“En esta pandemia hemos recolectado unas 100 toneladas de vidrio”, ingeniero Carías, de Vical

A raíz del auge que está adquiriendo la cultura de reciclaje, la recolección de vidrio se ha hecho popular en los últimos años, dado que es uno de los mejores materiales para este fin y la pandemia no ha impedido que se siga realizando. Y es que en la capital se captan alrededor de 100 toneladas métricas al mes, en tanto que antes recolectaba 140, según los reportes del Grupo Vidriero Centroamericano (Vical).

Lo antes mencionado fue dado a conocer por el ingeniero José Carías, de Vical, quien además aprovechó la oportunidad para invitar a la población a reunir todos los objetos de vidrio que tengan en su casa y que no utilicen, para que llamen a los encargados de Vical y ellos los recogerán.

“Hemos recolectado un buen porcentaje de material, aunque no tanto como antes de la cuarentena; sin embargo considero que mucho de este material está siendo almacenado en sus casas, y estamos a la orden para ir a recoger el material”, afirmó el experto.

Carías indicó que durante esta temporada se ha seguido con la recolección, ya que ellos cuentan con un proveedor que está exportando material hacia las plantas de tratamiento, el cual principalmente se obtiene de los vertederos y crematorio donde van a parar los desperdicios domésticos.

 “Ahora está bajando un poco porque antes se iba a recoger material a bares y restaurantes, pero igual hay muchos pequeños centros de acopio en diferentes partes de la ciudad donde la gente va a dejar sus residuos y hay personas que se dedican a separarlos para después dárnoslo a nosotros”, puntualizó.

 Agregó que en Tegucigalpa tienen más o menos 50 establecimientos de acopio, minicentros y un centro principal en la salida a Olancho.

Vical realiza un tratamiento de proceso de calidad de limpieza y de separación para poderse enviar como materia prima premium para elaborar nuevo vidrio en las plantas productoras de Vical en Tegucigalpa.

“Más del 40 por ciento del material que elaboramos en Vical viene del material de reciclaje, y quisiéramos que fuera más, porque a veces nos quedamos cortos con la cantidad que reciclamos a nivel regional, Centroamérica y el Caribe”, indicó.

A criterio del profesional, hay un gran número de personas que están almacenando en sus casas esa materia. “Algunos nos han llamado, para el caso, el viernes  anduvimos en una colonia residencial de Tegucigalpa recogiendo material. Hemos notado que la gente está almacenando material en casa porque no quiere que algunos de los recolectores de basura se corten con algún vidrio quebrado”.

Recientemente, personal de Vical compartió con la comunidad universitaria aspectos relacionados con el manejo, uso y reciclaje de vidrio, así como las implicaciones en medio de la pandemia para la captación de este material; con la idea de reforzar esta temática en los miembros de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Para poder contactar con Vical, puede comunicarse a los siguientes números: 94842808/31907269, o buscarlos en la redes sociales como Limpio como el vidrio y en su pagina web: Grupovical.com.

Manejo efectivo de este material

El ingeniero añadió que aunque el volumen de vidrio sea bastante, mucho de ese material se pierde en el trayecto de la casa al tren de la basura y finalmente al crematorio.

“Mucho de este vidrio se pierde en el crematorio porque se quiebra, y una vez que está allí no es tan fácil recolectarlo, por eso insistimos para que las personas puedan guardar los materiales en un solo lugar y recolectar todo el vidrio posible. Posteriormente pueden llamarnos y nosotros lo vamos a recoger, así no se pierde y se puede reutilizar de forma adecuada”, explicó.

Propiedades del vidrio

El vidrio es uno de los materiales de envase por excelencia, ya que da elegancia, mantiene los sabores y olores del material que se envasa, preserva por mayor tiempo el tipo de producto, es fácil de desinfectar, es una materia fácil y amigable de transformar en otro objeto de cristalería (no se desperdicia nada en la producción), es un material beneficioso para el medio ambiente porque se puede fundir y utilizar muchas veces.

Además es muy común su uso en los hogares en productos como mermeladas, cervezas, refrescos, productos médicos, entre otros. Y lo mejor de todo es que es muy fácil reciclar, ya que no genera olores, es amigable con el ambiente, no produce plagas, solo debe mantenerse en un solo lugar (lejos del alcance de niños) y no daña el bienestar de las personas.  

Noticias relacionadas:

Comentarios