Especialistas exponen en la UNAH sobre la protección de la niñez en Honduras

Las ponencias se desarrollaron en el salón preferencial del Palacio Universitario de los Deportes.

Trabajar para fortalecer los derechos fundamentales, impulsar un abordaje integral con los hijos de emigrantes, contar con una base de datos genéticos (en ADN) e implementar un modelo de justicia restaurativa en Honduras fueron las temáticas abordadas en el foro "Protección de la niñez", en el congreso "Situación de la niñez y adolescencia hondureña".

Las ponencias se desarrollaron en el salón preferencial del Palacio Universitario de los Deportes, en las que participaron destacados profesionales, docentes e investigadores de la Máxima Casa de Estudios.

La jefa de Departamento de la Carrera de Psicología, Andrea Castillo, habló sobre un estudio enfocado en la salud mental infantil en hijos de migrantes, en la que se evaluó a niños y niñas en edad escolar y que viven en situación de vulnerabilidad, con un análisis comparativo, orientado a identificar la necesidad de priorizar en las políticas de atención en salud mental.

Dentro de los principales hallazgos de esta investigación se mencionó la presencia de trastornos de ansiedad de estos infantes, poniendo al país en una situación de alerta, ya que potencialmente estos niños, cuando se conviertan en adultos, presentarán algún trastorno de su estado de ánimo, hecho que repercutirá tanto en el ámbito laboral, en sus estudios y en el desarrollo de trabajos comunitarios, señaló la académica.

Otro de los descubrimientos fue que más del 50% de los infantes evaluados son cuidados por sus abuelos, quienes asumen la la responsabilidad para cuidar a los hijos de los migrantes, viéndose obligados prolongar su vida productiva para darle un sustento a sus nietos, debido que esta investigación señala que las remesas que reciben los niños y niñas ronda en los 1,000 a 2,500 lempiras mensuales.

"Nos preguntamos cómo es que el resto de necesidades de los hijos de migrantes son compensadas, es decir, no identificamos mejoras en sus viviendas, no cuentan con una habitación adecuada, no tienen acceso a vestuario, hay problemas de hacinamiento por vivir en familias numerarias... depende de la capacidad de sostén que los abuelos tengan", reiteró Castillo.

Sobre esta temática destacó uno de los grandes retos de la academia, aparte de brindar la asistencia a través del Consultorio Jurídico Gratuito, como asistencia psicológica, se debe trabajar en el desarrollo de estrategias con un enfoque comunitario y desde una perspectiva multidisciplinaria.

Justicia restaurativa

Por su parte Rosario Aragón, docente del Departamento de Trabajo Social, expuso sobre la importancia de la creación de un modelo de justicia restaurativa en los casos de adolescentes infractores de la ley penal.

La docente planteó que en el país existe un conocimiento y aceptación de la temática por parte de los operadores de justicia, asimismo que se han desarrollado algunos esfuerzos en Honduras con la implementación de la figura alternativa de conciliación y diseño de oportunidad.

"Se puede concluir que actualmente se están generando las bases para la aplicación del modelo de justicia restaurativa... además, con este estudio se encontró apertura por los actores involucrados, los adolescentes infractores se vieron inmersos en circunstancias voluntarias e involuntarias de las que se arrepienten, permitiendo prácticas restaurativas con las víctimas o personas", mencionó Aragón.

Base genética

En cambio la directora de Medicina Forense de Honduras, Julissa Villanueva, y la catedrática de la Facultad de Ciencias Jurídicas Eleonora Chang, dieron a conocer en su ponencia relacionada con el esfuerzo en Honduras para la creación de un sistema de identificación en ADN, es decir, en la construcción de una base de datos genéticos con el fin de fortalecer los derechos humanos de la niñez y adolescencia en el país.

Villanueva destacó que esta iniciativa está encaminada en trabajar en la parte preventiva con un abordaje integral y multidisciplinario, en el que se han involucrado profesionales de diferentes áreas entre ellos médicos forenses, odontólogos, psicólogos, biólogos, entre otros.

Describió que recientemente se desarrolló una investigación con los jóvenes internados el centro de rehabilitación "Renaciendo" donde en un principio se tenía previsto la creación de una base de datos en ADN con la participación de 600 personas, sin embargo, por parte del escepticismo de los involucrados solo se logró obtener una muestra significativa de más de 100 internos.

Agregó que este mecanismo sirve como herramienta científica que vendrá a ayudar en el tema de prevención e identificación, en temas relacionados como la trata de personas, la esclavitud, la adopción, migración, entre otros, y lleva por nombre "El ADN por los niños".

Sobre esta temática, la abogada Chang indicó que para fortalecer esta iniciativa se requiere contar con recursos financieros, como el recurso humano altamente capacitado sobre la temática, y que actualmente se cuenta con un gran aporte por parte de la UNAH con el posgrado de Medicina Legal.

Además, dio a conocer algunos ejemplos importantes de países que cuentan con una base de datos genéticos, entre ellos el de Estados Unidos a través del FBI, la experiencia de México a través de la Procuraduría General, y de otros países de Europa.

Noticias relacionadas:

Comentarios