El cáncer de mama en 2020 cobró la vida de más de 600,000 mujeres en el mundo

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en mujeres, este asesino silencioso en 2020 cobró la vida de aproximadamente 685 mil mujeres de los 2.3 millones de casos que se reportaron, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo los países pobres donde existe mayor porcentaje de muertes por esta enfermedad.

En el caso específico de América, cada año más de 462,000 mujeres son diagnósticas con cáncer de mama y casi 100,000 mueren, y de continuar la tendencia en los casos, la Organización Panamericana de la Salud prevé que para el 2030 el número de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en el continente aumentará en un 34%.

Con la Iniciativa Mundial contra el Cáncer de Mama, impulsada por la OMS, se busca disminuir un 2.5% anual la tasa de fallecimientos, y de lograrlo, entre 2020 y 2040 se evitaría 2.5 millones de muertes a nivel mundial. Para alcanzar esa meta, el organismo apunta a tres pilares fundamentales: la promoción de la salud para una detección precoz, el diagnóstico oportuno y la gestión integral del cáncer de mama.

Sin embargo, para lograr el objetivo es necesario que los gobiernos inviertan más en sus sistemas de salud, sobre todo en los países pobres, pues de acuerdo con esta organización mundial, “los países con un PIB más bajo, como Haití, Nicaragua y Honduras, presentan una muerte por cada 2.5 casos de cáncer de mama. Mientras que en los Estados Unidos y Canadá -los países con el PIB más alto de la región- se produce una muerte por cada 6.5 casos de cáncer de mama”.

Honduras

De acuerdo la Fundación Hondureña contra el Cáncer de Mama (Funhocam), el riesgo de padecerlo ha incrementado, pues antes las estadísticas reflejan que 1 de cada 13 mujeres podía ser diagnosticadas con esta enfermedad, sin embargo, en la actualidad 1 de cada 8 mujeres hondureñas puede padecerlo.

En cuanto a los registros, la Fundación señala que alrededor de 1,200 nuevos casos se están reportando cada año, los cuales lamentablemente entre el 50% y el 70% son diagnosticado en estadio tardío, lo que incrementa la mortalidad de la enfermedad, sin embargo, detectado a tiempo es curable en el 98% de los casos.

Esta organización sin fines de lucro sostiene que la tasa de mortalidad relativamente alta entre las mujeres latinas puede atribuirse en parte al predominio de bajos logros económicos y educativos, la carencia de seguro médico, la falta de conciencia sobre los riesgos de cáncer de mama y los métodos de detección.

Prevención y síntomas

Aunque muchos expertos sostienen que la edad, el país de origen y una historia familiar de cáncer de mama aumentan el riesgo significativamente, la Sociedad Americana del Cáncer estima que el 75% de los cánceres de mama se presenta en mujeres sin factores conocidos de alto riesgo.

Si bien es cierto, no hay un método para prevenir el cáncer de mama de manera absoluta, pero sí hay medidas que pueden reducir su riesgo, por ejemplo, la lactancia materna prolongada, el ejercicio físico habitual y el control del peso, asimismo es recomendable evitar el consumo perjudicial de alcohol, la exposición al humo de tabaco, el uso prolongado de hormonas y la exposición excesiva a radiación.

Algunos síntomas del cáncer de mama incluyen un nódulo o engrosamiento en el seno, alteración en el tamaño, forma o aspecto de un seno, aparición de hoyuelos, enrojecimiento, grietas u otra alteración en la piel, cambio de aspecto del pezón o la alteración en la piel circundante (areola) y secreción anormal por el pezón.

Asimismo, en Honduras, la incidencia de este tipo de cáncer se registra más en mujeres que se encuentran en el rango de los 40 a 60 años, sin embargo, el llamado de siempre es someterse a una evaluación preventiva periódicamente.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios