Cronología de la pérdida de la independencia económica

El endeudamiento de Honduras se agudizó en el 2020 ya que el país recurrió a los préstamos con entidades internacionales de crédito para hacerle frente a los compromisos y a los gastos de la pandemia.

Honduras, como los demás cuatro países que conformaron la Federación Centroamericana, conmemoran 200 años de independencia, después de tres siglos de sometimiento por la Corona Española; al bicentenario del hecho histórico la reflexión llama a preguntarse ¿cuándo recuperaremos la independencia económica?

Independencia es sinónimo de libertad, autonomía, emancipación, autodeterminación, el diccionario de Oxford define a la independencia como la condición de territorio que no depende políticamente de otro.

Sin embargo, aunque administrativamente Honduras es libre, soberana e independiente, en lo que se refiere a lo económico no, la deuda externa, según cifras oficiales, casi llega a los 11 mil millones de dólares (265 mil millones de lempiras), lo que nos indica que somos un país altamente endeudado.

Honduras empezó a endeudarse externamente durante la administración del capitán general José María Medina (1871-1875) con bancos ingleses y franceses para la construcción del ferrocarril interoceánico (muchos historiadores definen esta deuda como uno de los primeros actos de corrupción, pues nunca se construyó el proyecto).

En 1911, en el gobierno del presidente Miguel Rafael Dávila Cuéllar, la deuda del país centroamericano ascendía a los 10 millones de dólares, desde ese momento se da inicio a las gestiones en Washington, Estados Unidos, para readecuar mediante un préstamo.

Como resultado de gestiones diplomáticas, la casa financiera estadounidense Pierpont Morgan and Co., ofrece prestar al gobierno de Dávila diez millones de dólares para amortizar la deuda. El acuerdo suscrito es conocido como Convenio Knox-Paredes por el nombre de los representantes norteamericano y hondureño: Philander Knox y Juan Paredes. Fue rechazado por las legislaturas de ambos países. Miguel Dávila renunció a su cargo en 1911.

Entre 1924 y 1929 el presidente Miguel Paz Barahona canceló la deuda con Inglaterra mediante el "Contrato Alcerro-King" celebrado entre su ministro de Hacienda, el doctor Ramón Alcerro Castro y el representante de los tenedores de bonos de Londres Mr. Arthur William King, este tratado beneficiaba enormemente las condiciones del país, con respecto a la deuda internacional.

Mediante Decreto No. 102 de fecha 3 de abril de 1926 deja de ser el dólar estadounidense moneda oficial del país; por consiguiente, el lempira se convierte en moneda oficial de la República de Honduras, ratificando el cambio de dos lempiras por un dólar.

En 1935 la deuda externa de Honduras era de más de 20 millones de dólares, esta deuda fue pagada en su totalidad por el gobernante Tiburcio Carías Andino. En 1954 el gobierno de Juan Manuel Gálvez canceló la deuda externa en su totalidad.

Según la Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa, la deuda era de 50 millones de dólares en 1970. En una década, la deuda creció hasta 560 millones de dólares, aunque aún era asumible si se hubieran mantenido los términos en los que fue contratada.

En los años noventa, la deuda se convirtió en impagable y alcanzó tales proporciones que se convirtió en uno de los principales obstáculos para el progreso. En 2005 la mayor parte de esta deuda fue condonada a la mayoría de países altamente endeudados.

 Honduras contaba en 2007 con una deuda externa (Pública y Privada) de $3,411,957,381 de dólares, en 2014 la deuda externa era de $5,185 millones de dólares. ​Sus reservas internacionales, por otro lado, eran de 3,019 millones de dólares. En octubre de 2014, la deuda externa de Honduras ascendía a 6,729.3 millones de dólares por lo que en menos de una década se había duplicado.

El 11% del presupuesto del gobierno en el 2016 se destinó al pago de la deuda externa (1,200 millones). Según el Banco Central de Honduras (BCH), el país cerró 2020 en 10.849,8 millones de dólares de deuda externa, lo que supone un incremento del 13.9% respecto a 2019.

Honduras recibió en 2020 desembolsos por 3,551,2 millones de dólares, superior en 1,529,1millones a los captados en 2019 (2,022.1 millones), señala el informe del BCH.

El Gobierno de Honduras contrató el año pasado un nuevo endeudamiento por 1,616.2 millones de dólares con acreedores multilaterales y el Banco Central adquirió créditos por 666 millones de dólares.

El servicio de la deuda externa en 2020 alcanzó los 2,639.1 millones de dólares, de los cuales 2.316 millones fueron para el pago de capital y 323.1 millones a intereses y comisiones, indicó el organismo hondureño.

La normativa del país indica que no es recomendable endeudarse por arriba del 45% del Producto Interno Bruto (PIB), no obstante, según expertos, la deuda del país ya rebasó el umbral del 60% y eso indica una pérdida de independencia económica, por lo que Bicentenario nos encontró con el 70% de hondureños en condición de pobreza, y por ahora, no se ven síntomas de recuperar la economía.

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios