Especialista de la USAC expuso sobre la arquitectura y resiliencia

Al menos 5,700 personas perdieron la vida durante el paso del huracán Mitch. Fotografía cortesía de la Biblioteca Médica Nacional.

Con la conferencia internacional “Arquitectura y resiliencia”, por la doctora Susana Palma de Cuevas, de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) concluyó la Semana de Arquitectura UNAH 2020 “Arquitectura sustentable y resiliente”, evento que se llevó a cabo los días 7, 8 y 9 de octubre. 

En primer lugar, la experta aprovechó el espacio para agradecer a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) por su interés en contar con su participación en este magno evento, asimismo les deseó muchos éxitos a los organizadores.  

Partió del contexto que las diferentes edificaciones en la región están en riesgo, debido que los países de Centroamérica han sido catalogados con alto riesgo en relación con su Producto Interno Bruto (PIB) y su vulnerabilidad entre tres o más amenazas a desastre, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), tal es el caso de Guatemala y Honduras.  

Para ilustrar esta situación, compartió con la audiencia una serie de imágenes de algunas construcciones realizadas en diferentes partes del hermano país, específicamente de Antigua Guatemala, como el departamento de San Marcos, obra que se ve amenazada constantemente por inundaciones, terremotos, etc., donde las edificaciones más antiguas son las que sufren más ante estas diferentes amenazas, colocando en peligro no solo la vida de las personas, sino también el patrimonio histórico cultural, información vital para la identidad y desarrollo de nuestros pueblos.  

Amenazas antrópicas  

Por otra parte, explicó que existen otros tipos de amenazas aparte de las naturales, conocidas como amenazas antrópicas, en la que mostró una fotografía de un templo destruido en Irak en el año 2015. Asimismo, proyectó el desplome de la parte estructural del Hotel Francés en la ciudad colonial de Santo Domingo, en consecuencia, de la excavación de túneles cerca de las bases de la obra.  

“Vemos cómo estos desastres destruyen nuestra continuidad histórica, vemos que las áreas urbanas se encuentran cada vez más vulnerables, donde hay mayor concentración de edificios, mayor concentración de personas y por eso son más vulnerables”, indicó la experta, quien seguidamente recordó que Honduras está a las puertas de cumplir 22 años del paso del huracán Mitch.  

En ese sentido, compartió algunas cifras alarmantes que dejó este fenómeno meteorológico, en el que se superaron los 124,000 millones de lempiras, con más del 60% de infraestructura destruida, por lo que cuestionó si aprendimos algo de este gran desastre.  

“Creo que sí nos dejó algo, por esa razón se está desarrollando este encuentro académico ¿qué pasó con la arquitectura?, ¿cuánto hemos avanzado?, ¿cuánto hemos estudiado ese desastre?, ¿cuál es nuestro futuro actual?, ¿acia dónde vamos?, por lo que el tema grande que vamos a desarrollar es el de la resiliencia”, expresó la doctora Palma.  

Seguidamente compartió el concepto de resiliencia que maneja la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que describe que es la capacidad de un sistema, comunidad o sociedad potencialmente expuestas a amenazas a adaptarse, resistiendo o cambiando con el fin de alcanzar y mantener un nivel aceptable en sus funciones y estructura, es decir, continuar con su funcionamiento, al grado donde este sistema sea capaz de autorrealizarse, incrementando la capacidad de aprendizaje de los desastre que hayan ocurrido anteriormente y que a futuro pueden protegerse, evitando que estos hechos vuelvan a pasar,  señaló la conferencista.  

Para desarrollar una arquitectura y resiliencia, Palma mencionó que se necesita varios elementos para enfrentar este reto, entre ellos pensar, discutir y construir nuevos conceptos, instrumentos útiles para el análisis de los riesgos de mejor manera, tener criterios para la formulación de estrategias arquitectónicas acompañado de presupuesto, como contar algunos indicadores para el monitoreo y la evaluación para conocer si se está estancado, se está avanzado o se está retrocediendo.  

Por otra parte, habló sobre la gestión de riesgo enfocada en la seguridad urbana, con la perspectiva específicamente en la arquitectura, como el de contar con un enfoque de planificación, en el que fue describiendo uno a uno conceptos, ideas y propuestas.   

Currículo  

Al momento de la lectura de la conferencista se mencionó que ella cuenta con el grado de doctora en arquitectura con especialidad en gestión de riesgo de desastre, es especialista en gestión para la reducción de riesgo a desastres. Además, cuenta con una maestría en diseño, planificación y manejo ambiental, con el título de la Maestría en planificación urbana y territorial para países en vías de desarrollo y actualmente es arquitecta de la USAC, en Guatemala.  

 Dentro de su experiencia laboral se detalló que fue gerente sénior de políticas de defensa de sociedad civil y gobernanza; en Liderazgo Indígena; en Estructura Multisectoriales; todas ellas con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, a través del Proyecto de Políticas en Salud y Educación; el Programa para Fortalecer la Respuesta Centroamericana y la Iniciativa de Política en Salud, (USAID, por sus siglas en inglés).  

Asimismo, se ha desempeñado como directora de cooperación externa, en la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan); directora de planificación  estratégica territorial; subdirectora de desarrollo social y población; consultora en planificación, población y pobreza; consultora en desarrollo territorial-urbana con el Grupo de Servicios de información S.A. (Grupinfo); como profesional en ambiente y desarrollo, en el proyecto de apoyo a la planificación del desarrollo regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, por sus siglas en inglés).  

Currículum de la doctora Susana Isabel Palma.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios