“El reyecito o el mero, mero”, de Fosi Bendeck, entre los orígenes del cine nacional

René Pauck, Hispano Durón, Tito Estrada y Darwin Mendoza, destacados conocedores de cine y el teatro, participaron en un espacio cultural virtual facilitado por el Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (CAC-UNAH).

Durante el espacio analizaron la película clásica hondureña, “El reyecito o el mero, mero”, de Fosi Bendeck y los orígenes del cine nacional. Es importante mencionar que la obra fue trasmitida recientemente y por primera vez en el país por UTV.  

El largometraje, según los expertos, es un monólogo de un personaje que se cree rey y que reflexiona sobre diversos temas relacionados con el poder y la condición humana. El loco y personaje principal personifica a algunos autócratas de la historia reciente.

El filme, grabado en 1977, también recapacita sobre temas políticos. Tiene una duración aproximada de 80 minutos; filmada en blanco y negro, fue rodada originalmente en formato análogo de 16 milímetros.

“Sami Kafati, colaborador de toda la vida de Fosi, estuvo a cargo de la fotografía y su esposa Norma se ocupó del sonido”, detalló Durón.

En algún momento de su historia Fosi escribiría lo siguiente en referencia a su obra: “Puede ser que mi primera motivación haya sido la de hacer una película que no fuera absorbida por ningún sistema, talvez influenciado por lo que dicen que Buñuel le dijo a Breton, -no mano, ya no mano, hagamos lo que hagamos todo es absorbido por el sistema- lo logré, tuve un éxito total porque casi nadie vio la película, nadie la quiere ver y creo que ninguna cinemateca en el mundo la quiere conservar y si aquí se funda alguna cinemateca en el futuro, tampoco la van a querer guardar, ni como curiosidad folclórica”.  

Recuperación de la obra

La recuperación de la película estuvo motivada por René Pauck, quien en comunicaciones con un hijo de Fosi, logró ubicarla en Costa Rica.

Estando en San Jose, Pauck pudo constatar que la copia de la película estaba en buen estado y posteriormente la envió a Canadá para su digitalización, “es así como puede tener esa copia mp4 y vimos que tenía una imagen bastante buena”, detalló el titular de la Cinemateca Universitaria Ponce Garay.

“Lo interesante es que el haber rescatado esa película abrió camino y perspectiva para nosotros en la cinemateca; logramos recuperar también como 100 caricaturas de Fosi, tenemos material extraordinario para hacer un libro sobre su vida y obra”, aseguró.

Por otra parte, Estrada, quien participó en el rodaje de la obra, indicó que la película se rodo con un equipo de producción bastante reducido y con muy poco presupuesto.

“Podría destacar el texto y la actuación de Fosi, el tema poco a poco te va atrapando y te va llevando por diferentes lugares que son los que te van dando la idea de los personajes”, detalló el catedrático del Departamento de Arte de la UNAH.

Estrada también señaló que el largometraje se rodó en una de las casas de el expresidente Carlos Roberto Reina “todos trabajamos con pasión para ver una obra terminada, una obra que era nuestra”, agregó.

Por su parte, el cineasta Darwin Mendoza señaló que especialistas en el tema mencionan a Fosi entre los pioneros de cine de autor de la región centroamericana.

“Esta película nos permite hacer una revisión histórica aplicada a nuestro momento, es un estudio personal y urgente de la realidad que estaba y estamos pasando”, finalizó Mendoza.

El conversatorio completo, a continuación: 

Noticias relacionadas:

Comentarios