Egresados de Ingeniería en Ciencias Acuícolas del CURLP ganaron becas para estudiar en el extranjero

De izquierda a derecha, Erick Larios, Kaína Alvarado y Marco Osorto.

Tres profesionales de Ingeniería en Ciencias Acuícolas, egresados del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico (CURLP), han sido beneficiados con becas para continuar sus estudios de posgrados en el exterior, así lo dio a conocer la directora de ese centro de estudios, Alina Molina.

“Una carrera que está destacando mucho en el centro es Ingeniería en Ciencias Acuícolas, que es de reciente creación y solo se imparte en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, específicamente en nuestro Centro Regional, y es muy interesante que tres de nuestros egresados realicen estudios de maestría en Brasil, Costa Rica y Nicaragua, respectivamente", informó Molina.

Brasil

Erick

Erick Larios es uno de los beneficiados, quien luego de no haber sido seleccionado en una primera postulación, tiempo después se dio el lujo de rechazar una beca tras haber sido aceptado en dos programas en distintas universidades. “En mi primera postulación, que fue con Erasmus Mundus, no fui aceptado, y luego apliqué al programa de Becas de la Organización de Estados Americanos y a otro directamente con una universidad, y fui aceptado en ambos”, comentó, por lo que tuvo que elegir un solo programa.

Es así como el joven profesional se encuentra cursando la Maestría en Ciencias Marinas Tropicales, en la Universidad Federal de Ceará, Brasil,  y en cuanto a su proyecto de tesis, indicó que se enfocará en realizar secuenciación genómica del virus de la mionecrosis infecciosa en camarones peneidos. 

Con relación a la adaptación en su nuevo hogar, Erick comentó que el idioma fue su principal dificultad y recordó una de sus primeras anécdotas en el país sudamericano: “En el aeropuerto de São Paulo solo hablaban portugués y yo no entendía nada, así que perdí el vuelo por no hablar el idioma”, contó; sin embargo, ese tema ya no es una barrera, “ahora el portugués lo siento tan fácil, este idioma es como el de un niño empezando a hablar el español”, comentó.

Costa Rica

Marco

Al igual que Erick, su colega Marco Osorto también se encuentra estudiando en el exterior gracias a una beca que obtuvo por parte del Servicio Alemán de Intercambio Académico, también conocido por su acrónimo en alemán DAAD, para cursar la Maestría en Conservación y Manejo de Vida Silvestre, en la Universidad Nacional de Costa Rica.

Marco egresó del CURLP en julio del año pasado y en septiembre aplicó a las becas del DAAD, obteniendo los resultados en enero de 2020, y a pesar que tiene la oportunidad de quedarse en Costa Rica investigando, su interés está fijado en Honduras, específicamente en estudiar el Golfo de Fonseca, pues considera que la zona sur del país necesita mucha investigación.

Para este joven, la experiencia de estudiar en el referido país centroamericano es muy gratificante y enriquecedora, ya que en el programa de maestría están matriculados 11 estudiantes, cada uno de un país diferente, y el "poder compartir con otras culturas abre más la mente, y también en estas experiencias uno aprende a ser más independiente y conocer distintos puntos de vista", expresó el joven.   

Nicaragua

Kaina

Una colega más se une a estos futuros másteres y es Kaína Alvarado, quien egresó en 2018 y se dedicó a trabajar aproximadamente dos años, y ahora está lista para cursar la Maestría Regional en Ciencias del Agua con énfasis en Calidad de Agua, a través de una beca que le otorgó el DAAD.

De acuerdo con la profesional, este servicio alemán le brinda la oportunidad de estudiar 1.5 meses en el Centro de Investigación de Recursos Acuáticos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en Managua, y 5 meses de investigación en Alemania. Como proyecto de tesis, señaló que tiene dos propuestas; analizar los factores fisicoquímicos que conllevan a la eutrofización en el Lago de Yojoa, y analizar la calidad del agua del Golfo de Fonseca.

Kaina recordó cómo fue el proceso de aplicación, pues lo hizo en el marco de la pandemia, lo que complicó un poco su situación, sin embargo, su optimismo la mantuvo firme hasta llegar al 1 de octubre cuando, mediante correo, se le confirmó su aceptación al programa de becas, fecha que califica la mejor de su vida, pues durante su proceso formativo en el CURLP trabajó mucho para aplicar a una beca.  

"Desde mi primer año en la universidad me fijé la meta de estudiar una maestría en el extranjero, entonces me dediqué a hacer investigaciones, publicar en revistas indexadas, realizar voluntariado, aprender inglés y laboré un tiempo para adquirir experiencia… Este es el más grande sueño de mi vida, porque siempre he querido traer riqueza intelectual a mi familia y a mi país", detalló la joven.

Noticias relacionadas:

Comentarios