la situación que se vivió en esos momentos, nuestros estudiantes fueron realmente muy responsables, fueron constantes en este proceso educativo y culminaron en esa primera edición con un estudio de casos. Ellos identificaron los problemas y las potencialidades que enfrentaban tres colonias acá en el Distrito Central. Se tuvieron que quedar a modo de diagnóstico, como estábamos con la pandemia no se pudo hacer visitas de campo, es lo que nosotros siempre buscamos en esos procesos que sean participativos con los miembros de la comunidad porque si no, no se logra esa sinergia para que ellos se adueñen de estas propuestas”, explicó Norori.

Con el diagnóstico, los estudiantes lograron abordar temas desde la accesibilidad, viabilidad, identificación de las estructuras comunitarias existentes, si había patronatos, el tema del uso y equipamiento social, el suelo y gestión de riesgo, considerando que son zonas propensas a deslizamientos e inundaciones, entre otros. Se trabajó en una síntesis de problemas y también de potencialidades. Este año GOAL volvió a contactar a Faces ya que producto de su trabajo con la Alcaldía del Distrito Central el año pasado, pudieron generar dos instrumentos nuevos como el manual de configuración de barrios conocido como el “libro naranja” y un diagnóstico de un plan de reconfiguración de barrios también con enfoque de riesgo. En esta segunda edición se busca proporcionar a las municipalidades las herramientas para que sus técnicos pueden diagnosticar y plantear soluciones.

Segunda edición

Norori resaltó que para la segunda edición se hizo un rediseño del programa que tenían planteado y que se desarrollarán cinco módulos. Dichos módulos serán impartidos por profesores de Faces y profesores de otras facultades dentro de la UNAH.

“Contamos, por ejemplo, con el máster José David Cáceres, él está impartiendo clases en el módulo uno y además es coordinador del Observatorio Universitario de Ordenamiento Territorial en la facultad. Contamos con el máster Javier Maradiaga y Kevin Amaya, ellos van a estar desarrollando el módulo dos. Para el módulo tres tenemos al máster Óscar Elvir, él es el coordinador de la Maestría en Gestión de Riesgos en la UNAH, pero por parte de la Facultad de Ciencias tenemos para el módulo cuatro a la máster Claudia Mondragón, ella actualmente está viviendo en México terminando su tesis doctoral. En el último módulo también va a estar apoyando ella junto al máster Eduardo Moreno, jefe del Departamento de Tecnologías de la Información Geográfica”, manifestó la experta.

La segunda edición del diplomado tendrá una duración de 190 horas contempladas en cinco módulos. Los primeros tres módulos tienen una duración de 30 horas cada uno, el cuarto módulo tiene una duración de 40 horas y el último, de 60 horas. El primer módulo dio inicio el tres de mayo, este es sobre tecnologías de la información geográfica aplicada al Ordenamiento Territorial (OT). En este módulo los estudiantes están abordando temas de conceptualización, cartografía y sistemas de cuestionamiento global como los sistemas de información geográfica que se pueden aplicar en la planificación urbana, específicamente en la escala de barrio con enfoque de gestión de riesgo. Los estudiantes culminarán desarrollando un sistema de información geográfica del barrio con el que están trabajando. El módulo dos de fundamentos de OT está enfocado en todo el marco sobre ordenamiento territorial en el tema de ciudades y de vivienda como una temática social.

Posteriormente, se pasa al módulo tres de gestión integral de riesgo donde los estudiantes van a conocer el marco legal de gestión de riesgos, pero harán una práctica para identificar los riesgos de los asentamientos informales. En el módulo cuatro de planificación urbana con enfoque de barrio se trabajará específicamente a escala de barrio para generar el diagnóstico de problemas y potencialidades. En el módulo cinco de programación y gestión territorial se realizará una serie de soluciones y alternativas para dar respuesta a los problemas de los asentamientos.

