CREAR UN MODELO EDUCATIVO CENTRADO EN EL ESTUDIANTE ES UNO DE LOS GRANDES RETOS DE LAS UNIVERSIDADES EN AMÉRICA LATINA: JOSÉ ALMUIÑAS, DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

La creación de un modelo educativo centrado en los estudiantes, egresar profesionales con un alto compromiso humano, el fortalecimiento de la internacionalización, la investigación científica, robustecer la vinculación de las universidades-sociedad y generar cambios en la política en gestión del conocimiento son parte de los retos que deben superar las universidades en América Latina, explicó hoy el doctor José Luis Almuiñas Rivero, de la Universidad de La Habana, Cuba.

Lo anterior lo dio a conocer en el marco de la conferencia magistral “La educación superior en América Latina: problemática actual y principales desafíos”, evento organizado por el V Seminario Internacional de la Red de Dirección Estratégica en Educación Superior, con el involucramiento de la Vicerrectoría Académica y la Secretaría Ejecutiva de Desarrollo Institucional.

Este magno evento se desarrolló en el auditorio Jesús Aguilar Paz de la Facultad de Química y Farmacia de Ciudad Universitaria, al que asistieron autoridades universitarias, directores de Centros Regionales, docentes y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El conferencista destacó que otros de los grandes retos que enfrentan los sistemas de educación superior en la región es la débil calidad educativa con la que llegan los jóvenes a las universidades, por lo que debe fortalecerse la articulación con el sistema de educación primario y secundario.

Por lo anterior considera que las universidades en América Latina deben dirigir sus esfuerzos no solo en el ingreso de los jóvenes al sistema superior, sino que debe existir un acompañamiento  tanto en su permanencia dentro de las universidades hasta lograr que egresen con capacidades no solo orientadas a suplir las demandas laborales, sino con un alto compromiso humanitario.

“América Latina es una región con poca evolución económica autónoma, es muy dependiente, sus mercados son muy pequeños, es la región del mundo donde hay más desigualdad en la distribución de los ingresos; otro de los rasgos es el atraso industrial, no hay infraestructura técnica científica significativa, hay baja demanda en la mayoría de sus productos con fines exportables, tiene una competitividad limitada por falta de capacidades productivas y por no insertar el conocimiento disponible de innovar; es envidiable el conocimiento de una universidad, pero no se socializa, se desprecia, el conocimiento si no se usa pierde valor”, aseveró.

Debido a los cambios constantes que sufren las sociedades, las universidades no pueden quedarse rezagadas, por lo anterior deben estar en una constante innovación, indicó Almuiñas, tanto en sus rediseños curriculares acordes a las demandas del mercado laboral, enfocado en la actualización de los contenidos de las asignaturas.

Asimismo se debe estar a la vanguardia con la implementación de un nuevo perfil del docente universitario acorde al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), debido a que el perfil del estudiantado ha cambiado significativamente, conocido como la “Generación Y” debido a que una generación que pasa inmersa del uso del Internet, razón por la que debe existir una ruptura del paradigma educativo tradicional utilizando nuevas estrategias de aprendizaje.

Almuiñas es del criterio que en las universidades debe existir un mayor involucramiento de los universitarios en los procesos de investigación científica, el fortalecimiento de los posgrados. Que en los procesos de Vinculación Universidad-Sociedad se debe robustecer con la promoción de la cultura, ampliamente hablando, con la crecación de proyectos de investigación, producción alimentaria, en el sistema de salud convirtiéndose en gestores del conocimiento en pro de la sociedad.

Resaltó que otra de las tendencias es la internacionalización, ya que las universidades no pueden seguir trabajando de manera independiente (aisladas) porque es más difícil enfrentar o darle respuesta a los diferentes problemas. Mencionó que con este proceso de internacionalización las instituciones se adhieren a organizaciones regionales o internacionales, donde impera la colaboración mutua entre universidades fortaleciendo el intercambio académico.

Otro de los retos de las universidades en la región es que luego de un proceso de autoevaluación y acreditación deben mantener la calidad educativa. 

IMG 161IMG 160IMG 159

Noticias relacionadas:

Comentarios