El proceso de adaptación al retorno a clases

Es importante lograr una adaptación adecuada.

En una nueva edición de Café Presencia, Ethel Maldonado, profesora Auxiliar de la Dirección de Docencia, abordó en nuestro programa sobre el proceso de adaptación que deben asumir la población universitaria durante el retorno a las actividades presenciales en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), luego de dos años de crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

El pasado 18 de mayo inició el Segundo Período Académico, fecha en la que se programó el retorno progresivo a la presencialidad. En relación, las autoridades desarrollaron un plan para el retorno progresivo el cual se estructuro bajo estrictas medidas de bioseguridad, aunque este proceso de cambio causa incertidumbre en los estudiantes universitarios, significa un cambio total de rutina, es un nuevo comienzo de adaptación a la presencial, virtual y modelo híbrido.

“El adaptarse a una modalidad híbrida, donde no se sabe si las clases estarán en las dos modalidades, el tener unas asignaturas presenciales y otras virtuales en diferentes horarios, el ambiente y el espacio físico ya no será el mismo, donde antes había 40 estudiantes, ahora solo habrán 20, el mismo docente tiene que entrar en este proceso de entender que los tiempos no son los mismos”.

“Gran parte de estudiantes universitarios están en incertidumbre, ansiedad y enojo ante la resistencia al cambio, así como hay que resaltar que muchos están llenos de alegría por el regreso a las aulas de clase y a la expectativa de lo que va suceder en esta readaptación al cambio, incluso hay quienes se muestran muy tranquilos, relajados, pero este los puede llevar al descuido y es aquí donde no se deben permitir los extremos”, expresó Maldonado.

Asimismo, dijo que el uso de la mascarilla debe ser permanente, pero a la vez dijo que la misma puede ser causa de ansiedad y desesperación y generar algunos problemas, cada persona se va a adaptar de manera diferente, entender que todo esto es un periodo de transición y cada uno lo pasa de la manera en cómo pueda acomodarse a la nueva modalidad.

Finalmente indicó que, la forma más recomendable es abordar este proceso sin miedo ni ansiedad. Generando las condiciones de sociabilización con los demás, pero tomando siempre las medidas de bioseguridad, ya que el regreso es un hecho en las tres modalidades, la presencial, la semipresencial y la virtualidad, y ante esto, solo queda adaptase a las nuevas condiciones que se presenten en nuestro entorno.

Noticias relacionadas:

Comentarios