Conmemoran 20 años del paso del huracán Mitch por Honduras

El evento se desarrolló en el auditorio Jesús Aguilar Paz, de la Facultad de Química y Farmacia.

Con el propósito de conmemorar los 20 años del paso del huracán Mitch por Honduras y conocer los avances en el tema de gestión de riesgo de desastres, el Instituto Hondureño de Ciencias de la Tierra (Ihcit) realizó el foro académico "Mitch+20 UNAH 2018".

La ceremonia se desarrolló en el auditorio Jesús Aguilar Paz y la mesa principal la presidió María Luisa Niño, de la Facultad de Ciencias; la directora del Ihcit, Lidia Torres, y Fernando Calderón, de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

Asimismo participaron el director de la Escuela de Física, Alejandro Galo; la titular de la Dirección de Vinculación Universidad-Sociedad, Ivania Padilla; el representante de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Julio Quiñónez, y en representación de Misión Mundial, Alejandro Arias.

"Este foro forma parte de las actividades que se programaron durante toda esta semana, bajo la coordinación del gobierno de Honduras a través de Copeco, la Alcaldía Municipal del Distrito Central, Visión Mundial, USAID y GOAL, con la intención de trasladar a la población al año 1998 y conocer el impacto que generó el huracán Mitch en la sociedad hondureña", detalló la directora del Ihcit.

Otro de los objetivos de esta actividad fue exponer sobre los avances alcanzados en las últimas dos décadas en gestión de desastres, tanto en el ámbito académico, por la Máxima Casa de Estudios, como de las diferentes instituciones estatales, esfuerzos orientados a tener una población mejor preparada para soportar cualquier evento de tipo natural que podría significar un riesgo para Honduras.

Parte de los avances

Se resaltó que un año después del Mitch, uno de los grandes logros de la educación formal fue la creación del Instituto Hondureño Ciencias de la Tierra, instancia creada con el objetivo de suplir la necesidad de país en el tema de gestión del conocimiento en torno a las amenazas naturales, la vulnerabilidad y el riesgo, frente a los fenómenos adversos.

Otro de los alcances fue la creación de dos posgrados; la Maestría en Gestión de Riesgo y Manejo de Desastres y la Maestría en Recursos Hídricos con Orientación en Aguas Subterráneas.

"Hemos apoyado en la creación de la Licenciatura en Geología, supliendo uno de los déficit que Centroamérica ha tenido es el estudio geológico, próximamente esta licenciatura formará parte de la oferta de la UNAH. Además crearemos los técnicos universitarios en Calidad de agua y Meteorología, y cursos y diplomados desarrollados desde el Ihcit", amplió Torres.

Apoyo de USAID

Por su parte Fernando Calderón, especialista de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de USAID, en su ponencia explicó que en el momento del paso del huracán Mitch no se conocía el tema de gestión de riesgo de desastres en la región, sino que se hablaba de preparativos de respuesta a los desastres, y es a partir de ese momento, a finales de los 90, que se genera un cambio de paradigma.

Amplió que USAID en esa época impulsó, junto a la Secretaría de Educación, la elaboración de las guías metodológicas de gestión de riesgo de desastres, para las asignaturas de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, permitiendo transversalizar esta temática en la currícula educativa del país, implementada desde primero hasta sexto del nivel primario.

Resaltó el protagonismo en este proceso del catedrático de la UNAH, Gonzalo Cruz, quien impulsó la necesidad de involucrar a la Máxima Casa de Estudios para la transmisión de conocimientos, el desarrollo de nuevas investigaciones científicas y de la docencia, y el fortalecimiento de la vinculación, hecho que incrementó el interés de otras instituciones para trabajar en equipo.

Otro de los logros, después de este fenómeno natural, fue la creación del marco de acción Sendai, para la reducción del riesgo de desastres, que se define como un proceso social integrado a todo el quehacer humano, cuyo fin último es la prevención, mitigación, reducción y control permanente del riesgo de desastres, en la búsqueda de un desarrollo humano, económico, ambiental y territorial sostenible.

Asimismo, se implementó la política centroamericana en gestión en riesgo de desastres, y se firmó un acuerdo de las 21 universidades adscritas al Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) en esta temática.

Noticias relacionadas:

Comentarios