Es necesario implementar programas de farmacovigilancia en los centros de atención, recomienda investigación

Para los expertos, es necesario trabajar en la formación y actualización del personal sanitario en la detección de reacciones adversas medicamentosas (RAM).

Docentes-investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia, en conjunto con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), llevaron a cabo la investigación científica “Reacciones adversas en pacientes ambulatorios en Honduras”, cuyo objetivo fue caracterizar las reacciones adversas por antibióticos y antinflamatorios no esteroideos (AINE) en pacientes ambulatorios mayores de 18 años.

La investigación concluyó que es necesario impulsar y fortalecer las actividades de farmacovigilancia, así como trabajar en la formación y actualización del personal sanitario en la detección de reacciones adversas medicamentosas (RAM), ya que en muchos casos estas pueden evitarse, contribuyendo a la seguridad del paciente y a la disminución del gasto público en salud, particularmente en países de bajos ingresos. 

“Existe la necesidad de implementar programas robustos de farmacovigilancia en los diferentes centros de atención sanitaria, así como un mayor interés de los profesionales sanitarios en formación continua, investigación, detección y gestión de las RAM, ya que en muchos casos estas pueden evitarse mediante la identificación y solución de las causas subyacentes”, señalaron los expertos.

La investigación se publicó en la revista científica de alto impacto Journal of Pharmacy & Pharmacognosy Research. Como autores se encuentran Karen Orellana, Alejandro Carías, Wendy Cruz, Fredy Rodriguez Rivas, David Naira y Perla Simons Morales.

Metodología

En cuanto a la metodología, los investigadores desarrollaron un estudio observacional descriptivo transversal. Se incluyeron a pacientes ambulatorios de 18 años o más (muestra de 4,573 personas, elegidas mediante una técnica de muestreo por conglomerados) que acudieron a centros asistenciales de salud pública y que presentaron un problema de salud, por el cual se les trató con antibióticos o AINE. La información se recolectó mediante una adaptación de formato de reporte de reacción adversa medicamentosa (RAM) en pacientes ambulatorios. Todos los participantes llenaron un consentimiento informado para participar en el estudio.

La información se recolectó mediante una adaptación del formato de reporte de reacciones adversas medicamentosas (RAM) en pacientes ambulatorios propuesta por los investigadores Pino Marín y Amariles (2016), el cual incorpora las recomendaciones y requerimientos mínimos básicos establecidos por el Centro de Monitoreo de Uppsala (UMC por sus siglas en inglés) y en las guías ICHE2A15 e ICH-E2B (R3). Se identificaron 566 (12 de cada 100 pacientes) eventos adversos a medicamentos durante el tratamiento de los pacientes ambulatorios con AINE o antibióticos.

“Según la distribución de sospecha de RAM, de acuerdo a la procedencia, predominó el departamento de Francisco Morazán, (el cual contiene una de las áreas urbanas más grande del país) con 133 (24,2 %) pacientes, de estos 65 (22,3 %) pacientes tuvieron una RAM probable, en el rango de edad, predominó el rango de 21-30 años, igual que el resto de población estudiada”, se expuso en la investigación.

Contexto

Para los investigadores, la seguridad de los pacientes se refiere no solo a procedimientos clínicos, equipamientos o insumos médicos, sino también a la medicación. Un evento adverso a medicamento (EAM) se define como cualquier acontecimiento médico desafortunado que puede presentarse durante el tratamiento con un producto farmacéutico, pero que no necesariamente tiene una relación causal con dicho tratamiento.

Cuando se confirma que el evento fue provocado por el uso del medicamento, este se considera como una reacción adversa a medicamento (RAM), la cual se define por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como “nociva, no intencionada y que se produce a las dosis normalmente utilizadas por el hombre”. Las RAM provocan hospitalizaciones y un mayor costo económico para los sistemas de salud, siendo una de las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.

Es importante destacar que un estudio desarrollado en el 2014 sobre la prevalencia de eventos adversos a medicamentos en hospitales descubrió una tasa de prevalencia general de 3,22 % en Inglaterra, 4,78 % en Alemania y 5,64 % en Estados Unidos de América. En los grupos de fármacos frecuentemente asociados con la aparición de RAM se encuentran los antimicrobianos (antibióticos), así como los antinflamatorios no esteroideos (AINE).

 

Noticias relacionadas:

Comentarios