Condena mundial por separación de familias obliga a Trump a retractarse, según experta en migraciones

En la firma del decreto, acompañaron al presidente la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y el vicepresidente Mike Pence.

Por: Elin Josué Rodríguez

Presión internacional obligó al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a decretar la no separación de familias que emigran hacia Estados Unidos en busca de un futuro mejor, indica experta en migración del Observatorio de Migraciones Internacionales en Honduras (OMIH).

Sally Valladares, coordinadora del OMIH, aseguró que la presión y la condena de jefes de Estado, líderes mundiales y religiosos sobre la separación de familias en la frontera sur de EE UU bajo la política “Tolerancia Cero” fue el detonante para que el presidente Trump firmara un decreto para mantener juntas a las familias de indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México, y ya no separar a los niños de sus padres.

El decreto surgió luego de que trascendieran imágenes de jóvenes enjaulados, desatando indignación en el país y en el extranjero. “Se trata de mantener a las familias unidas, mientras que al mismo tiempo nos aseguramos de tener una frontera muy poderosa y muy fuerte”, dijo Trump al firmar el decreto en una reunión organizada apresuradamente en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Sin embargo, para Valladares la medida de Tolerancia Cero no se frenará con la orden ejecutiva “lo único que establece es que no se van a separar las familias, pero la política antinmigrante continúa en razón de colocar a los migrantes como criminales”, subrayó.

Añadió que las redadas seguirán en puestos de trabajo donde se piden de manera aleatoria documentos de personas que se presume están indocumentadas.

La experta dijo que el OMIH tiene conocimiento que en estos centros de detención y de separación se encuentran aproximadamente unos 200 niños hondureños de unas 150 familias y agregó que al año, Estados Unidos y México deportan a unos 70,000 hondureños, pero es el país azteca de donde provienen la mayor parte de las deportaciones.

“En lo que va del año hay unas 12,000 deportaciones provenientes de EE UU y 22,000 de México; duplicando en un 100% las 11,000 deportaciones que se registraron hasta la fecha del año pasado", lamentó Valladares.

Trauma

a migra

Por su parte, la psicóloga y docente universitaria Patricia Mackay Alvarado dijo que separar a un niño de sus padres es un impacto fuerte y negativo, que invade de miedo, terror y angustia para los menores de edad.

Añadió que el terror que afecta a estos niños les aumenta la frecuencia cardíaca respiratoria, activándoles el sistema simpático, que es parte del sistema nervioso autónomo y “activa la supervivencia, aumenta la adrenalina y los neurotransmisores de la ansiedad, agregado a ello existe un impacto fisiológico”, expresó Mackay.

Consecuencias

Según la experta, un evento psicológico como la separación es "tremendo" ya que los niños pueden sufrir de terror nocturno, trastornos de pesadillas, ansiedad, estrés postraumático y una infinidad de trastornos depresivos, incluso después del reencuentro con sus padres.

“Es una experiencia negativa que deja una huella de violencia, trauma en la vida de ellos, es un episodio en su biografía fuerte que no se puede borrar echando para atrás una medida, eso los marca de por vida”, lamentó Mackay.

Al finalizar, la docente recomendó brindarles ayuda profesional en el área psicológica a estos niños porque “la experiencia que han vivido es horrible”.

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios