¿EN HONDURAS CONOCÍAMOS QUIÉN ERA EL ACTUAL NOBEL DE LITERATURA?

Cuando la Academia Sueca anunció al francés Patrick Modiano como ganador del Premio Nobel de Literatura de este año, muchos se preguntaron quién era él.

Después de anunciarse el galardón, Google de pronto se llenó de búsquedas y resultados con el apellido "Modiano". Como era de esperarse, se trataba de un escritor con una amplia trayectoria. De hecho solo en el periódico español El País desde el 2009 hay diversos artículos y notas referidas a él. Por cierto se recomienda leer el artículo que escribió Enrique Vila-Matas.

Desde Presencia Universitaria nos preguntamos si Modiano era conocido por el sector literario de Honduras. Las interrogantes fueron diversas, ¿los lectores hondureños tienen acceso a la vanguardia literaria? ¿En Honduras seguimos “clavados” con el “boom latinoamericano” del siglo pasado? Si las librerías no abundan en el país, ¿qué tanto podemos estar al tanto de la vanguardia literaria a través del internet?

“Yo lo conocí por las notas de prensa que salieron inmediatamente después que ganó el premio y esto suele ocurrir con los Nobel. ¿Por qué? Porque la literatura en el mundo tiene innumerables cultivadores y de gran calidad en todas partes, en todos los países”, explica Héctor Leyva, docente de la carrera de Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Fantasías de bobos

Desde la revelación que significó Patrick Modiano para muchos lectores este año, hasta “las previas fantasías y apuestas mediáticas” -a las que Leyva se refiere también como “fantasías de bobos”- que surgen con la elección del premio, la lección que este docente encuentra es que “la Academia está intentando mostrarlo cada año: hay muchos autores con una extraordinaria carrera literaria que podrían morir desconocidos”.

La expectativa de saber quién será el próximo ganador del Nobel en Literatura causa tanto furor, que inclusive casas de apuestas, como la londinense Ladbroker, parecieran funcionar en un hipódromo.

Sin embargo, el premio suele otorgarse, como menciona la revista Time en su edición en inglés, “a escritores que se inspiran en la controversia, como Harold Pinter; que escriben libros sorprendentemente explícitos, como Elfreide Jelinek; o que trabajan en la oscuridad, como Jean-Marie Gustave Le Clézio”.

La lección

Leyva comenta que “lo que es propio del cultivo de la literatura es el desconocimiento de los grandes autores literarios y la Academia no hace más que revelarnos nuestra ignorancia cada año y nos hace ver que la literatura es un arte maravilloso en cualquier lugar”.

“Si tiene un interés genuino por las letras, puede estudiar la carrera, visitar nuestra Librería Universitaria que ha cambiado muchísimo o nuestra biblioteca en la UNAH; pero si quiere que le dé consejos muy fáciles le diría que use los tuits, suscríbase a las revistas, ponga <literatura> en el buscador y le saldrán buenísimas revistas literarias de México, Argentina, Colombia, España”, señala el docente. Entre esas opciones, nos mencionó Babelia, del periódico El País; la sección Arte y Letras de El Mercurio, periódico chileno; y la revista mexicana Letras Libres.

Que el sector literario del país no conocía a Modiano se explica con la entrevista. El reto de los docentes, alumnos y para los lectores es mantenerse atentos a los autores contemporáneos, a aquellos que desde una perspectiva vanguardista, aportan páginas valiosas a la literatura. Si es el Nobel el que nos hace identificarlos, bien, si lo hacemos por nuestra cuenta, se aplaude más y probablemente tengamos una oportunidad de ganar en las casas de apuestas.

Noticias relacionadas:

Comentarios