El Manzanal, comunidad intervenida con estrategias para la prevención de violencia por alumnos de Psicología Comunitaria

Cada actividad de la metodología replicada por los y las alumnas junto a la comunidad formó a la población en reconocer los tipos de violencia como ser la física, sexual, emocional-psicológica y verbal

Autores: Martha Carolina Escobar, Paulo José Osorio y Stephanía Ramos Valdivia

Trabajar en ambientes controlados como clínicas privadas, oficinas administrativas incluso hospitales públicos se hace con responsabilidad, ética y cuidado profesional para no faltar a las normas de las instituciones y menos a las personas con las que se colabora con el trabajo realizado.

Se sabe que el lugar de trabajo no siempre es un ambiente controlado, que existe el trabajo de campo vinculado a las necesidades sociales de un determinado contexto teniendo implícito que dicha actividad laboral se realiza en comunidad y para la comunidad, desde esta acción los efectos que pueden detonar en consecuencias son innumerables por lo que la responsabilidad, el compromiso, la ética, el respeto, la tolerancia y el cuidado profesional se aumenta para los colaboradores que desarrollan el trabajo.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, a través de la Escuela de Ciencias Psicológicas, presenta el beneficio para sus estudiantes de cursar la clase de Psicología Comunitaria con un componente práctico de intervenir comunidades en riesgo social, por medio de esta metodología el aprendizaje de los y las estudiantes se enriquece al comprender el campo de trabajo de la psicología social comunitaria y las respuestas que debe dar cada intervención en el contexto de la comunidad.

La asignatura desarrolla capacidades teóricas que puedan aplicarse en la comunidad intervenida, pero sobre todo el aprendizaje otorgado es saber cómo intervenir una comunidad, trabajar con ella y para ella validando cada elemento que puede potenciar el desarrollo social de la población intervenida. Con esto también la UNAH mantiene su excelencia en los proyectos de vinculación con la sociedad dando respuestas eficaces y eficientes a las comunidades vulneradas en derechos que tiene Honduras.

Las y los alumnos de la asignatura Psicología Comunitaria del segundo período académico de la Escuela de Ciencias Psicológicas en UNAH-CU intervinieron la comunidad El Manzanal, ubicada en Comayagüela, con características periurbanas, en cuatro momentos de acción se trabajó con las unidades familiares de la comunidad con las Metodologías para la Prevención de Violencia en Comunidades (acreditadas por la cooperación alemana y abaladas por el Gobierno de Honduras), ingeniadas por docentes de la Escuela de Ciencias Psicológicas en UNAH-CU.

Se logra implementar estas estrategias en la currícula de la asignatura porque cumplen con el objetivo de la psicología comunitaria que para (Montero, 2004, pág. 32) es:

En 1982 definí por primera vez la psicología comunitaria (la definición fue repetida en 1984) como la rama de la psicología cuyo objetivo es el estudio de los factores psicosociales que permiten desarrollar, fomentar y mantener el control y poder que los individuos pueden ejercer sobre su ambiente individual y social para solucionar problemas que los aquejen y lograr cambios en esos ambientes y en la estructura social.

Basándose en la definición de la autora citada en el párrafo anterior es que se concluye que las Estrategias para la Prevención de Violencia en Comunidades es un instrumento que apoya a las intervenciones que los y las alumnas han de realizar en las acciones de trabajo de campo con la comunidad porque con estas se psicoeduca a la población (de toda edad y sexo) para que desarrolle un cambio en el contexto social en el que evoluciona, este cambio es la identificación de violencia y prevención de la misma en todas las unidades familiares de El Manzanal estructurando nuevas dinámicas de convivencia social en la comunidad y fomentando patrones de comportamiento libres de violencia.

Para desarrollar las intervenciones, las y los alumnos fueron capacitados y certificados por parte de las docentes promotoras de las estrategias con la finalidad de hacer un trabajo acreditado y científico en la comunidad, posteriormente el primer contacto con la comunidad ofreció información real del contexto comunal, de sus factores de riesgo y protección, del desarrollo y compromiso comunitario para desarrollarse y con esto se hace el diagnóstico comunitario participativo que es la base donde se contextualizó cada estrategia con la que se hizo la intervención en las unidades familiares de la comunidad.

Es importante hacer notar que “la prevalencia y aparición de las alteraciones de salud mental son el resultado de múltiples factores sociales, culturales, económicos y ambientales”. (Londoño y otros, 2010, pág. 60). Estos factores de que hablan los y las autoras pueden ser de riesgo y protección en una comunidad, por ello los y las alumnas al concluir el diagnóstico comunitario participativo adecuaron las estrategias de intervención para potenciar los factores protectores en la comunidad que disminuyen la consecuencia de tener a la violencia como psicopatología en la población, de este modo se cumple el objetivo de la psicología comunitaria que trabaja junto con el contexto comunal para desarrollar el mismo con los recursos que tiene.

Las estrategias que se trabajaron en la intervención son: Prácticas de Restauración Emocional, Hombres que Impulsan el Cambio y Mundo Joven, ahora se abordará cómo se intervino con cada metodología.

Los y las alumnas al desarrollar en las unidades familiares de la comunidad la intervención con Prácticas de Restauración Emocional prepararon la apertura de emociones con la familia logrando establecer empatía con cada miembro del hogar intervenido, con esto se procedió a trabajar la enseñanza del manejo de los sentimientos, pensamientos y emociones desde los niños hasta los adultos, la importancia de esta estrategia se logró al expresar el daño emocional que ha causado los desalojos en la comunidad, al identificar este factor estresante desde hace varios años en la población era la primera acción en la que se debía potenciar una ayuda psicológica en cada familia de El Manzanal, el trabajo de validar el daño sufrido a las emociones de cada persona permitió a las y los alumnos psicoeducar en la comprensión de emociones y expresión de las mismas en grupo como medio de apoyo comunitario y no individualizarlas o minimizar las de otros.

La importancia de iniciar con rigor científico cada acción de la estrategia permitió a los y las alumnas conocer a profundidad la unidad familiar que intervenía y trabajar con ella para desarrollar medios de afrontamiento al estrés, así como ganar confianza con cada miembro del hogar para abordar temas tabúes o de violencia intrafamiliar. Solo con el diagnóstico comunitario participativo se pudieron dar cuenta los y las alumnas que intervenir con esta metodología en primer lugar sería la llave de apertura al candado que presenta la comunidad.

Prácticas de Restauración Emocional les deja una psicoeducación valiosa para trabajar en grupo el manejo de emociones ante situaciones de conflicto en la comunidad y esto da como resultado pobladores sensibles ante las necesidades de otros vecinos, también aumenta el compromiso emocional de trabajar para el desarrollo de la comunidad, los y las alumnas adecuaron con calidad la estrategia obteniendo un impacto social.

Hombres que Impulsan el Cambio es una estrategia que aborda los temas para construir nuevas masculinidades en los contextos que se trabaja la actividad con el fin de prevenir violencia según ([INAMU], [UNAH], [SICA], & [giz], 2009, pág. 7):

Su objetivo básico es brindar herramientas para capacitar a funcionarios y funcionarias de instituciones públicas en materia de masculinidad y violencia con el fin de que, posteriormente, repliquen esta misma capacitación con hombres y jóvenes. En este sentido se busca brindar instrumentos metodológicos para el desarrollo de capacidades en materia de prevención de la violencia masculina y promoción del crecimiento personal.

Cumplir el objetivo que plantea la estrategia de Hombres que Impulsan el Cambio para los y las alumnas de comunitaria evidenció un desafío en la adecuación del mismo para trabajar con cada unidad familiar intervenida pues abordar el tema de violencias masculinas en un contexto marcado por el machismo era un reto, sin embargo cuando se hace la intervención en la comunidad el trabajo fue eficaz porque la población había naturalizado compartir con los y las alumnas temas familiares de conflicto y el reto se convirtió en la oportunidad de fortalecer los factores de protección en las familias que no evidenciaban violencia masculina, reconocer y disminuir los factores de riesgo que presentan las familias con violencia masculina para trabajar en colectivo en la eliminación de violencia en la comunidad.

Cada actividad de la metodología replicada por los y las alumnas junto a la comunidad formo a la población en reconocer los tipos de violencia como ser la física, sexual, emocional-psicológica y verbal, del mismo modo en como al tener comunidades donde prevalecen actos de violencia intrafamiliar crea un círculo que repite los mismos actos por las nuevas generaciones y esto presenta la consecuencia de disminuir el desarrollo comunal por lo que es necesario comprometerse con el cambio personal para detener actos violentos y prevenirlos es la solución al atraso que estos tienen como efecto. Las unidades familiares de la comunidad al trabajar con los y las alumnas  esta estrategia acepto el compromiso de prevenir la violencia masculina y actuar colectivamente cuando estos hechos dañen a la población de su contexto.

Mundo Joven es un programa que responde a las necesidades de país, revisando las estadísticas de las problemáticas que están involucrados en las poblaciones adolescentes, la metodología se desarrolla con intervenciones activos y participativos donde el adolescente adquiere la información de su propia etapa evolutiva, logrando comprender los diferentes cambios por los cuales atravesará. (Vindel, Hernández, [UNAH], [giz], & [SICA], 2018, pág. 5)

Los y las alumnas lograron, con la intervención de Mundo Joven, la compleja experiencia adolescente trabajar en la unidad familiar en dos dimensiones, la primera educar y formar jóvenes y adolescentes informados de su etapa evolutiva con la finalidad de empoderarlos de conocimiento sobre los cambios complejos que atraviesan desde lo físico, cognitivo hasta lo social y moral para  que sean ellos mismos los que al pasar por dichos cambios logren tomar decisiones prudentes e importantes para el desarrollo personal con efecto en la comunidad que fortalezca el desarrollo de la misma, es decir crear conciencia en los y las adolescentes de El Manzanal que su etapa evolutiva es relevante para la vida presente y futura, pero que a pesar de dicha evolución es prioritario trabajar en su propia educación como acción para prevenir la violencia en su contexto porque al final la estrategia les forma en el aprendizaje de que adolescentes educados son agentes de cambio y progreso colectivo.

La segunda dimensión que trabajaron las y los alumnos en las unidades familiares de la comunidad con la estrategia Mundo Joven es la compleja experiencia adolescente fue realizar la escuela para padres con el conocimiento de la etapa evolutiva de los y las adolescentes que tienen en su hogar con el objetivo de que sea la familia el medio idóneo para que una vez psicoeducados los y las jóvenes en ella puede revisarse y fomentarse las acciones de cambio que realiza cada adolescente en la comunidad para prevención de violencia.

Los y las alumnas en toda la intervención con esta metodología revelaron la importancia de la toma de decisiones y el autoconcepto para lograr desarrollar adolescentes capaces de actuar ante los conflictos y de transformar los mismos en oportunidades de progreso y esto porque:

La importancia de la autoestima en la vida de los adolescentes es vital porque es un determinante del comportamiento de los mismos en diferentes ámbitos donde se desenvuelven, asimismo la calidad de vida esta notablemente influida por la forma como cada persona se percibe y se valora, por ello, el propósito de este módulo es fortalecer la autoestima en los adolescentes mediante estrategias de abordaje personal prácticas. (Vindel, Hernández, [UNAH], [giz], & [SICA], 2018, pág. 47).

Es de relevancia reconocer que cada acción que se realice en comunidades con conflictos o riesgos sociales desde la academia genera ciencia capaz de responder a las necesidades de dicho contexto y que estas mismas se pueden adecuar para trabajar junto con las comunidades en pro de fortalecer los recursos con los que cuenta y desarrollar nuevos cambios. Por eso insertar a los y las estudiantes de la Escuela de Ciencias Psicológicas con la práctica en la comunidad hace eficaz el trabajo de producir ciencia que expanda el progreso de los contextos vulnerados en derechos, como lo explica (Echeverri-Gallo, 2018, pág. 572):

Las universidades reconocen la necesidad de enfrentar al estudiante con los problemas concretos de su profesión, y, por ello, casi todos los planes de estudio han incorporado diversas modalidades de práctica, en las que se requiere desplegar los conocimientos, las habilidades y las destrezas adquiridas durante la formación.

En este sentido expuesto por la autora antes citada, el efecto que genera la práctica de alumnos y alumnas de la asignatura de Psicología Comunitaria del segundo período académico de la Escuela de Ciencias Psicológicas de la UNAH-CU fomenta el desarrollo en las comunidades y fortalece a las mismas con rigor científico, también el estudiante aprende de la comunidad creando habilidades que con la teoría son limitadas.

Las intervenciones psicoeducativas que ha realizado cada estudiante en las unidades familiares de la comunidad de El Manzanal cumpliendo los objetivos planteados y respondiendo con calidad a los desafíos del trabajo de campo han sido aprovechadas con eficacia por la población comunal y son beneficio para el progreso del contexto intervenido, esta práctica realizada por los y las alumnas da seguimiento al objetivo de la psicología social comunitaria e innova científicamente para dar respuestas viables a la sociedad hondureña.  

Bibliografía

[INAMU], I. N., [UNAH], U. N., [SICA], S. d., & [giz], C. A. (2009). Hombres que Impulsan el Cambio: Manual para la prevencion de la violencia y la promocion del crecimiento personal desdeuna perspectiva de la masculinidad. San José.

Echeverri-Gallo, C. (2018). Significados y contribuciones de las prácticas profesionales. Avances en Psicología Latinoamericana, 36(3), 569-584.

Londoño, N. H., Marín, C. A., Juárez, F., Palacio, J., Muñiz, O., Escobar, B., . . . Rojas. (2010). Factores de riesgo psicosociales y ambientales asociados a trastornos mentales. Suma Psicológica, 17(1), 59-68.

Montero, M. (2004). Introducción a la Psicología Comunitaria, Desarrollo, Conceptos y Procesos. Buenos Aires: Paidós.

Vindel, N., Hernández, G., [UNAH], U. N., [giz], C. a., & [SICA], S. d. (2018). Mundo Joven: La compleja experiencia adolescentes (Primera ed.). Teguciglpa.

Noticias relacionadas:

Comentarios