Conozca la importancia de estos 200 años de historia

La Fiesta del Bicentenario es una conmemoración única.

Este 2021 se celebra el bicentenario de independencia patria, años en los cual se ha buscado separarse del pasado colonial y construir una identidad propia dónde prevalezca la cultura de la nación, pero ¿Qué tanta importancia guardan estos 200 años historia?, a continuación le presentamos las reflexiones brindadas por el historiador y docente universitario Arnulfo Ramírez, en el programa Café Presencia en relación a este tema.

Este año 2021 Honduras junto Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica cumplen 200 años de independencia luego de la transición histórica en 1821, por lo que este acontecimiento se concibe cómo un espacio para la reflexión, fervor y patriotismo.

El Bicentenario de la Independencia es un momento crucial para todas aquellas comunidades que han vivido una relación de dependencia colonial y que han logrado desligarse de dicha condición y mantenerse independientes durante estos siglos.

“Este Bicentenario es un evento único, claro que entorno a esto hay muchas críticas, comentarios y reflexiones; pero desde mi perspectiva como historiador se puede decir que hemos tenido la oportunidad de leer nuevos conocimientos. Yo siempre digo que estamos reaprendiendo mucho de nuestra historia, estamos entendiendo nuevos elementos de esa Centroamérica de ese entonces”, explicó el historiador Ramírez.

Agregó “no solo debemos quedarnos con la visión de que la independencia fue tranquila, pacífica, sino que es un evento casi revolucionario para el momento histórico. Este es el momento idóneo para que los investigadores conozcan más. Creo que se ha fortalecido bastante el acervo cultural en este tema de la independencia”.

En este año se están desarrollando diferentes congresos en materia histórica o literaria cuyo eje central es la independencia, y eso ha servido para reflexionar y aportar en esto.

Recordó que el 15 de septiembre de 1821, la independencia llevada a cabo por los criollos, luego Agustín de Iturbide (Emperador de México) logra unir Centroamérica a México en enero de 1822, pero después hay movimientos para lograr la independencia absoluta de Centroamérica, el 1 de julio de 1823. “Así que en esta ultima fecha celebraremos la independencia absoluta". 

El académico sostuvo que esta fecha debería significar el reconocimiento de la historia cómo tal, cómo aporta la historia a conocernos, y cómo nos ayuda a crear esa conciencia histórica que debe ayudarnos a sentirnos orgullosos de ser centroamericanos. Y es que nadie puede amar lo que no conoce.

“Esto llama a las nuevas generaciones a que se den cuenta que no es la historia que nos contaron, sino que hay otras historias importantes que pueden ayudarnos a entender toda la realidad”, afirmó.

Y aunque esta celebración será diferente dado el marco de la pandemia del COVID-19, el historiador indicó que se ha tenido acceso a diferentes científicos y espacios virtuales, para poder escuchar alguna conferencia o congresos, pero hoy en día los congresos son virtuales y eso beneficia mucho, ahora hay acceso libre para poder entender la historia.  

Antecedentes y contexto

El docente aniversario recordó que el hecho histórico tiene todo un proceso y que por ende no debe verse aislado, sino como un todo con consecuencias y diferentes momentos. La historia es el estudio científico del pasado para comprender y saber hacía donde va el futuro, y ello se aplica tal cuál en el proceso de independencia de Centroamericana.

“El término verdadero, es emancipación y se habla de una celebración, conmemoración, intercambio de investigaciones históricas o cómo se le quiera ver. Ahora bien, no debemos negar que el proceso fue una independencia independientemente si fueron los criollos”, subrayó Ramírez.

Antigua Guatemala (en ese entonces Santiago de Guatemala) se constituye cómo la ciudad emblemática del Bicentenario, una ciudad planificada y muy importante para los españoles dado que allí estaba la sede de la capitanía General de Guatemala, donde estaba la máxima autoridad en América Central en la época colonial.

Esta ciudad fue trazada en 1543 cómo capital del Reino hasta su traslado luego del terremoto ocurrido en 1775. La Ciudad de Antigua es declarada Patrimonio Mundial de la Unesco; es decir que Antigua pertenece al mundo. Antigua, suele recordar a ciudades coloniales como Comayagua y Gracias por su forma de ciudades en cuadrícula.

En la Ciudad de Antigua, también se encontraba un edificio de arquitectura colonial, en cuyo segundo piso habitaba el Capitán General, máxima autoridad de Centroamérica, mientras que en la parte baja de la edificación se encontraban las oficinas donde se tomaban las grandes decisiones de la nación.

En la placa de dicho edificio se lee “Palacio de los Capitanes Generales del Reyno de Goathemala” y refiere que durante 231 años esta ciudad fue la capital de Centroamérica.

Este palacio fue hecho por uno de los más grandes ingenieros de la época de nombre Luis Díaz Navarro, quien también contribuyó para la construcción de la Fortaleza de San Fernando de Omoa.

Durante el recorrido histórico, Ramírez mostró imágenes de espacios como: el Pasaje Avcinema que tuvo que ver en la independencia, ya que en aquel entonces era el lugar donde estaban las casas, ahora es un centro comercial; el Palacio Presidencial, Convento de San Belém, Parque Central de Guatemala y otros espacios importantes.

“Todos estos contextos geográficos nos ayudan a comprender mejor el proceso de independencia, es decir entender mejor todo este engranaje en cuál se lleva a cabo el engranaje”, subrayó el historiador.

Sublevaciones independientes proindependentistas

Sublevación de San Salvador (1811)

Sublevación de León, Nicaragua (1811)

Sublevación de Granada, Nicaragua (1811)

Conspiración de Belém (1814)

Sublevación de San Salvador (1814)

Sublevación de Tontonicapán (1820)

 “Algunos dicen que la independencia fue pacífica, pero no, sino que hubo movimientos previos, se reportaron presos y muertos”, puntualizó el académico.

Papel femenino

En cuanto a la participación femenina, cabe mencionar a Dolores Bedoya de Molina, quién nació de 1783, en Guatemala y falleció en 1853 (a los 70 años). Molina es la más reconocida de las mujeres que animaron la independencia de Guatemala y que acompañaron a los independentistas, (no es la única pero sí es una de las lideresas más importantes). Su esposo era Pedro Molina, y de hecho hay en Centroamérica una casa que reza en honor al “insigne precursor y prócer de la independencia de Centroamérica, paladín de los ideales de libertad y democracia, representante en el Congreso Bolivariano de Panamá en 1826.

“En la actualidad hay una película sobre esta figura, y que ayuda a comprender este proceso”, finalizó.

Para poder ver la entrevista completa puede acceder al siguiente enlace: https://fb.watch/7uokR91Z5p/.

Noticias relacionadas:

Comentarios