Desarrollan publicación sobre las barreras que enfrentan las personas en situación de discapacidad en la pandemia del COVID-19

Según los académicos, la pandemia del COVID-19 ha develado las desigualdades a las que se enfrentan los diversos colectivos sociales.

Como una carta al director en la revista científica Rehabilitación, Eddy Paz Maldonado, del Departamento de Pedagogía y Ciencias de la Educación, y Hazaria Flores Girón, del Departamento de Estomatología de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), expusieron sobre las barreras que enfrentan las personas en situación de discapacidad durante la pandemia del COVID-19 en Honduras. Según los académicos, la pandemia del COVID-19 ha develado las desigualdades a las que se enfrentan los diversos colectivos sociales.

De forma inicial, los autores expusieron que habiendo más de 1,000 millones de personas en situación de discapacidad alrededor del globo que se enfrentan a malas condiciones sanitarias, económicas, académicas y altos índices de pobreza, estas corren mayor riesgo de enfermarse a causa del SARS-CoV-2 y se ven afectadas por las actuales medidas establecidas. A estos riesgos se enfrentan las personas en situación de discapacidad en Honduras, uno de los países más desiguales de América Latina según datos de censo del Instituto Nacional de Estadística en el 2013, que informa que hay 261,000 personas en situación de discapacidad en Honduras.

Llegada del COVID-19

Para los expertos, con la llegada del COVID-19 a Honduras se ha intensificado la vulnerabilidad sanitaria dado que los hospitales públicos muchas veces se encuentran en deplorables condiciones donde cada día los contagios van en aumento. Es de recordar que, en abril de 2020, se declaró a Honduras como el país con la tasa más alta de letalidad por COVID-19 en Centroamérica. Asimismo, hubo problemas a la hora de generar estrategias para mitigar los efectos de la pandemia considerando la creación de políticas públicas y mecanismos que pudieran atender de forma inclusiva a las personas en situación de discapacidad.

“Tomando en cuenta que la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Ley de Equidad y Desarrollo Integral para las Personas con Discapacidad establecen que se debe garantizar la accesibilidad, la atención sanitaria y múltiples derechos que posibiliten una mejor calidad de vida. Hasta la fecha, los hospitales públicos no cuentan con instalaciones, insumos y equipos que faciliten dar una rápida respuesta a la población en la actual emergencia sanitaria por COVID-19”, manifestaron los investigadores.

Para ellos, las personas en situación de discapacidad se ven aún más afectadas por la falta de condiciones de acceso y edificaciones que no cuentan con el diseño universal arquitectónico que permita que este colectivo acceda de manera equitativa a los servicios sanitarios. También se señaló que la mayoría de los hospitales públicos carecen de señalizaciones, rampas, pasamanos, parqueos exclusivos, pisos antideslizantes, elevadores, baños adaptados, equipamiento y mobiliario. Las barreras arquitectónicas van en contra de la integridad física y biopsicosocial de las personas en este colectivo.

En cuanto a las campañas de comunicación por parte de los medios de comunicación para informar sobre el COVID-19 y su propagación, los expertos consideran que estas no han sido adaptadas a distintos formatos para llegar al colectivo en situación de discapacidad. Agregado a ello, los protocolos de atención y asistencia médica no han sido socializados en canales alternativos como el internet y llamadas telefónicas. También hay una falta de intérpretes de lengua de señas hondureñas (Lesho) que estén apoyando a la hora de atender a los pacientes. Los académicos manifestaron que puede ocurrir que una barrera que enfrentan las personas en situación de discapacidad es la actitud negativa por parte del personal de salud por la escasa información y el desconocimiento sobre la atención de personas en este colectivo.

“La falta de insumos médicos obliga a las personas en situación de discapacidad a tener que acudir a la mendicidad y a la economía informal para obtener recursos económicos que les permita financiar los tratamientos indicados. Los principales desafíos para disminuir las barreras están relacionados con la implementación de ajustes razonables en los centros hospitalarios para contrarrestar las precarias condiciones actuales. Es urgente desarrollar campañas de sensibilización en todo el país y la aprobación de políticas públicas con una visión inclusiva que garanticen los derechos básicos de este colectivo”, se expuso en la publicación.

Recomendaciones

En cuanto a las recomendaciones para frenar las barreras que enfrentan las personas en situación de discapacidad en Honduras, los expertos manifestaron que es necesario desarrollar campañas de prevención contra el COVID-19 utilizando un lenguaje sencillo y con formatos accesibles. Asimismo, para atender a personas con discapacidad auditiva, se necesita en los hospitales públicos personas intérpretes de Lescho. Agregado a ello, el personal sanitario debe utilizar mascarillas transparentes que faciliten la lectura de los labios.

En cuanto a las instituciones de educación superior en el país, es necesario que incluyan en las mallas curriculares espacios de aprendizaje que preparen a estudiantes del área de salud en la atención de personas en situación de discapacidad. Se deben ejecutar múltiples acciones que involucren a los distintos actores, como a los tomadores de decisiones, las autoridades sanitarias y a la sociedad en general, con el objetivo de disminuir las desigualdades sociales que sufre este colectivo.

Como conclusión, se expuso que es vital implementar diversos mecanismos que permitan disminuir las barreras arquitectónicas, comunicacionales y actitudinales, con el propósito de garantizar el derecho universal a la atención sanitaria de las personas en situación de discapacidad durante la actual pandemia en Honduras. También se deben crear planes de atención que garanticen el derecho a la salud y diseñar plataformas para la recolección de datos de las personas en situación de discapacidad con COVID-19.

Conozca a Eddy Paz Maldonado

Eddy Paz Maldonado es profesor en el Departamento de Pedagogía y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Es licenciado en Pedagogía y Ciencias de la Educación con Orientación en Administración y Planeamiento de la Educación por la UNAH y máster en Educación Especial y Psicopedagogía por la Universidad Católica del Maule, Chile. Sus líneas de investigación están vinculadas a la inclusión educativa, colectivos en condición de vulnerabilidad, atención a la diversidad en la enseñanza superior, justicia social y formación docente para la atención a la diversidad. Tiene experiencia como autor de diversos artículos y revisor de revistas científicas internacionales.

Noticias relacionadas:

Comentarios