EL FUTURO DE LA EDUCACIÓN

Imagine el mundo unos veinte años a futuro, es decir en el 2037, en esta época la mayoría de los estudiantes universitarios ni siquiera han nacido o acaban de nacer. Describir el futuro es una tarea imposible tanto por sus connotaciones sociales como por los múltiples escenarios que pueden influir en él, sin embargo muchos expertos han determinado que el futuro de la educación tiene que ver con la inclusión de nuevas tecnologías, con aulas virtuales más parecidas a naves espaciales que las tradicionales salas, se contará con nuevos espacios de aprendizaje y seguramente la educación será más individualizada mediante programas de seguimiento que permitan adaptar los contenidos a cada individuo.

Esta realidad también implica una educación virtual que cada vez se hace más popular en los centros de educación superior, como la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde este sistema se está popularizando cada día entre los estudiantes que tienen la opción de cursar clases generales como Español, Historia de Honduras o Sociología. La ventaja de recurrir a estas clases beneficia tanto a las instituciones como a los estudiantes, que pueden recibir las clases desde la comodidad de las casas.

Recibir clases de forma virtual no es algo nuevo, ya que desde hace algún tiempo su popularidad se ha extendido a todos los niveles, para el caso en Estados Unidos, el 83% de las personas que estaban interesadas en una educación continua tomó un curso en línea. En países latinoamericanos existió una mayor demanda, un ejemplo es Colombia, cuya demanda creció en 500% en cinco años; y en Honduras, plataformas de e-learning como las que desarrolla el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) son extremadamente atractivas para profesionales con poco tiempo para su formación.

Dadas las connotaciones de este sistema de educación, se vuelve comprensible que las empresas utilicen esta práctica como su segundo método de entrenamiento. De acuerdo a Fortune 500, cerca del 42% de las empresas lo utilizan. A nivel regional, el crecimiento de su uso se manifiesta en el mercado asiático, siguiéndole el Medio Oriente y luego Europa Occidental, este desarrollo se explica con mejores conexiones de Internet y la creación de espacios de aprendizaje para una demanda que sería insuficiente en espacios físicos.

En tal contexto, se estima que el 46% de los estudiantes universitarios están tomando al menos un curso en línea, estadísticas que vendrán en aumento para el 2019. Ese incremento se refleja también en la oferta de la UNAH, que cada vez es más común, e incluso de eficiencia al finalizar las carreras, que ha permitido la graduación de estudiantes de Pedagogía en la modalidad virtual, reflejando ciertamente el futuro de la educación. 

Noticias relacionadas:

Comentarios