CSUCA discute con expertos sobre el impacto de la COVID-19 en la educación superior

Casi 500 personas estuvieron conectadas a la transmisión, escuchando la intervención de los expertos.

El Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) junto a académicos de diversos países discutieron sobre los posibles escenarios futuros de la educación superior ante la pandemia del coronavirus COVID-19, además de los desafíos, las consecuencias y por ende el aprendizaje, producto de la situación que el mundo atraviesa.

Para ello, diversos académicos se reunieron en un webinar para ser partícipes de un enriquecedor debate, entre las personalidades presentes destacaron el secretario general del CSUCA,  Carlos Alvarado, quien fue el moderador, junto a los panelistas invitados, Francisco Tamarit, profesor titular de la Universidad Nacional Autónoma de Córdoba; Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la Educación Superior, UNESCO sede Caracas, Venezuela, y finalmente el rector de la Universidad Campinas de Brasil, Marcelo Knobel.

El objetivo fundamental del encuentro fue promover el análisis y la reflexión sobre la temática planteada y proponer de manera conjunta cambios que hagan posible un mejor futuro para las sociedades.

“La situación ha venido a cambiar la forma de comunicarnos, de producir nuevos conocimientos, formas de pensar y actuar en un mundo cada vez interconectado, sin embargo, toda crisis trae consigo nuevas oportunidades”, dijo Alvarado, secretario general del CSUCA.

Plantearon además que la educación ha tenido que hacer un abrupto cambio hacia la virtualidad, y con ello lidiar con los problemas que eso trae como la falta de conectividad para los estudiantes, falta de contenidos virtuales y catedráticos todavía no preparados para el desafío.

“La educación superior debe continuar siendo un derecho humano, un bien social y una responsabilidad de los Estados”, argumentaba el panelista Tamarit, profesor de la Universidad de Córdoba.

Además, lamentó que la pandemia traerá más pobreza y desigualdad a los países latinoamericanos y quizás hasta mayor desunión de la que se tenía previo a la hecatombe, asimismo planteaba que las universidades jugaran un papel fundamental para la reconstrucción de las sociedades y que su integración es necesaria para ello.

Por otro lado Marcelo Knobel, rector de la Universidad Campinas, valoró la virtualidad al ejemplificar con la transmisión que desarrollaba en ese momento que las herramientas virtuales serán fundamentales en el futuro.

“Ahora tenemos más de 450 personas conectadas, presencialmente con suerte tendríamos 100”, manifestó el rector, respecto a la iniciativa.

Asimismo, comentó a la audiencia sobre las medidas que tomaron en esa universidad brasileña para hacerle frente a la emergencia y mantener vivas las actividades en esa casa de estudios.

Finalmente, Francisco Pedró abordó el impacto global que está teniendo la pandemia en la educación universitaria.

“La crisis nos ha hecho ver cosas que ya sabíamos, pero que no parecían afectarnos, en el siglo 21 el acceso a Internet tiene que ser considerado como un derecho universal”, expuso Pedrò.

Instó a las universidades a no dejar a ningún estudiante atrás, y que ese es un desafío para las casas de estudio. Los expositores coincidieron en que era necesario fortalecer el componente virtual y aprovechar esta realidad para crear nuevos modelos que fortalezcan la educación, asimismo apelaron a la colaboración entre las universidades para articular mejores políticas.

Es importante destacar que la actividad fue apoyada por la plataforma virtual de la UNAH.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios