Confirmado segundo caso de hongo negro en Honduras

El Laboratorio Nacional de Vigilancia de Salud ha confirmado el segundo caso de mucormicosis más conocido como hongo negro, se trata de un paciente de 34 años de edad que tuvo COVID-19 hace dos o tres meses atrás y que tiene las comorbilidades de diabetes e hipertensión.

“Se trata de Mucormicosis rhizopus, quien presenta una lesión en la boca y en el paladar, el paciente ha sido tratado a tiempo, su condición es estable y se espera que responda bien al tratamiento en estos días”, dijo Mitzi Castro, jefa del laboratorio Nacional de vigilancia de salud.

Asimismo, la doctora advirtió a la población que las personas que han tenido COVID-19 y que tienen una comorbilidad de diabetes, hipertensión u otras y han sido tratadas con esteroides tienen mayores riesgos de contraer esta enfermedad, por eso al primer indicio, que puede ser un granito que empieza a supurar pus en el paladar, boca, maxilar, mucosa o el ojo debe acudir inmediatamente a un hospital para ser tratado.

También dijo que el Hospital Escuela cuenta con el equipo adecuado para el tratamiento de esta enfermedad infecciosa y que debe ser tratada por un grupo de médicos especialistas como patólogos y de otras especialidades ya que su detección es algo complicada.

La mucormicosis u hongo negro es una infección fúngica oportunista, caracterizada por una la rápida progresión, fulminante, causada por hongos del orden de los mucorales, se hallan comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en estado de descomposición.

Afecta los senos paranasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas, hipertensas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.

Esteroides para reducir la inflamación del COVID-19

Por lo general los pacientes que presentan casos severos de COVID-19 son tratados con esteroides, los cuales reducen la inflamación de los pulmones siendo este un tratamiento que puede salvar la vida a los pacientes, estos también ayudan a combatir los daños acelerados que causa el virus al sistema inmunológico en su lucha contra el mismo.

La desventaja de este tipo de tratamiento radica en que elevan el azúcar en la sangre de pacientes diabéticos y no diabéticos y reducen la inmunidad de las personas, por tanto esto propicia que el hongo negro que se encuentra presente en las superficies entre por alguna lesión y se propague pudiendo causar hasta la muerte en los pacientes.

La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus las exacerba y luego los esteroides, que ayudan a combatir la COVID-19, actúan como aceleradores de otras patologías

Síntomas del hongo negro

Algunos de los síntomas de la enfermedad son: dolor en la cara, ya puede ser total o en una parte; coloración rojiza oscura alrededor de los ojos, el párpado inflamado, visión borrosa por ratos o doble visión, dolor intenso de cabeza, también esta persona puede llegar a presentar secreción nasal con espigas de sangre.

A poco más de un mes del primer caso detectado, un paciente hombre que se recuperó, se presenta este nuevo caso, también en un paciente masculino y el caso de una mujer que no se logró confirmar y se consideraba como sospechoso en el momento de su fallecimiento, reportaron las autoridades.

Noticias relacionadas:

Comentarios