Datos de suicidio en Honduras reflejan enorme trabajo por hacer en salud mental

Padilla resaltó que la UNAH ha realizado varias investigaciones sobre el tema, mismos que necesitan mayor socialización.

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, Carolina Padilla, experta de la Secretaría de Salud, expuso el tema “Hablemos de suicidio en Honduras”, donde presentó datos preliminares de muertes por suicidio en el país.

El evento fue coordinado por la Facultad de Ciencias Médicas (FCM), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud y la Secretaría de Salud.

En su intervención, Padilla presentó las cifras de suicidio en Honduras, donde la tasa por cada 100 mil habitantes mayores de cinco años para el año 2018 cerró con 5.15 y para el año 2019, la tasa preliminar es de 4.5.

En números, esto refleja que en el país en el año 2018 se reportaron 405 casos de suicidios consumados, mientras que en el 2019 fueron 420, aunque este último dato es mayor que el anterior, la tasa de suicidio baja debido al aumento de la población.

La experta sostuvo que la tasa de suicidios difiere según el género, detalló que estudios existentes revelan que los suicidios en hombres suponen aproximadamente un 79% del total de las muertes autoinfligidas en la región de las Américas.

Y estos estudios se reflejan en Honduras, ya que de los 420 suicidios consumados en el 2019, un 80% (338) fueron hombres y un 20% (82) fueron mujeres, según datos preliminares que maneja la Policía Nacional de Honduras (PNH) a la que la expositora hizo referencia.

Sin embargo, la psicóloga indica que existen mayores intentos recurrentes de suicidio en mujeres, no obstante, son los hombres quienes consuman en menos intentos el acto de suicidio.

En cuanto a la categorización por edades, el mayor rango en el país se encuentra entre las edades de 22 a 29 años, seguido del rango de 30 a 39 años de edad y el tercer grupo de edad lo comprenden jóvenes de 15 a 18 años.

En cuanto a la forma o el método de suicidio, el 51% de los casos en Honduras en el 2019 fue por asfixia por suspensión (ahorcamiento), el 35% por envenenamiento, el tercer lugar lo ocupa el arma de fuego con el 10% y el 2% por lanzamiento al vacío.

Por otra parte, el móvil o contexto de los hechos en la ocurrencia de suicidios, el 50% se dieron por problemas depresivos, el 11% por problemas personales, el 11% por problemas familiares, el 9% por problemas pasionales y el 7% por problemas mentales; el 12% de los casos aún están en investigación.

Padilla enfatizó que la autolesión y los suicidios pueden prevenirse si desde el primer nivel de atención se le ayuda a las personas, de igual manera, llamó a la eliminación del estigma y la discriminación, para no solo salvar vidas individuales, sino que fomentar el bienestar de las familias y las comunidades.

“La prevención del suicidio requiere hacer más esfuerzos y unirnos todos para trabajar en conjunto, porque es un problema multicausal y sería irresponsable de nuestra parte decir que un determinado tema es el causal del suicidio”, concluyó Padilla.

Noticias relacionadas:

Comentarios