Con la frente marchita

Estudiante de Periodismo Francis Alemán conversa con el ex presidente de Uruguay, Pepe Mujica.

Por: Vicerrector de la UNAH, Julio Raudales.

Debo confesar que tenía las expectativas al tope y también, que fueron sobrepasadas con creces. Nunca he sido dado a valorar el encuentro con una celebridad como algo extraordinario; no me gustan las “selfies” o los autógrafos.

Julio Raudales, titular de la Vicerrectoría de Relaciones Internacionales - UNAH, comenta sobre el Encuentro Nacional por Honduras - ENAH y la participación de Pepe Mujica.

Publicado por Presencia Universitaria - Periódico UNAH en Jueves, 16 de enero de 2020

Vicerrector de la UNAH, Julio Raudales.

¿No fue justamente Jean Paul Sartre quien escribió que la fama cosifica al ser humano y que adorar a las personas es bajar al hombre y mujer de categoría? 

Así que mi intención y la del equipo que prepara el Encuentro Nacional por Honduras (ENAH), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, era mas bién instrumental; Pensábamos que invitar a una persona con prestigio internacional es crucial para hacer de la convocatoria al dialogo y presentación de propuestas al país, un éxito en todos los niveles. -No cabe duda, -acordamos todos -Mujica sería el invitado perfecto- así que aquí estabamos sentados junto a él, atentos a la posibilidad de que nos acompañe en Honduras. 

Hace ya mas de dos meses que gestionabamos el esperado encuentro con el fin deextenderle la invitación de manera personal. Para mí, hablar con José Mujica en su chacra de las afueras de Montevideo, examinar de cerca el desvencijado Volks Wagen y comprobar in situ la forma simple, aunque profundamente humana en que vive, es una de las experiencias mas bellas que la vida me ha entregado.

No solo nos regaló dos horas de su tiempo. También nos invitó a pasar a su cocina y allí nos sirvió un trago de wiskey que bebimos aunque no nos guste. Yo le llevé la última edición sobre la epopeya morazánica y “Los Pobres” de Roberto Sosa, publicadas recientemente por la Editorial Universitaria. Noté en el expresidente un dejo de estremecimiento cuando le leí al poeta Sosa y dijo “Si no hubiesen pájaros y poetas, el mundo sería un lugar menos hermoso”.

Me dejó que le explicara la situación de nuestro país y por qué, según yo, es importante que la UNAH propicie un dialogo nacional con vistas a generar una propuesta de desarrollo de mediano plazo, que venga de la base y refleje los anhelos de la gente. La academia es quizá el único espacio en el país, que tiene la credibilidad para convocar. No las autoridades o un profesor en particular, sino toda la comunidad universitaria: estudiantes, docentes, trabajadores y administrativos. 

Y no es que nosotros seamos el “Oráculo de Delfos” que señalará el rumbo del país; esta convocatoria debe hacerse en el reconocimiento de que solo mediante un dialogo honesto en el que participen de forma abierta obreros, campesinos, mujeres organizadas, jóvenes, defensores del ambiente, indígenas, en fin… todos quienes setimos un compromiso ardiente por el país, las cosas podrán por fín cambiar para bien. Mujica lo comprendió de forma rápida, pero me dijo: “No estoy seguro de poderles ayudar mucho si fuera para allá”.

Lo que le hizo cambiar de parecer fueron sin duda las palabras de Francís Alemán, una chica de 21 años, estudiante de periodismo, quien junto a la Profesora Ivania Padilla, encargada de la Oficina de Vinculación Universidad-Sociedad, me acompañaban en la misión. 

“A los jóvenes hondureños nos han robado la esperanza” dijo Francis, “¡nos tratan cómo vándalos y nadie con un poco de autoridad nos ha tomado en cuenta! ¡No queremos seguirnos yendo de nuestro país, deseamos quedarnos y construir nuestro futuro en nuestra tierra, por eso nos movilizamos, queremos cambiar a Honduras y lo haremos con o sin las autoridades!”. 

Sus palabras y sus lágrimas conmovieron al veterano expresidente. “Voy a ir” dijo, despues de escuchar la convicción y honestidad con que la estudiante habló. “No se en que puedo ayudar, pero si algo puedo hacer por los jóvenes hondureños lo haré”.

Y esa es la historia. José Mujica vendrá a nuestro país, probablemente a comienzos de abril de 2020. Su leyenda, pero sobre todo su experiencia vital serán un aporte fundamental en el Encuentro Nacional por Honduras (ENAH), que los jóvenes estudiantes de la UNAH están organizando, con miras a darle al país la ruta que merece y no ha tenido en doscientos años de vida republicana.

Ojalá y el camino que tracen las fuerzas vivas del país, junto a estos estudiantes, trabajadores, docentes y administrativos universitarios, sea la piedra de toque que permita a toda la sociedad retomar la ruta que Morazán y Valle dejaron trazada. Tal vez el camino señalado por estos jóvenes inquietos y comprometidos puedan, junto a Mujica, hacernos volver por el camino del desarrollo, volver, aunque sea con la frente marchita, como cantó Gardel.

Noticias relacionadas:

Comentarios