El CEETI-UNAH, un espacio donde miles de personas han recibido educación no formal

Nelly Rodríguez junto al embajador de la India, Sajeev Babu Kurup.

Como un portal, en un espacio casi escondido en el primer piso del edificio de la Facultad de Ingeniería, se encuentra el Centro de Excelencia para la Educación en Tecnologías de la Información (CEETI), el cual, por 13 años ha brindado un sinnúmero de cursos de tecnología e idioma a docentes, estudiantes y sociedad hondureña bajo la dirección y la gestión de Nelly Rodríguez, hasta el momento de su jubilación.

El CEETI se creó en el 2008 como un convenio entre el Consejo Hondureño de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cohcit), por medio de la Secretaría de Relaciones Internacionales y la Facultad de Ingeniería con la cooperación de la India, la responsabilidad de dirigirlo recayó en Nelly Rodríguez, a quien la avalaba su experiencia docente en Tecnologías de la Información y la Comunicación y en el área administrativa.

Rodríguez fue docente por hora por más de 17 años en la Carrera de Informática Administrativa y directora por 6 años del Sistema Bibliotecario, antes de ello, laboró como jefa de servicios al público de la Biblioteca por más de 13 años.

De la misma manera, la exdirectora del CEETI se desempeñó como operadora de computadoras y analista programadora en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La visión del CEETI de incrementar la calidad profesional en distintas áreas, ampliar los conocimientos en tecnologías de la información, disminuir la brecha digital y eliminar las barreras lingüísticas fue superada con creses por la gestión de Rodríguez.

Cabe resaltar que desde su creación, el gobierno de la India dispuso apoyar además del equipo y tecnología con dos ingenieros instructores originarios del país asiático, al culminar su estadía en Honduras, Rodríguez se vio obligada a buscar alternativas para ocupar esos espacios, los cuales fueron superados por expertos voluntarios.

Ocho años después de brindar capacitaciones no formales o extracurriculares para todo público como parte de la Vinculación Universidad-Sociedad, el embajador de la India, Sajeev Babu Kurup, visitó el CEETI en el año 2016 con el objetivo de constatar su funcionamiento, visita que Rodríguez aprovechó para presentarle por medio de la Vicerrectoría de Asuntos Internacionales, el proyecto de actualización de equipo tecnológico, 4 meses más tarde, la respuesta fue favorable, el Gobierno de la India envió 50 computadoras de escritorio, 4 laptop, 1 fotocopiadora, 1 fuente de energía eléctrica, 3 data show, 50 fuentes de poder, equipo valorado en dos millones de lempiras.

Hasta el año 2020, los registros de capacitación del CEETI a estudiantes, docentes y sociedad hondureña superaban 60 mil beneficiarios en diferentes cursos de tecnología, idiomas, diseño e información.

“Lo que yo deseo es que el CEETI permanezca y siga apoyando a toda la juventud y a toda la comunidad universitaria y público en general con su labor tan loable”, dijo Rodríguez, cuyo trabajo silencioso no solo se quedó en el conocimiento de sus beneficiarios, también en el corazón de muchos.

Comentarios

“Desde que empecé mi carrera hasta finalizar estuve en cursos en el CEETI, y les agradezco por todo el conocimiento brindado durante todos los años; cursos como Excel, Autocad, Inglés y Programación me han ayudado a expandir mis oportunidades laborales”, escribió Álvaro Flores.

Helen Hernández Cerrato afirmó que “el CEETI hace una excelente labor, no solamente con los estudiantes universitarios, sino con toda la población, me tocó ser compañera de adultos mayores, quienes aprendieron a usar computadoras gracias a este programa se abren nuevas oportunidades… espero que puedan recibir todo el apoyo para seguir adelante”.

“Es de bien nacido ser agradecido y ustedes -CEETI- han hecho tanto por miles de personas no solo universitarios, sino por todos los que tengan deseos de saber un poco más, son los mejores”, escribió Mar Cris.

Cabe resaltar que en un post de CEETI-UNAH en Facebook, hasta la fecha más de 258 beneficiarios dejaron sus comentario, de ellos, todos positivos, pidiendo para que este importante espacio de educación no formal perdure por el bien de la comunidad universitaria y de la sociedad hondureña.

Noticias relacionadas:

Comentarios