Aumento de casos por Kawasaki en el mundo pone en alerta a médicos de Honduras

Fotografía: cortesía de https://www.tododisca.com/

Reino Unido, Italia, Bélgica, Francia y España en las últimas semanas reportaron casos de menores con síntomas parecidos a la enfermedad de Kawasaki asociados al coronavirus tipo 2 (SARS-CoV-2), lo que genera alarma en el mundo por un supuesto rebrote de esta enfermedad en la actualidad.

Según indagaciones recientes, la causa real de la patología es incierta, y hasta ahora existen investigaciones que concluyen que estos brotes relacionados a la enfermedad Kawasaki surgen como respuesta del sistema inmune a virus, bacterias y hongos en pacientes genéticamente predispuestos.

El doctor Víctor Muñoz, jefe del Departamento de Pediatría de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, hizo un llamado a los pediatras del país a estar atentos de algunas formas atípicas que puedan semejar síntomas del padecimiento en específico, que en mayores dimensiones ataca a los más pequeños de la casa.

Entre los síntomas frecuentes destacan la conjuntivitis, frecuencia cardíaca rápida, ganglios linfáticos del cuello agrandados, irritabilidad, lengua de color rojo, hinchada y con protuberancias, palmas rojas o pies inflamados.

Suele además presentarse dolor en el área abdominal o articulaciones, diarrea y vómitos, fiebre alta, descamación o erupciones rojas en la piel.

En Honduras al día de hoy, autoridades oficiales reportan 2,798 casos confirmados por COVID-19, de los cuales aproximadamente 30 son menores de edad; casos a los cuales es obligatorio darle seguimiento aun después de su alta, aseguró el especialista.

 Tratamiento

El tratamiento que están utilizando los médicos a nivel mundial para contrarrestar este padecimiento se basa en una dosis de aspirina, tratando de minimizar el impacto que pueda registrarse en el corazón.

“Debemos poner además la Gammaglobulina intravenosa, que es una dosis bien potente de 2 gramos por kilo, para tratar de producir una inmunorregulaciòn y detener el evento inmunológico que se está dando en cascada y que puede poner en peligro la vida de los niños”, detalló el galeno.

En los casos asociados con COVID-19, el seguimiento debe ser estricto, las autoridades deben anticiparse a la compra de medicamentos necesarios, “no debemos esperar que la enfermedad sea clásica para pensar en que puede haber algún caso de Kawasaqui en Honduras”, señaló.

Muñoz insistió en generar alerta temprana en Honduras, “en el caso de este síndrome particular, tenemos que estar atentos porque puede haber una exacerbación de la enfermedad”.

Los especialistas informan que el tratamiento puede durar en promedio 12 días, sin embargo, las complicaciones cardíacas pueden ser más duraderas.

Por otra parte, el clima es un factor de mucha relevancia en las estadísticas, ya que las mismas registran aumento de los casos en el invierno, en época lluviosa y fría, es por eso la preocupación de los especialistas en la salud.

Otros datos importantes

La enfermedad recibe su nombre por el medico japonés Tomisaku Kawasaki, quien en 1960 describió la enfermedad diagnosticada mayormente en niños menores de 5 años; actualmente aún no existe ninguna prueba diagnóstica de la patología.

La enfermedad no es contagiosa, pero los médicos creen que la causa algún tipo de microbio o virus y los casos son excepcionales en adultos.

El Dr. Víctor Muñoz, jefe del departamento de Pediatría de la FCM de la UNAH, habla sobre la enfermedad de Kawasaki en niños y su asociación  con el #Covid-19.
Inicia sesión o regístrate para verlo


Noticias relacionadas:

Comentarios