Democracia en Honduras, entre la ideología y el abstencionismo

Imagen de archivo.

La Constitución de la República en su artículo 44 establece que el sufragio es un derecho y una función pública del ciudadano, y el artículo 6 de la Ley Electoral y de las organizaciones políticas de Honduras señala que su ejercicio es obligatorio, mediante el voto libre, igualitario, directo y secreto, sin embargo, a apenas un mes de las elecciones generales del próximo 28 de noviembre, parece primar en gran parte de la población habilitada para votar, la incertidumbre sobre si asistir o no a las urnas, y de hacerlo, a quien elegir en los diferentes niveles electivos.

Para otros, mientras tanto, este evento democrático representa la oportunidad de cambiar la realidad del país; tal es el caso de la reciente alianza entre los candidatos presidenciales Xiomara Castro, de Libertad y Refundación (Libre), y Salvador NasraLla, de Salvador de Honduras, frente a las estrategias polÍtico-electorales del histórico bipartidismo y de los partidos minoritarios inscritos y la carencia de verdaderos planes de gobierno.

“Estamos frente a una campaña con estrategias que quieren resaltar más bien la ideología, es decir, izquierda y derecha, en lugar de una verdadera campaña de propuestas, y la mayoría de candidatos y candidatas a puestos de elección popular no han presentado planes de gobierno concretos; algunos plantean una que otra idea, pero no verdaderos planes de gobierno capaces de solventar los problemas del país”, manifestó al respecto Rolando Sierra, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso Honduras).

“Como no tienen propuestas concretas han entrado en una campaña de difamación, en una propaganda sucia para destruir la imagen del otro o de la otra candidata; es una guerra mediática, ideológica, donde incluso están buscando un enemigo eterno de hace 30 0 40 años. Esa propaganda definitivamente no convence a nadie, es una propaganda gastada, muy pero muy conservadora”, acotó el analista político y docente de Departamento de Sociología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Blas Enrique Barahona.

Planes de gobierno

A criterio de Sierra, los planes de gobierno de los diferentes niveles electivos deben enfocarse en el fortalecimiento de la democracia, con propuestas orientadas a fortalecer el Estado de derecho, combatir la corrupción y la impunidad y generar espacios de diálogo y participación democrática. Asimismo, señaló, se le debe dar un rol protagónico a la educación y a la generación de una ciudadanía activa, sobre todo en el contexto de pandemia donde se han reducido las oportunidades y los niveles de pobreza son de casi un 70%, casi igual que Haití.

“Se debe tomar como eje fundamental para el desarrollo, la educación en todos sus niveles y buscar la manera de que el país entre en una senda de crecimiento económico que sea estable y alto, pero también sostenible, y sobre todo que tenga los mecanismos de distribución, porque el principal reto que tiene en Honduras es reducir los altos niveles de pobreza e inequidad”, dijo.

De igual manera consideró que sigue siendo fundamental el tema de seguridad, pues si bien durante el 2020 logró una reducción en la tasa de homicidios, continúa entre los tres países más violentos de América Latina y el más alto de Centroamérica.

Todo lo anterior en función de atacar otros fenómenos como por ejemplo el de la migración forzada de miles y miles de hondureños y hondureñas de todas las edades y que, de acuerdo con diferentes estudios de opinión, representa un verdadero desafío para la clase política.

“Si no presentan verdaderas propuestas que llamen la atención de los electores, lo que vamos a tener en este próximo proceso electoral es lo que ya los estudios de opinión dicen, que pareciera que se va a caracterizar por un alto abstencionismo”, advirtió.

En torno a este último punto resaltó que la ciudadanía debe tomar conciencia sobre la importancia de su voto y ejercerlo con discernimiento, mediante la elección de candidatos que no estén marcados por la corrupción y que tengan un acercamiento real con la población; que en lugar de propuestas clientelistas hagan propuestas reales para resolver los problemas del país.

Barahona, por su parte, hizo referencia a la desafección política que existe en los votantes y las expectativas de la juventud, lo cual a su criterio los llevará de forma masiva a las urnas para castigar a quienes durante años han antepuesto sus intereses personales, familiares y partidarios.

“Solo ejerciendo el derecho al voto es que podemos lograr cambios en nuestro país; de lo contrario seguiremos como estamos, hundidos en la corrupción y con mayor profundización de la pobreza y de los problemas de salud y educación”, concluyó.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios