CURLA firma acuerdo con Socodevi

El representante de Socodevi junto a la directora del CURLA.

Por Eloísa Ayes

El Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA) y la Sociedad de Cooperación para el Desarrollo Internacional (Socodevi) firmaron un acuerdo interinstitucional con el objetivo de coordinar esfuerzos para que los universitarios que han finalizado el plan de estudio de sus respectivas carreras puedan realizar la Práctica Profesional Supervisada en el sector cooperativista del país.

“Socodevi, a través de la implementación del proyecto Canadá-Honduras, de Cadenas de Valor Agroforestales (Cahova), que es una iniciativa de desarrollo socioeconómico que incorpora el concepto de trabajo en sociedad con el sector cooperativo y privado, promueve la participación de jóvenes para abordar el tema del relevo generacional y la creación de espacios para su desarrollo profesional”, explicó Serge Lantagne, representante legal de la organización en Honduras.

Agregó que al desarrollar en el estudiante una actitud humanista y empoderarlo en el conocimiento de la realidad nacional, se contribuye para que sea un ente transformador de la sociedad, logrando con esto el mejoramiento de la condición de vida del hondureño.

Jean Rivera, directora del CURLA, dijo que ambas instituciones tienen como finalidad contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las mujeres, hombres y jóvenes afiliados a empresas asociativas que desarrollan diferentes cadenas de valor de madera-muebles, resina, cacao, café y rambután.

“Entre las acciones y responsabilidades conjuntas será una prioridad establecer cooperación con recursos humanos técnicos y logísticos con el fin de participar en la supervisión de la práctica profesional y nombrar los enlaces institucionales respectivos, quienes serán los responsables de coordinar el proceso”, añadió Rivera.

Por su parte, Socodevi se compromete a brindar apoyo logístico y técnico necesario para el desarrollo de las actividades contempladas en la práctica y cubrir los gastos de alojamiento y alimentación necesarios para sus desplazamientos en las comunidades, de acuerdo a las políticas y normas institucionales, en el cumplimiento de las actividades programadas, entre otros.

El convenio interinstitucional tendrá una duración de tres años a partir de la firma, no obstante, podrá ser terminado por mutuo acuerdo, siempre y cuando medien las comunicaciones escritas entre las partes donde se manifieste la intención de finalizarla y la suscripción del acta respectiva.

Noticias relacionadas:

Comentarios