El futuro de la educación pospandemia será híbrida: rector Herrera Alvarado

La UNAH fortaleció su plataforma virtual durante la pandemia para seguir brindando educación de calidad.

El futuro de la educación pospandemia ya no solo será presencial, sino híbrida (combinación entre lo presencial y virtual), proyectó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Francisco J. Herrera Alvarado, presidente del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) en su ponencia “El rol de las universidades en el desarrollo y la integración regional de los países centroamericanos”, durante el IX Congreso Universitario Centroamericano.

De manera paradójica, Herrera Alvarado manifestó que la pandemia ha permitido mayor cercanía entre académicos de la región y eso gracias a la virtualidad, ventaja que se debe aprovechar para seguir fomentando los lazos de integración y cooperación académica y científica entre universidades.

El académico aseguró que las universidades tendrán este proceso híbrido de manera permanente, proceso positivo generado por la pandemia la cual obligó migrar a la virtualidad de manera inmediata, aplicando las tecnologías de la comunicación a la educación superior.

No obstante, el presidente del CSUCA planteó que luego de la pandemia se reforzará el tema pedagógico en la virtualidad para brindar a los estudiantes una educación virtual eficaz y de calidad.

En cuanto al rol de las universidades en el desarrollo y la integración regional de los países centroamericanos, Herrera Alvarado expresó que para poder tener ese rol protagónico en el desarrollo de la integración centroamericana es preciso volver a los cimientos de 1948, donde quedó subrayado el concepto de autonomía universitaria, “haciendo uso de esa autonomía y de nuestro rol constitucional, la UNAH ha publicado sus puntos de vista muy cruciales en los cuales pretendemos orientar a la sociedad sobre algunas decisiones que se toman en el ámbito nacional”.

“Debemos velar por tener vigente esa voz vigorosa y fuerte que pueda señalar en todo momento las dificultades que nuestros países tienen y las situaciones que les aquejan, con opiniones científicas, objetivas y patrióticas, lejos de los sentimientos políticos, para brindar soluciones y vías que permitan al país caminar a pasos más equilibrados”, recalcó Herrera Alvarado.

Recordó que hace 16 años en un evento similar en Guatemala se definieron las 16 áreas prioritarias estratégicas para los siguientes 10 años y todavía siguen vigentes porque se definió la identidad y multiculturalidad, el liderazgo en la resolución de problemas, la relación entre la sociedad y el Estado y es en esta última que “nosotros podemos hacer una alta incidencia en relación al desarrollo y la integración de nuestros países, además del mejoramiento de los sistemas educativos de la región con mayor cobertura, con más calidad y equidad”.

Para lograr esos objetivos es necesario que los estados continúen financiando de manera vigorosa la educación superior para consolidar las bases del conocimiento de los jóvenes centroamericanos que van a conducir la región en lo que queda del siglo XXI.

Noticias relacionadas:

Comentarios