“Arrancamos el tres de mayo con este primer módulo, ya está el máster José David Cáceres impartiéndolo y ha sido realmente muy interesante. Los estudiantes han podido trabajar directamente con uso de tecnologías de la información geográfica. Lo mejor de todo es que es con software libre, como cada uno está desde su casa y no pueden llegar a nuestra universidad, ellos han tenido que instalar los programas, totalmente gratuitos, no tienen que descargar software con licencia, entonces es muy bueno para ellos, que son técnicos municipales, para que estén conociendo este tipo de tecnología que les va a servir mucho en el desempeño profesional y en lo que queremos lograr nosotros al final con el diplomado”, enfatizó Norori.

Modalidad virtual con prácticas presenciales

Es de señalar que la modalidad de clases es a través de videoconferencias vía la plataforma Microsoft Teams, con un horario de lunes a viernes de 6:00 a 8:00 PM. Los estudiantes deberán cumplir con el 90% de asistencia a las videoconferencias programadas y entregar puntualmente todos los trabajos asignados. De forma obligatoria, los participantes tendrán que asistir a las prácticas presenciales programadas y deberán participar activamente en el trabajo grupal para el desarrollo del “plan de reconfiguración de barrio” y entregarlo completo. La nota de aprobación es de 80%.

Los estudiantes del diplomado tienen el siguiente perfil: deben ser empleado municipal de las áreas técnicas de gestión territorial, con al menos tres años de experiencia en el área de planificación urbana, gestión del riesgo y administración del territorio. Deben tener una serie de aptitudes, valores e intereses necesarios para favorecer su éxito en el programa, garantizando su desempeño y trayectoria en la estructura del diplomado. También deberán contar con conocimientos básicos de Sistemas de Información Geográfica (SIG). Deben demostrar buen desempeño académico, ser capaces de trabajar en equipo y propiciar discusiones sobre temas relacionados con su experiencia laboral.

“Nosotros hemos dividido a los 24 estudiantes en cuatro grupos de seis cada uno y van a estar trabajando con asentamientos informales directamente. Lo bueno de este diplomado es que lo tenemos diseñado de forma que el estudiante vaya desarrollando conforme van pasando los módulos, un plan de reconfiguración de barrio. Por ejemplo, en este primer módulo de tecnologías de la información geográfica ellos ya van a dejar generados sus sistemas de información geográfica y toda la cartografía necesaria para poder hacer trabajo de campo en estos asentamientos informales”, señaló.

En el módulo dos generarán toda la caracterización del barrio con el que están trabajando. Para el módulo tres hay una gira programada para la identificación y mapeo de riesgo, y luego en el módulo cuatro van a generar un diagnóstico con la lista de problemas y potencialidades para culminar en el último módulo con el plan de reconfiguración de barrio, en donde se van a establecer planes de acción y proyectos que puedan contribuir a resolver la problemática de los asentimientos. Es de resaltar que los mismos representantes de las municipalidades en conjunto con GOAL han sido quienes han identificado los asentamientos y los que están en la actualidad con mayores problemas, principalmente por lo que ocurrió el año pasado con las tormentas ETA y IOTA.

“Es un trabajo que tenemos que hacer en conjunto, nosotros desde la academia y ellos como técnicos que están en el municipio. Como sociedad en general, no podemos seguir permitiendo que ocurran las tragedias que vemos que año con año pasan. Con una buena tormenta que cae ya hay que evacuar porque tenemos muchas personas que viven en zonas de riesgo, se ha seguido fomentando el tema de los asentamientos informales que van creciendo de una forma segregada y que hace más difícil para el municipio poder darles respuesta, llevarles equipamiento como agua potable o energía eléctrica”, finalizó Norori.

Faces UNAH

Faces es una facultad de investigación inmersa en las tendencias de desarrollo de campos del conocimiento fundamentales y emergentes. Con las ciencias, las tecnologías y la cultura que desarrollan son líderes en la formación de los profesionales de las Ciencias Espaciales y del estudiantado en general. Sus docentes y estudiantes continuamente se vinculan con la sociedad para contribuir a su transformación y al estudio de sus problemas y retos actuales y futuros. En los campos de la Astronomía y la Astrofísica, la Ciencia y las Tecnologías de la Información Geográfica, la Arqueoastronomía y Astronomía Cultural, y las Ciencias Aeronáuticas, forma a profesionales responsables y competentes con altos valores morales y éticos.

Noticias relacionadas:

Comentarios