CONMEMORAN DÍA MUNDIAL CONTRA EL TABACO

La UNAH emprende una cruzada en contra del consumo de tabaco en su campus.

Por Eloisa Ayes

“Mejoremos nuestra salud suprimiendo el uso del tabaco en el CURLA”, fue el nombre del foro realizado en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico en conmemoración del Día Mundial contra el Tabaco. 

El evento organizado por la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE) a través del Área de Salud, y el Sub- Programa Anti-Tabaco y Farmacodependencia, bajo la coordinación de la doctora Leila Mandujano, del  Área Odontológica, cubrió dos aspectos involucrados en esta temática, el primero de ellos es el legal y el segundo, el médico.  Se contó con la disertación de tres destacados profesionales de la localidad, así como con la presencia de estudiantes, docentes y personal administrativo del CURLA, en las jornadas matutinas y vespertinas .

“Al tabaquismo, droga constitucionalizada, se le quiso llamar hábito pero hoy está comprobado que es una adicción llamada la venganza del indio y que al unirse al alcohol es una mezcla mortal”, expresó el otorrinolaringólogo Rigoberto Tabora.

La abogada Xoshilt Sorto, expuso sobre la Ley especial para el control del tabaco, vigente desde el 21 de febrero del 2011, y la obligatoriedad de la máxima casa de estudios de acatar todas sus disposiciones, tanto en relación al cuidado y derecho a la salud, como sancionar la conducta irregular de fumadores dentro de los predios de los campus a nivel nacional.

“El estudiante que se encuentre fumando en el CURLA, será orientado, asistido pero también será sancionado con lo que manda la ley”, acotó Mandujano e instó a los estudiantes fumadores que se aboquen al programa para ser debidamente atendidos.

En la jornada vespertina se unió al equipo de expositores el siquiatra Luis Amaya, quien contesto preguntas y dudas sobre la adicción. Concluyendo su participación, con el testimonio del ingeniero Carlos López, quien relato su experiencia de vida el comenzar a fumar a los trece años, para no ser  excluido del grupo de amifos. "Llegué a fumar dos cajetillas diarias, perdía constantemente la voz, hasta que se me diagnosticó cáncer leucoplascia, lo que cambio por completo mi vida", expresó.

Noticias relacionadas:

Comentarios