Convenio con el Instituto Nacional Demócrata permitirá fortalecer la investigación en temas electorales en el país

Fotografía de archivo: Clarissa Donaire.

Con el propósito de fortalecer los trabajos de investigación científica en temas relacionados a la democracia, seguridad y sobre violencia en los procesos electorales en Honduras por parte del Observatorio Nacional de la Violencia (ONV), del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS), en la última sesión del Consejo Universitario se aprobó la firma del Acuerdo de Pequeña Subvención entre el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI, por sus siglas en inglés) y IUDPAS-UNAH”.

“El NDI es un aliado estratégico con la universidad porque nos permite, no solo para observar, darle seguimiento y demandar que se disminuyan los riesgos electorales y la violencia política, sino que también nos permite la observación del análisis de las elecciones, la investigación con temas que tienen que ver con la democracia y seguridad, a través de nuestra encuesta de percepción ciudadana sobre inseguridad y victimización”, indicó la coordinadora del ONV, Migdonia Ayestas.

Agregó que gracias a este apoyo permanente del NDI, el ONV ha realizado diferentes estudios relacionados con los últimos cuatro procesos electorales, donde se ha identificado la violencia política, como el desarrollo de cada una de las etapas de los procesos democráticos, mediante la observación sistemática, incluyendo las recientes elecciones primarias desarrolladas en el mes de marzo.

“El objetivo primordial es hacer una veeduría en dos departamentos específicos, con el fin de identificar los casos de violencia política electoral a nivel electivo de diputados, alcaldes que se están postulando en los departamentos de Cortés y Copán”, indicó la funcionaria.

Comentó que actualmente el ONV está dándole seguimiento al actuar de los tres principales partidos políticos en Honduras: Partido Nacional, Partido Liberal y el Partido Libertad y Refundación (Libre), de cara a las elecciones generales programadas para noviembre de 2021.

Tres objetivos

“Contamos con tres objetivos específicos: primero vamos a diseñar un método para dar seguimiento a la violencia política para identificar los casos que afectan a los candidatos, a los dirigentes, militantes, simpatizantes y electores de cada uno de los partidos políticos, como a sus familias, porque en Honduras cuando se habla de violencia política también se mandan mensajes a través de esta manera”, indicó la investigadora.

El tercer objetivo es la redacción de un informe sobre los hallazgos y recomendaciones de esta observación para dar a conocer a quiénes han afectado más en los departamentos en mención y en qué nivel electivo. Amplió que estos estudios cuentan con la colaboración de investigadores académicos de los diferentes centros regionales.

Ayestas lamentó que dentro de los actos de violencia política en Honduras se ha identificado la penetración del crimen organizado en los procesos electorales; se ha evidenciado que estos grupos fácticos tratan de coartar a los políticos o a los candidatos para que acepten dinero ilícito como apoyo a sus propias aspiraciones.

“Esto se vuelve un problema cuando los partidos políticos no analizan los perfiles de sus candidatos, pero también en los municipios donde la ciudadanía ha aprendido a ver por quién votar; pero que en los territorios donde las maras, las pandillas, las bandas criminales o los grupos del narcotráfico tratan de afectar los procesos electorales también es importante, porque no solo es la penetración, sino la coartación o las amenazas que se pueden ejercer para que las personas voten por uno u otro candidato o partido de elección popular”, manifestó la coordinadora del ONV.

Noticias relacionadas:

Comentarios