Deuda de Honduras rondará el 66.9% del PIB del próximo año: Fosdeh

Incluir a todos los sectores para definir un plan de recuperación económica sugiere Fosdeh.

Alejandro Kafaty, analista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), durante la segunda jornada de la Semana de Economía Agrícola desarrollada por el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA), manifestó que el problema económico actual de Honduras es igual al acumulado de las crisis de los últimos 60 años.

Según las proyecciones del Fosdeh, analizando el comportamiento de los últimos meses, indica que la deuda rondará el 66.9% del Producto Interno Bruto del próximo año, que rondará los 15, 547 millones de dólares.

Bajo todo ese contexto, Fosdeh se dio la tarea de presentar un documento denominado "Elementos de diagnóstico y lineamientos de propuestas para un plan de reconversión económica y social de Honduras, frente al colapso sanitario, político y de corrupción", mismo que fue presentado en septiembre de 2020.

Según Kafaty, el documento puede servir no como un Plan de Gobierno, sino como una herramienta de Estado para corregir todos los problemas de mercado, corregir políticas económicas y fiscales implementadas en el país de manera inequívoca.

akafaty

Alejandro Kafaty, analista del Fosdeh.

De no implementar estas propuestas, el economista advirtió que Honduras estaría a las puertas de una crisis humanitaria, misma que ya se veía venir incluso antes de la pandemia de la COVID-19, ya que las estimaciones indican que 569 mil hondureños quedarán desempleados.

El Fosdeh propone una estrategia de respuesta en 3 prioridades, la primera es contener y reducir la propagación del virus ya que cada día que la pandemia se mantiene, incrementa las necesidades humanas incentivando tensiones sociales preexistentes.

La segunda prioridad es impulsar adecuadas políticas de generación de ingreso familiar y fiscal, que impliquen alivio a los hogares más vulnerables, es decir, aquellos que perdieron sus fuentes de ingresos.

La última prioridad que define el Fosdeh es trascender las medidas de contención y abordar la transformación nacional con una mirada larga, tomando en cuenta que el próximo año será electoral y que Honduras cumplirá su bicentenario de independencia formal de España.

Por lo tanto, en su Plan de Reconversión Económica propone asegurar un clima económico y político sostenible, coordinación de esfuerzos entre gobierno, sectores no gubernamentales y Cooperación Internacional en todas las fases de la respuesta a la crisis actual.

De igual manera, aboga por una adaptación de las políticas y realizar inversiones encaminadas a respaldar la producción agrícola y mantener las cadenas de suministro esenciales, al mismo tiempo, se debe garantizar la protección de las personas más vulnerables.

También pide definir las políticas migratorias para frenar el éxodo masivo de la población, provocado por la falta de empleos, violencia, inseguridad, pobreza, injusticia e impunidad.

La séptima propuesta del Fosdeh es enfrentar realmente la corrupción pública y privada, empezando por rectificar los “beneficios” que le otorga a la impunidad el nuevo Código Penal.

Kafaty hizo hincapié en el último documento presentado por el Fosdeh a la sociedad hondureña junto al Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) donde exponen que en Honduras anualmente se pierden casi 70 mil millones producto de la corrupción.

Al finalizar, expresó que se debe abogar por reformas electorales profundas que definan de una vez por todas los temas de reelección presidencial, equidad de género, segunda vuelta electoral y ciudadanización de las mesas, llamó a invertir en la democracia porque es fundamental para atraer inversión extranjera y desarrollo para el país.

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios