El poder de la tesis de una estudiante llamada Alba Marina Alonzo

Alonzo de Quesada murió el 18 de noviembre del 2020 a los 96 años de edad pero su legado seguirá vigente. Fotografía: Clarissa Donaire.

Era el año de 1946, cuando una joven estudiante llamada Alba Marina Alonzo destacaba como la primera mujer que presentaba tesis y se graduaba como Licenciada en Jurisprudencia y Ciencias Políticas, en la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Aunque solo el hecho de ser la primera mujer graduada de la UNAH marcaría la historia de la joven licenciada, ese acto paso al segundo plano al hacer y exigir que su tesis “Derechos Civiles y Políticos de la Mujer”, no se quedara en un simple documento académico que se engavetan y que solo vuelve a ver la luz del día cuando otro estudiante o investigador quiere citar a teóricos al momento de realizar su investigación de tesis.

No fue ese el caso, Alonzo logró que un grupo de mujeres ilustres hicieran suya la lucha para presionar al Estado y exigir igualdad de derechos tanto para los hombres como a las mujeres.

Al momento de presentar su investigación, fungía como rector de la Alma Máter, el abogado Timoteo Chirinos y ocupaba la silla presidencial Tiburcio Carias Andino.

Alonzo empezó su presentación diciendo “para desarrollar esta tesis, quisiera yo no ser mujer, no como cuentan que dijo una reina de Rumania, que anhelaba -no ser mujer, no por dejarlo de ser, sino por ser hombre-, sino para ser imparcial en los juicios favorables a mi sexo, aunque el fondo principal del amplísimo tema que debo desenvolver es más bien exposición de hechos, que critica a los mismos”.

En el sumario de su tesis recogió los derechos políticos y civiles de la mujer, la mujer a través de los tiempos, hizo un recorrido por las mujeres bíblicas y hebreas (israelitas), indias, griegas, romanas, mujeres en la Edad Media, definió el feminismo y el antifeminismo hasta llegar a investigar la mujer en Honduras.

Llegó a la conclusión de que la mujer en Honduras (año 1946) goza de los derechos civiles, pero con respecto a los derechos políticos es un ser nulificado, todavía en espera de las nuevas instituciones jurídicas consagratorias de sus atributos políticos sin los cuales, la personalidad femenina no obtiene la plenitud social en las relaciones de derecho.

Sustentó su investigación en los códigos civiles y constituciones políticas, La Mujer ante el Derecho, por Emilio Prugoni, Reforma Constitucional de Honduras, por Julián López Pineda, asimismo el discurso del Padre Reyes y artículos publicados en revistas americanas.

En conmemoración de la gesta histórica que doña Alba Alonzo de Quesada, junto con un grupo de mujeres luchadoras entre las que destacan María Teresa del Cid, Carmelita de Moncada, Olimpia Varela y Varela, Visitación Padilla, Corina Falope, Alma de Salgado, Estela de Pineda Ugarte, Victoria Buchard entre otras, se celebra el Día de la Mujer hondureña el 25 de enero de cada año.

Hace 69 años se logró esta conquista, y se estrenaron como votantes, en las elecciones que resultó ganador Ramón Villeda Morales presidente liberal del período 1957 a 1963, pero existía una limitante aún porque las mujeres que no podían leer ni escribir no pudieron votar, y es de recalcar que eran muchas las analfabetas, esto porque no existían espacios para ellas.

Aunque el derecho al voto generó la reivindicación de la mujer dentro de la sociedad hondureña, las féminas no han logrado el cincuenta por ciento de participación en el poder político.

Sin embargo, es bueno mencionar que el 20 de abril del 2012 se aprobó la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, que estableció que en las elecciones primarias y generales de 2013-2014 las mujeres obtendrían el 40 por ciento de los puestos a elección popular.

Pero no cabe duda, que la fortaleza y el empoderamiento de la mujer hondureña son un ejemplo, esto lo demuestra las estadísticas de la UNAH donde la mujer aventaja a los varones dos tercios a uno, una gran parte de ello se debe a doña Alba Alonzo de Quesada, que abrió el camino para que hoy ocupen lugares que en 1946 era una utopía.

En homenaje a Alba Alonzo de Quesada, Proyecto “Mujeres del Bicentenario” de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Noticias relacionadas:

Comentarios