Elecciones generales contaría con dos alianzas partidistas de oposición

Fotografía: CESPAD.

Más de cinco millones de hondureños están convocados en noviembre de 2021 a ejercer el sufragio para elegir autoridades nacionales, departamentales y municipales para el período 2022-2026, con las mismas reglas del juego que la Unión Europea (EU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendaron adaptarlas a la nueva realidad del país para evitar una crisis similar o peor que la de 2017.

A partir de las elecciones de 2013, el sistema político del país pasó de ser bipartidista a multipartidista, donde cuatro fuerzas políticas se disputan el poder, lo que provoca una debilidad institucional para el candidato ganador del proceso, pues en términos porcentuales se alza con menos del 35% del total de los votos.

Al no existir la figura de la segunda vuelta electoral o balotaje en el sistema electoral hondureño, las organizaciones políticas desde el 2017 ven como única opción de ascender al poder, las alianzas partidarias.

Según el panorama actual, en el país se estarían gestando dos alianzas integradas por partidos de la oposición (Partido Liberal y Libre) y figuras de la oposición (Salvador Nasralla, Luis Zelaya, Suyapa Figueroa, Nelson Ávila, Milton Benítez, “el Perro Amarillo, el capitán Santos Orellana, entre otras personalidades), quienes se autocalifican la Alianza de los Honestos.

Roberto Briceño, sociólogo y docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para construir una alianza debe existir primero unidad de pensamiento y unidad de acción, en términos ideológicos, las alianzas ocurren cuando existe coincidencia en pensamiento político y en sentido instrumental, la determina la relación de los medios y los fines para coaligarse.

Para el sociólogo, la Alianza de los Honestos apela a lo moral y ético para terminar con la corrupción y la criminalidad, identificando al opuesto como corrupto, mafioso y criminal, por otro lado, en el bloque entre Libre y el Partido Liberal existe afinidad de pensamiento.

Aunque existe afinidad de pensamiento entre Libre y el PL, Briceño ve poco probable que se realice esa alianza entre ellos ya que ninguno de los presidenciables cedería su candidatura, por lo se presentarían a las elecciones generales como partidos políticos y no como alianza.

No obstante, si prevé que haya alianza entre el Partido Salvador de Honduras (PSH) que coordina Nasralla, con el exprecandidato a la presidencia Luis Zelaya, y algunas organizaciones ciudadanas impulsadas por Organizaciones no Gubernamentales.

Para el sociólogo Pablo Carías, el panorama electoral a esta fecha es más sombrío ya que las elecciones internas dejaron mayores nebulosas y al no haber en la oposición un partido con clara ventaja frente al partido de gobierno se ve la necesidad de establecer alianzas, pero no hay condiciones para que la oposición se constituya en una alianza que integre todas sus fuerzas.

Por lo tanto, Carías avizora para las elecciones generales dos bloques de alianza como fuerzas importantes, las cuales se disputarán el poder para el período 2022-2026 con el partido de gobierno, sin embargo, este fraccionamiento aleja las posibilidades de solucionar los problemas económicos y sociales que requiere el país.

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios