Con participación de experto de la CEPAL, se inaugura el Congreso de investigación de Ciencias Económicas

En la inauguración, Jacobo Paredes Heller, director de UNAH-VS, dio cifras sobre mortalidad empresarial.

La Carrera de Economía de la Universidad Nacional Autónoma en el Valle de Sula (UNAH-VS) junto con el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), inauguró el Congreso Virtual de Investigación Científica en Ciencias Económicas “Desafíos económicos, empresariales y tecnológicos en tiempos de crisis”, con la conferencia “Retos, desafíos económicos y sociales de América Latina Post COVID-19”.

La conferencia inaugural contó con la participación de Miguel Torres, editor en jefe de la Revista de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal); Hugo Noé Pino, expresidente del Banco Central de Honduras (BCH); Julio Raudales, expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE) y vicerrector de Relaciones Internacionales de la UNAH, y Sergio Membreño, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), además con la presencia del rector Francisco J. Herrera Alvarado, Jacobo Paredes Heller, director de UNAH-Valle de Sula; Óscar Zelaya, decano de la Facultad de Ciencias Económicas, y Santiago Ruiz, director de Investigación Científica.

En su presentación, Miguel Torres aseguró que la pandemia COVID-19 es la más grande crisis sanitaria y humanitaria de los últimos años, frenando la actividad económica a escala global, donde la región de Latinoamérica y El Caribe son las más afectadas tanto en contagios, fallecimientos y en términos económicos.

Hasta la fecha de cierre de la investigación de Torres, América Latina tenía alrededor de 13 millones de casos positivos y medio millón de decesos; lo que significa que el 21.2% de los casos totales de casos positivos del mundo son de Latinoamérica y El Caribe y en lo que respecta a decesos, esta región reporta el 31.1% de las muertes por COVID-19 del total.

En datos generales, por cada millón de habitantes en Latinoamérica, casi 20 mil se contagian y de los 20 mil que se contagian, 681 mueren.

En cuanto a los efectos económicos, Torres expresó que la pandemia golpeó al mundo con caídas generalizadas, América Latina experimentó una contracción de 7.7% en su Producto Interno Bruto, no obstante, para el 2021  se espera una recuperación a una tasa de crecimiento del 3.7%.

“Para entender los efectos de la pandemia debemos conocer lo que venía pasando antes, ya que desde 2014 a 2019, la región venía presentando estancamiento en términos económicos, productivos y sociales”, expresó Torres. Amplió que la COVID-19 nos encontró con una matriz productiva reprimarizada, con precios no favorables a las exportaciones;  fuertes retrocesos sociales y crisis políticas muy importantes en varios países de Latinoamérica.

Estos fenómenos provocaron que en el período de 2014 a 2019 la economía de Latinoamérica creciera 0.3 y 0.4% promedio anual “un crecimiento muy bajo con elevada volatilidad que es un factor estructural que caracteriza a las economías de los países de la región”, manifestó el experto.

Por otro lado, sostuvo que en el 2020 debido a la contracción económica, y a los 2.5 millones de empresas, la región reportó una desocupación de la Población Económicamente Activa (PEA) arriba del 44%, a ellos se le suma 18 millones más de desocupados respecto al 2019.

En términos de pobreza, Torres indicó que Latinoamérica pasó de un 30% a un 37.3% entre 2019 y 2020 y del 11.2 al 15.6% la pobreza extrema, un aumento muy significativo, “hemos tenido un retroceso de una década y media en productividad y dos décadas en términos de  distribución equitativa”.

Panelistas

Partiendo de la conferencia de Torres; Hugo Noé Pino se refirió a la situación de Honduras antes de la pandemia, donde venía creciendo arriba del 3% anual, sin embargo, hubo una fuerte caída en la inversión extranjera de más de 1,100 millones de dólares en el 2017 y casi 500 millones de dólares en el 2019 lo que derivó en una ralentización en el crecimiento económico.

El extitular de la Secretaría de Finanzas argumentó que para hacerle frente al impacto económico de la pandemia y de las tormentas Eta e Iota se requiere un cambio de modelo económico “no podemos volver a los patrones de años anteriores, no es factible volver a un modelo concentrador de ingresos, cuya competitividad está basada en bajos salarios, en donde la productividad es muy baja y la distribución del ingreso es muy desigual”.

Planteó que se debe buscar la manera de una economía de la sencillez, donde se garantice la seguridad alimentaria y salud a la población hondureña, pero fijando los ojos a la industrialización con sectores de alto valor agregado.

El economista expuso que esta labor de recuperación económica se hace más complicada para Honduras debido al desprestigio internacional del actual gobernante “a quien se le vincula con actividades de narcotráfico y corrupción”.

Sergio Membreño, encargado de coordinar el Informe Nacional de Índice de Desarrollo Humano 2020-2021, refirió que Honduras tiene un conjunto de cinco problemas estructurales que se combinan; el aumento de las desigualdades, cambio climático, brecha tecnológica, movilidad social, el  cambio de la cultura de consumo y el Estado de derecho.  

Subrayó que en Honduras lo que existe es una multicrisis con problemas no resueltos en el siglo XX ni en el XXI que se profundizan con las consecuencias dejadas la COVID-19 y con la falta de liderazgos visionarios, eficientes y éticos.

Por su parte Julio Raudales, vicerrector de la UNAH, enfatizó que históricamente Honduras ha venido con problemas en su crecimiento económico, de tal manera que evaluándolo a nivel per cápita, este crecimiento es menos del 1%.

El expresidente del CHE, citando a Yuval Noah Harari, dijo que la ciencia ha estado a la altura de la exigencia de la pandemia con la invención de la vacuna y al darle el seguimiento al genoma del virus, no así los liderazgos políticos, que en el caso de Honduras se ha visto la anomia (desorganización) causante de muchas situaciones negativas.

“El país requiere de una restructuración completa, no solamente a nivel estatal sino a nivel de posibilidades de un nuevo modelo tributario y de gasto público, y un mecanismo de transparencia en el manejo de los recursos públicos”, concluyó Raudales.

Palabras de inauguración

En sus palabras de inauguración, el rector Francisco Herrera Alvarado sostuvo que nunca antes el país había tenido una crisis tan profunda y aguda como la actual; recomendó que cuando el tema económico y de salud convergen, el reto es arrojar luces y opinar de manera objetiva, no política.

 “Este es un momento icónico de dificultad para Honduras, estos eventos ayudan a buscar avenidas y soluciones a estas problemáticas, el IIES ha estado beligerante dando luces en el campo económico, sin duda alguna, el país ha venido con conducta errática en relación a la crisis, somos nosotros, la Academia, que debemos encauzar esta crisis y señalar los problemas que en este momento son demasiados, son problemas estructurales y de credibilidad”, señaló

En los mismos términos se refirió  Santiago Ruiz, titular de la Dirección Científica, Humanística y Tecnológica de la UNAH, al considerar que Honduras atraviesa por crisis sanitaria, ético-moral, crisis de dignidad, institucional y económica. Ante ello, el académico sostuvo que  la UNAH está obligada a dar respuesta a esta multicrisis, desde la ciencia.

Si le interesa ampliar sus conocimientos sobre temas económicos, puede seguir la página https://www.facebook.com/IIES.UNAH donde del 1 al 12 de marzo encontrará diversas investigaciones.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios