¿Qué provoca el gas lacrimógeno en tu cuerpo?

Protesta en las afueras de la UNAH (Foto: Gustavo Quezada).

Sensación de hormigueo en el cuerpo, dificultad para respirar, irritación instantánea de los ojos, la nariz, la boca y la piel son solo algunos de los efectos del gas lacrimógeno en el cuerpo, pero ¿cuál es el impacto real que tiene en nuestro organismo?.

El gas lacrimógeno es un tipo de arma química que pese a su prohibición de uso desde 1993 por la Convención de Ginebra, múltiples países alrededor del mundo continúan utilizándolo para disuadir las manifestaciones o protestas de civiles.

“Los efectos de exponerse duran alrededor de 30 minutos para una persona que se aleje inmediatamente de la zona de exposición, aunque nosotros le llamamos gas lacrimógeno, en realidad son partículas sólidas muy finas que no podemos ver”, explica el doctor Carlos Roque, experto en Toxicología del Centro Toxicológico (Centox), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En la zona de exposición, luego de lanzado el gas, hay una dinámica de las partículas que alcanzan concentraciones de hasta 5,000 miligramos por metro cúbico, una persona que se encuentre expuesta por mucho tiempo a esta situación puede sufrir efectos severos.

“Lo correcto es retirarse inmediatamente de la zona de detonación”, sugiere Roque, quien también comenta que el vinagre utilizado puede neutralizar el uso de CS (nombre que se da también al gas lacrimógeno), pero no da una protección permanente, asimismo las mascarillas clínicas no tienen ninguna funcionalidad por la gran cantidad de componentes en el aire.

Espacios cerrados y larga exposición

Exposiciones prolongadas en espacios reducidos pueden ser altamente peligrosos para la salud de las personas, pues existe una mayor concentración de esta combinación de químicos, evitando que se dispersen en el ambiente.

Algo similar ocurrió esta semana cuando agentes de seguridad del Estado lanzaron gas lacrimógeno dentro de una unidad de transporte público en la que se transportaban estudiantes de UNAH- VS, y que cubre la ruta de San Pedro Sula-El Progreso, al norte del país. En los videos que circularon en redes sociales se vio la grave exposición a la que se vieron sometidos los estudiantes.

Y si se preguntaban si estar expuestos constantemente al gas vuelve a las personas inmunes, el toxicólogo afirma que es totalmente falso.

“Este gas no genera resistencia, es decir que si el individuo se está exponiendo en reiteradas ocasiones, no se hará más resistente, al contrario”, aclara el experto, además señala que las personas que sufren asma pueden padecer consecuencias graves.

Hasta el momento se desconocen los efectos a largo plazo que provoca este gas, que curiosamente ha sido prohibido en los campos de guerra, sin embargo es utilizado en protestas civiles.

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios