El 61% de las muertes por COVID-19 en Honduras corresponden a adultos mayores

Como ya se había anunciado desde el inicio de la pandemia, la población de la tercera edad tiene más riesgo de enfermarse por COVID-19, y aunque en Honduras, este sector no representa el mayor porcentaje de contagios, sí registra el mayor número de decesos por este virus.

El Observatorio Demográfico Universitario (ODU), a través de su portal de datos demográficos COVID-19, reporta que, hasta la fecha, de las 1,258 muertes en el país, el 61% corresponde al referido sector, es decir que 767 adultos mayores han perdido la batalla contra esta enfermedad.

Por otra parte, el portal de datos demográficos de COVID-19 indica que el 47% de los contagiados corresponden a personas con edades comprendidas entre los 20 y 39 años, y un 19% pertenece a la población adulta mayor. Sin embargo, aunque la tercera edad registra menor número de contagios con relación a los adultos, el porcentaje de letalidad es mayor en estas personas.

El secretario general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la conferencia de prensa correspondiente al 30 de julio, reiteró que los adultos mayores son parte de la población que corren el mayor riesgo ante el COVID-19, especialmente los que viven en instalaciones de cuidados prolongados.   

“En muchos países más del 40% de las muertes por COVID-19 tienen vínculos con estas instalaciones, y estas cifras ascienden hasta casi el 80% en los países más prósperos, por lo que, debido al carácter severo de este tema, la OMS ha publicado un documento informativo para prevenir y gestionar la COVID-19 en las instalaciones de cuidados prolongados”. Este documento enlista una serie de acciones claves que deben tomar los políticos para proteger a los mayores.

Asimismo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, elaboró el documento “COVID-19, recomendaciones generales para la atención a personas mayores desde una perspectiva de derechos humanos”, a través del cual se brindan consejos para la atención de este grupo social, mismos que se pueden aplicar en la casa, la comunidad y las residencias de cuidado de largo plazo.

Por último, las cifras en Honduras indican que los jóvenes y niños son los sectores de la población que menos se han visto afectados por el virus, pero esto no significa que no existan riesgos para ellos, pues los datos del ODU indican que, de 20 decesos, 12 se registraron en recién nacidos y niños, y 8 en personas con edades comprendidas entre 10-19 años.

Al cierre del 29 de julio, en Honduras se reportaban 40,944 contagiados por el virus, de los cuales se han recuperado 5,281 y han fallecido 1,259, mientras que a nivel mundial la cifra de infectados supera los 17 millones de personas, con una cifra de recuperados de 10 millones y 669 mil muertes.  

 

Noticias relacionadas:

Comentarios