A menos de dos meses de las elecciones, Honduras registra más de 50 casos de violencia política

En menos de un año y a 46 días de las elecciones generales, la violencia política en el país ha incrementado, por lo que organizaciones como las Naciones Unidas han hecho un llamado para que las elecciones del 28 de noviembre se lleven a cabo sin discriminación, ataques e intimidaciones.

De acuerdo con el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), desde diciembre hasta la fecha se registran 56 casos de violencia política, de los cuales 23 han sido homicidios, siendo el último el del candidato del Partido Libertad y Refundación (Libre) para la alcaldía de Santa Ana de Yusguare, Choluteca, Nery Reyes.

En ese sentido, la representante de la ONU en Honduras, Alice Shackelford, a través de su cuenta de Twitter se pronunció ante la situación, señalando que el país merece elecciones pacíficas, por lo que hizo un llamado a respetar los derechos humanos y la democracia.

La diplomática concluyó su mensaje solidarizándose con los políticos que han sido víctimas de este flagelo. “La violencia política afecta a todo el país. Solidaridad con los políticos y políticas afectados en estos últimos días”, publicó la representante de la ONU.

Boletín de Violencia Política

El pasado lunes 4 de octubre, días antes del asesinato del candidato a alcalde de Libre, el Observatorio Nacional de la Violencia (ONV) había socializado el Boletín 3 de Violencia Política Electoral, en donde se analizaron hechos ocurridos del 23 de diciembre de 2020 al 15 de septiembre de 2021. 

En el documento se detalló que en ese período ocurrieron 20 homicidios, sin embargo, días después la directora del ONV, Migdonia Ayestas, explicó: “En relación a este flagelo, ya actualizamos ese dato de 20 homicidios hasta el 15 de septiembre, pero de esa fecha a la actualidad han ocurrido tres más”, dijo, lo que hasta el momento suma 23 casos.

En el boletín también se mencionan 15 coacciones, 6 amenazas, 10 atentados, 1 coerción y 1 rapto, y según el género, 42 hombres y 11 mujeres han sido las víctimas de violencia política, en su mayoría candidatos, dirigentes y militantes de las organizaciones políticas, así como familiares de figuras políticas.

Con relación a su afiliación, 26 personas afectadas pertenecen al Partido Nacional, 16 a Libre, 9 al Partido Liberal, 1 al Partido Anticorrupción y 1 es candidato independiente. Es importante mencionar que 25 de los casos registrados se han suscitado en la vía pública, 10 en la casa de habitación, 9 en centros de votación, y en un menor número en vehículos particulares, centros hospitalarios, empresas o negocios.

En cuanto a los departamentos, en Francisco Morazán y Cortés se registran más casos de violencia política, seguidos de Colón, Olancho, Atlántida, Intibucá y Yoro, mientras que en los departamentos de Valle, Ocotepeque, Islas de la Bahía y Choluteca no se reportaba ningún hecho de este tipo hasta el pasado viernes 8 de octubre, cuando fue asesinado Reyes en la ciudad de Choluteca.

Discursos violentos

Para la directora del ONV, los discursos políticos están influyendo en el aumento de casos de violencia, pues considera que “ese mensaje confrontativo de los liderazgos llega a los militantes, simpatizantes y votantes, esto les afecta porque ahí empieza otro tipo de agresión que al final termina siendo violencia política y, en la mayoría de estos casos, al menos en esta elección, terminan en homicidios”, lamentó.

A lo expresado por Ayestas se suma lo explicado por el psicólogo y docente universitario Warren Ochoa, quien advirtió que la confrontación está “construyendo una bomba de tiempo”, ya que los ataques a los que recurren los candidatos pueden provocar escenarios graves de violencia.

El experto explicó que los discursos con tono violento por parte de los políticos a cargo de elección popular pueden ser interpretados por sus simpatizantes de manera más drástica, "dado que se construye un discurso, una intersubjetividad y una subjetividad en la mente de los seguidores de cada partido en la cual se justifica la violencia y las agresiones hacia el otro", indicó.

Ante esta situación, la directora del ONV ha exhortado a los candidatos y candidatas a hacer un pacto que involucre la no agresión y que contribuya a que el proceso electoral concluya pacíficamente, sin afectar a la ciudadanía y a los mismos candidatos.

Por su parte, el expresidente del Banco Central de Honduras (BCH) y candidato a diputado por Libre, Hugo Noé Pino, manifestó su aspiración a que las elecciones “sean un proceso electoral participativo, amplio, democrático, sin ningún tipo de maña, como hemos visto en el reciente pasado que han desembocado en crisis políticas”.

Asimismo, expresó su preocupación por las recientes reformas aprobadas por el Congreso Nacional para aumentar las penas en el delito de usurpación, lo que Pino interpreta como una advertencia para quienes protesten en el contexto electoral.

“Pareciera que el gobierno actual, está empeñado en crear un clima de incertidumbre y como que estén anunciando ‘si ustedes protestan por cualquier cosa en el marco del proceso electoral, todos ustedes van a ir a la cárcel, tengan la seguridad’, y eso solo puede provenir de mentes dictatoriales que quieren distorsionar el proceso electoral”, concluyó.

Noticias relacionadas:

Comentarios