El arte, una forma de sobrellevar la pandemia

Fotografía de Mario Tama

La pandemia ha afectado diversos ámbitos de la vida social, y el arte y la cultura no son la excepción. Aunque se ha perdido la oportunidad de disfrutar los eventos artísticos de forma presencial, se han puesto en ejecución nuevas herramientas para la difusión de las obras durante el confinamiento, donde nos podemos reinventar.

“El distanciamiento físico nos ha llevado a alejarnos de estos eventos artísticos, pero eso no significa que no podemos disfrutar de las obras artísticas, es importante no perder esa dimensión artística del ser humano porque le ayuda a reinventarse, y sobre todo en las crisis es importante que el ser humano se pueda reinventar”, expresó el doctor Marco Tinoco, coordinador de la Carrera de Sociología.

El doctor Tinoco comentó que se debe continuar haciendo arte desde casa y desde los mismos barrios, señalando que en países europeos durante el confinamiento la gente desde los balcones canta o comparte baladas musicales, y que al recuperar esas experiencias artísticas podríamos enfrentar de otra forma la pandemia.

Difusión por plataformas virtuales

Aunque las personas no puedan asistir a una presentación o museo, desde la virtualidad pueden disfrutar de la cultura, aunque esto represente un reto para los difusores del arte, por lo que la sociedad hondureña no estaba preparada para manejarse a través de la virtualidad y mientras no se regrese a la presencialidad, los artistas tienen que dar a conocer sus obras a través de las distintas plataformas.

Los centros educativos y de educación superior deben aprovechar que tienen plataformas educativas y a través de estas promover festivales, concursos artísticos de pintura o arte, donde pueda haber una amplia participación de los artistas, de las diversas áreas del arte que den a conocer sus obras.

Asimismo, las experiencias artísticas que se den desde casa deben darse a conocer, ya que aunque seguramente las personas han hecho baile, pinturas, poemas o murales, si no se comparten, la sociedad no se dará cuenta que existen otras formas de enfrentar las crisis y los problemas, ya que no hay una única forma de vivir estas experiencias y se debe utilizar el arte como medio o instrumento para enfrentar la pandemia de manera más positiva.

Daniel Medina, asistente de dirección del Centro de Arte y Cultura (CAC UNAH), expresó que una de las mayores repercusiones que ha tenido la pandemia es el acercamiento propio de la persona con la obra artística, ya que para muchos no es lo mismo ver una obra a través de un medio digital que tener la experiencia viva de acercarse a un lugar específico y en detalle.

Durante el confinamiento, uno de los rubros que ha tenido un repunte son las plataformas de streaming como Netflix o Amazon Prime, pertenecientes a la rama cinematográfica. Sin embargo, no todas ramas ni las manifestaciones culturales se han visto igualmente beneficiadas y con las nuevas tecnologías se están reinventando las otras formas de consumo y acercamiento cultural, replanteando cada una de las estrategias a seguir abriendo los espacios culturales que son fundamentales para las sociedades.

Para Medina, uno de los retos que enfrenta el sector cultural y artístico es el tema de reinventarse, de organizarse y ver una propuesta común del sector ya que es importante trabajar unidos para afrontar con mayor fuerza la crisis que ha afectado tanto a artistas individuales como a centros culturales y museos, y por ello las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se están utilizando para acercar a la población a todos los recursos culturales.

Difusión de arte desde la Academia

“Hemos desarrollado una estrategia de trabajo para reinventarnos en nuestro quehacer de la gestión cultural para poder ofertar a la comunidad universitaria y a todo el público en general una propuesta de agenda cultural”, compartió Medina en cuanto a las acciones del CAC-UNAH para seguir difundiendo el arte en la población.

Como objetivo se plantean actividades encaminadas al bienestar de la población, al disfrute del arte como un elemento de distracción, de placer, pero también como un espacio de sentido crítico y de reflexión. Entre algunas actividades destacan los videos tutoriales, las publicaciones sobre el patrimonio cultural, foro de la danza, del teatro o de la música, foro de la educación artística de las artes visuales con docentes universitarios, y como proyecto la Galería de las Artes, que será un espacio para que la población tenga acceso a conocer la colección de arte que la Universidad ha acumulado desde la época colonial hasta llegar al arte contemporáneo hondureño.

Por otro lado, a raíz de la pandemia han surgido nuevos planteamientos sobre la importancia que el sector artístico se fortalezca y se una para exigir políticas públicas que puedan proteger el quehacer del artista y que puedan dar oportunidades de visibilizar la importancia del arte o la cultura para la formación integral de las personas, ya que esta es una oportunidad para que todos se unan y así visibilizar que la cultura y el arte son importantes, como un eje transversal que no puede faltar para una construcción integral de la sociedad.

“Tuvimos la oportunidad de levantar un censo por parte del Comité de Centros Culturales del sector cultural y artístico, y una de las cosas que se enfatizaba es que los artistas no tienen acceso a una seguridad social que debe ser básico dentro de la sociedad, se ha tercerizado el trabajo de un arista, como trabajo de esta coyuntura es importante visibilizar que existe ese problema y que el Estado debe generar una plataforma más importante para el fortalecimiento artístico y cultural del país”, finalizó Daniel Medina.

Reapertura inteligente

El doctor Tinoco, en cuanto a la nueva normalidad, destacó que, en caso de aún no contar con una vacuna, los centros de entretenimiento deben ir estableciendo sus propios protocolos, por ejemplo, el de no hacer eventos con aglomeración de personas, sino que en pequeños grupos que puedan disfrutar de las obras de arte tomando las medidas de bioseguridad y el distanciamiento físico.

Por su parte Matías Marcos, un español que reside en Madrid, España, expresó a Presencia Universitaria que en su ciudad todavía no hay gente cantando en las calles ni tocando instrumentos, lo que es una actividad bastante común en tiempos normales. En cuanto a las manifestaciones culturales desde los balcones comentó que “fue algo nunca vivido, fue bastante impactante en la población y evidentemente esas notas musicales desde las ventanas y balcones eran bien recibidas aun cuando teníamos un sentimiento de dolor inmenso”, pues a pesar del confinamiento, las personas se han manifestado artísticamente de otras formas.

Asimismo, expresó que se encuentra expectante de poder regresar a los museos, conciertos de música clásica, el teatro, el deporte, para él “todo lo que supone estar vivo y alegre”, y recomienda a los hondureños el cumplimiento estricto de las órdenes de las autoridades competentes en la pandemia, cumpliendo ya ese requisito, apoyar en su totalidad lo artístico, lo cultural, el teatro, la música o los deportes.

A continuación te compartimos la agenda del Centro de Arte y Cultura (CAC-UNAH):

 

agenda cultural 1

 agenda cultural 2

Noticias relacionadas:

Comentarios