ENEE, un monopolio sumido en severa crisis financiera

La deuda de la ENEE asciende a los 55,000 millones de lempiras.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) fue creada en 1957 por la Junta Militar de Gobierno bajo el decreto N° 48 con el propósito de hacer estudios operar y administrar todo el proyecto de electrificación del país.

En 1994 por primera vez, la Estatal Eléctrica debido al crecimiento de la demanda ve la necesidad de comprar energía a empresas privadas, para ello, fue necesario que el Congreso Nacional aprobara la Ley del Subsector Eléctrico,  con la cual se constituye el ordenamiento jurídico que regulará la generación, transmisión, distribución, y comercialización de electricidad por parte de personas jurídicas o naturales y entes públicos, privados, o mixtos que participen en cualquiera de las actividades mencionadas.

A partir de ese año,  la ENEE comienza a operar con pérdidas, lo que provoca un endeudamiento que hasta la fecha supera los 55 mil millones de lempiras o sea el 26.6% del Producto Interno Bruto (PIB) según el pronunciamiento de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Sumado a esta deuda acumulada por años, la ENEE debe a sus proveedores 7 meses de generación ya vencida proveniente desde el mes de junio del 2018, lo que pone en riesgo el suministro de energía eléctrica al país y se avizora que para este año la deuda siga creciendo sin control.

Las  pérdidas técnicas y no técnicas (hurto) superan el 30% superando el doble del 15% que nuestra legislación considera razonable, es decir la empresa estatal opera con pérdidas mensuales arriba de los 410 millones lo que al año suma 4,900 millones de lempiras, números rojos que ni la propia empresa ni la Empresa Energía Honduras (EEH) han logrado reducir de manera contundente.

Según el pronunciamiento de la Facultad de Ingeniería de la UNAH, a esta pérdidas se le suman el incumplimiento del pago mensual de las dependencias del gobierno (instituciones públicas), lo que representa un déficit del 6%  en los ingresos mensuales de la ENEE  “el Estado por medio de la Secretaría de Finanzas honra la deuda con la ENEEE pero lo hace de manera impuntual o algunas veces por concepto de bonos soberanos, mismos que nos e logran colocar en la banca nacional o los valores que la banca paga por ellos son mucho menores a los valores nominales emitidos en los bonos”, afirmó Denis Rivera, quien fue el encargado de redactar el documento de la Máxima Casa de Estudios.

Rivera es docente universitario con un doctorado en energía eléctrica otorgado por la Universidad de San Juan, Argentina y que por más de 17 años laboró para la Estatal Eléctrica recomienda medidas drásticas para la recuperación económica entre ellas la publicación inmediata por parte de EEH de los circuitos de distribución donde se detecta las mayores pérdidas por concepto de hurto y una vez identificado y publicado estos circuitos proceder con el racionamiento de energía de manera progresiva.

Otras de las recomendaciones del experto es exigir a las personas que no tienen medidor instalado y que no estén conectado de manera legal que se hagan presentes a las oficinas de la EEH a regularizar su situación, caso contrario, se deberá incrementar el racionamiento.

Canon excesivo

“El canon que está cobrando EEH en el contrato es excesivo, ya que es de 14.5 millones de dólares mensuales y aunque la ENEE por ahora solo paga 10.5 millones de dólares, esto no corresponde al Valor Agregado de Distribución (VAD) que establece la Ley de Industria Eléctrica”, cita el pronunciamiento.

Indica además que la ENEE no gastaba este valor por operar y mantener la red de distribución y aunque se recuperase el 17% de las perdidas prometidas por EEH en el contrato, la salud financiera de la Estatal Eléctrica no se recuperará ya que al año en concepto de pago equivale a 4,238 millones de lempiras, similar a la que se obtendría de la reducción de pérdidas.

Por lo tanto, recomienda que el gobierno debe de renegociar este contrato o rescindirlo debido al incumplimiento de los objetivos por la cual fue contratada.

Ajuste tarifario

Recientemente, la  Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) aplicó un ajuste tarifario en consideración a la variación del dólar respecto a la moneda nacional  y el alza del precio del bunker a nivel mundial de un 10.8 %, porcentaje que el Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (CIMEQH) en su análisis en materia energética determinó mediante análisis realizado por sus expertos  que el ajuste real debió haber sido de 5.6% y no del 10.8%.

De manera enfática menciona que las ineficiencias administrativas, operativas y hasta legislativas, no deben ser trasladadas por vía tarifa al usuario final, afectando directa o indirectamente la economía nacional.

Al igual que la Facultad de Ingeniería de la UNAH; CIMEQH recomendó que los nuevos contratos o las renovaciones de los existentes de generación se hagan en moneda oficial del país, debido a que existe un impacto permanente por la constante alza a la tasa de cambio.

EEH

Por su parte, Marco Flores, coordinador del CIMEQH y director del Instituto de Investigaciones en Energía de la UNAH dijo que no entiende como el Estado determinó pagar a EEH un canon de 14.5 millones de dólares mensuales cuando no existe resultados y las pérdidas se han ido incrementando.

Funcionarios y líderes políticos de todos los partidos por diferentes medios de comunicación han manifestado su inconformidad con la EEH, al grado tal que muchos han abogado para que el contrato sea rescindido.

Sin Embargo, Julio Raudales, ex presidente del Colegio de Economistas de Honduras y vicerrector de Relaciones Internacionales de la Alma Máter sostiene que todo contrato firmado debe ser respetado, al menos que las dos partes se pongan de acuerdo en culminarlo.

Desastre financiero

Al respecto, el economista Hugo Noé Pino, ex presidente del Banco Central de Honduras (BCH) y ex titular de la Secretaría de Finanzas expresó que el desastre financiero de la Estatal Eléctrica se debe al mal manejo y a la corrupción.

“Deberíamos preguntarnos por qué está endeudada la ENEE, y quienes son los responsables de haberla endeudado tanto,  una empresa que es un monopolio”, se preguntó Pino.

Pino, citando como fuente al BCH aseveró que por concepto de pérdidas de trasmisión y distribución, la Estatal Eléctrica pasó de un 24% en el año 2010 a un 32.2 % porcentaje similar al que maneja el Departamento de Energía Eléctrica de la Máxima Casa de Estudios.

FMI

Para mantener a flote las operaciones de la estatal eléctrica, el Estado de Honduras ha tenido que inyectarle en los últimos años una inversión arriba de los 1,200 millones de dólares con el propósito de cumplir los pagos atrasados con los proveedores de energía, sin embargo, dicho movimiento económico dispara la estabilidad fiscal del país al aumentar el saldo de la deuda pública.

Cabe señalar que el 22 de abril del presente año arriba al país una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el propósito de firmar acuerdo con Honduras, sin embargo, este convenio pasa por la presentación de un Plan o programa de acción que defina la ruta a seguir para recuperar la estabilidad financiera de la ENEE.

Voluntad política

“Si no hay voluntad política para transformar el sector no vamos para ningún lado, si no tenemos un plan de acción que defina la ruta no estamos en nada”, sostuvo Luis Cosenza, experto en el tema energético.

Al igual que Cosenza, Ismael Zepeda también aseguró que aunque se escuche recurrente, la voluntad política es la que puede salvar a la empresa estatal, pero sobre todo se debe estructural un plan estratégico donde se defina la revisión de los costos hasta la visión de desarrollo del país.

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios