¿CONOCES LA UNIDAD DE INTERVENCIÓN EN CRISIS DEL HEU?

El Hospital Escuela Universitario (HEU) es el único del Distrito Central que cuenta con las salas de emergencias abiertas las 24 horas del día, todos los días del año. A sus instalaciones llegan todo tipo de casos, desde enfermedades hasta víctimas de hechos violentos.

Una emergencia suele generar una tensión que, en el mejor de los casos, se resuelve con un diagnóstico positivo. En otros casos, puede iniciar un proceso de hospitalización y convalecencia, o de duelo si una pérdida humana ocurre.

Desde julio de 2016, el HEU ha integrado en su estructura la Unidad de Intervención en Crisis (UIC), que da respuesta inmediata a esas tensiones. La psicóloga Mireya Hernández está a cargo de la unidad y coordina el trabajo junto a Vivian Ávila, la psiquiatra del principal centro asistencial del país.

“Todos somos vulnerables. Aquí no solamente vemos al paciente que ha sido agredido o que se ha sido accidentado, sino que también vemos como equipo, a la familia. El abordaje es integral, porque esa familia que vino por un hijo herido o lastimosamente fallecido llega con una total crisis y nosotros la manejamos de forma inmediata”, explica Ávila.

Emergencia HEU 01

Trabajo

La UIC nació como una propuesta de Médicos sin Fronteras (MSF) y el proyecto que desarrollan en el HEU. Parte de su trabajo se enfoca en apoyar la creación de capacidades, por lo que una serie de conversaciones permitió su incorporación.

Además, el Posgrado de Psiquiatría del Hospital Mario Mendoza brinda su apoyo con un residente y la Carrera de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) envió a dos estudiantes a realizar su práctica profesional.

En términos generales, cada semana la unidad puede ver a unos 30 pacientes hasta apoyar a familiares que solicitan información de alguien ingresado en las emergencias. Los casos más frecuentes en estos meses han sido las intervenciones en crisis (170), los trastornos de ansiedad (88), los intentos suicidas y casos de estrés (27 cada uno), y depresión (24).

“Les doy los primeros auxilios psicológicos, inmediatamente después que las personas afectadas por un acontecimiento grave entran a la sala. Ese es nuestro objetivo, que si los pacientes o las familias están en crisis, que vengan acá porque normalmente entran en un estrés agudo como reacción inmediata”, explica Hernández.

Posibilidades

Por su carácter universitario, el principal centro asistencial del país tiene posibilidades de recopilar información que podría servir de base para trasladar esta experiencia a otros hospitales y que el componente de salud mental sea visto como parte integral de los servicios de emergencia.

“Es un gran saco, donde también está la violencia. La oportunidad de aprender de esta experiencia es importante para decisiones del gobierno, no solamente para el hospital. Podemos apoyar al gobierno para que dé a la salud mental la prioridad que requiere”, amplía Ávila.

La especialista en psiquiatría reconoce que a nivel mundial los temas de salud mental suelen ser tratados bajo estereotipos y no son priorizados, pero poco a poco se va resaltando su importancia.

Noticias relacionadas:

Comentarios