El Escudo Nacional, una muestra de riquezas y un símbolo de la libertad

El Escudo Nacional de Honduras se encuentra ligado a nuestra historia, contando la leyenda del cacique Lempira y mostrando el esfuerzo de los hondureños en el desarrollo de su trabajo, paz integridad y justicia.

Honduras contó por primera vez con un escudo nacional en 1825, emitido por decreto el 3 de octubre de ese año por el primer jefe de Estado, Dionisio de Herrera, prócer nacional, el mismo representa las riquezas naturales, los recursos como la minería y la abundancia.

“Es el segundo símbolo más importante porque nos identifica fuera de nuestras fronteras y es parte del acervo cultural de las naciones, de la construcción de un Estado República”, expresó Marvin Rivas, docente e historiador de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

El Escudo de Honduras tiene en la parte superior una aljaba llena de flechas que representan la vida de los guerreros indígenas y que muestra la lucha que sufrieron los pueblos al pelear con los españoles en tiempos de la conquista; el gorro frigio donde se encuentran las flechas representa la Revolución Francesa, cuando por fin logró su anhelada libertad y se instituyeron los 3 derechos del hombre: libertad, igualdad y fraternidad.

Una vez que Centroamérica se separó políticamente de España, las diferentes naciones crearon su escudo, pero obtuvo modificaciones y el 7 de mayo de 1862 fue donde se cambió su leyenda “República de Honduras, libre soberana e independiente. 15 de septiembre de 1821”, en donde además se incluyeron 3 árboles de cada lado, tanto de roble como de pino.

Otra modificación surgió en 1953 en el período de Tiburcio Carías Andino, en donde por imitación se incluyeron las flechas de  la población indígena en el gorro frigio y se omite la casa presidencial y la palmera que antes figuraban en él, es así como se encuentra actualmente.

Elementos del Escudo

Ajaba llena de flechas. En la parte superior del Escudo representa a la población indígena del país y la vida guerrera de los indios. Sirve para mantener vivo por siempre el recuerdo del Cacique Lempira.

Cuernos de la abundancia. Los dos cuernos de la abundancia están unidos por un fuerte lazo y penden de la aljaba. Están llenos de frutas y flores simbolizando la enorme riqueza vegetal de Honduras.

El cielo azul. Simboliza el limpio firmamento que a diario vemos los hondureños. Representa la grandeza de Dios, bajo cuyo amparo nos mantenemos puros en nuestros ideales y firmes nuestros propósitos.

El triángulo equilátero. En la parte central del óvalo aparece un triángulo equilátero que significa la perfecta igualdad de los hondureños ante la ley: todos gozamos de los mismos derechos y todos tenemos los mismos deberes.

El volcán. Localizado entre dos castillos, nos recuerda que él perteneció al grupo de los 5 volcanes que figuraban en la base del triángulo equilátero del Escudo Federal de las Provincias Unidas de Centroamérica.

Los castillos. Uno situado en la costa Atlántica y el otro en la costa del Golfo de Fonseca (Golfo de Fonseca), simbolizan las murallas en las que se pusieron a prueba la fuerza y el valor indomable de los aborígenes, ante cuyas paredes se estrelló en muchas ocasiones la furia de los conquistadores españoles.

El sol naciente. Situado debajo del arcoíris,  esparce luz e ilumina el horizonte, haciendo resaltar la belleza del país. El sol naciente simboliza la libertad, el amor a la Patria y la esperanza.

El arcoíris. Sobre el sol naciente, simboliza la paz, la unión de la familia hondureña y la exaltación de sus ideales.

Los dos mares. El mar que baña el terreno sobre el cual descansa el triángulo equilátero representa los océanos Atlántico y Pacífico. Simboliza la ruta que siguió Cristóbal Colón para llegar a esta bendita tierra en 1502.

El ovalo. Simboliza el receptáculo o sitio exclusivo donde se guardará la fecha especial de la emancipación política del país. La leyenda escrita en letras doradas en el contorno del óvalo es la siguiente: REPÚBLICA DE HONDURAS, LIBRE, SOBERANA E INDEPENDIENTE, 15 de Septiembre de 1821

Los árboles. Los árboles que están a cada lado del Escudo Nacional; tres de roble a la derecha y tres de pino a la izquierda. Simbolizan la enorme riqueza de recursos naturales que posee el país.

La cordillera de montañas: Sobre ella descansa el óvalo y simboliza lo montañoso que es territorio y la variedad del clima hondureño.

Las minas y las herramientas. Nos indican que Honduras posee en sus entrañas grandes riquezas de metales preciosos como ser oro y plata.

Noticias relacionadas:

Comentarios