Estudiantes de la Carrera de Letras fortalecen la investigación lingüística en comunidades rurales de Honduras

Ruth Gámez al momento de la presentación de su investigación, junto a la joven Diana Marisela Calero.

Con el objetivo de fortalecer la investigación científica en el análisis lingüístico de las comunidades rurales de Honduras, los estudiantes de último año de la Carrera de Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) compartieron este día los principales hallazgos de sus recientes estudios.

Lo anterior se dio a conocer en el I Encuentro Anual de Jóvenes Investigadores en el Área de Lingüística, evento organizado por el Departamento de Letras, la Carrera de Letras y la Facultad de Humanidades y Artes de la UNAH, en el marco de la Semana de la Lengua 2Ñ21; Bicentenario Voces y Contrastes. https://fb.watch/50kFwAXhzg/

En la presentación, correspondiente a la mesa número 2, encuentro que se efectuó en horas de la tarde, se contó con la participación de Diana Godoy y Ruth Gámez, amabas estudiantes de último año de la Licenciatura en Letras con Orientación en Lingüística, con la ponencia: “Estudio morfopragmático de los sufijos apreciativos en hablantes de localidades rurales de los departamentos de Lempira y de El Paraíso, Honduras”.

En su exposición, Gámez describió cada uno de los pasos, metodologías y fundamentos teóricos implementados en este estudio descriptivo-comparativo (basado en la pragmática, la semántica y morfología) se centró en investigar los sufijos apreciativos de las comunidades de San Francisco, Lempira; y Villa Franca, El Paraíso; para identificar sus funciones, frecuencia y usos.

Es de recordar que los sufijos son un tipo de morfema que se agrega después del lexema, es decir, es un pequeño fragmento de texto que se añade a la raíz de una palabra que no cambia (ejemplo con la palabra casa: lexema=cas-, sufijo= -ita/-ota; palabra=casita/casota).

Principales hallazgos

Como principales hallazgos de esta investigación se mencionó que en ambas comunidades entre un 77% a un 78% de los pobladores de estas zonas, al momento de comunicarse, hacen uso frecuente de los sufijos diminutivos, mostrando como ejemplo las palabras: cerquitilla, tortillita, barboncito, entre otras.

Otro de los datos encontrados fue que, en el caso de la comunidad de Villa Franca, El Paraíso, un 4% de las personas evaluadas hacía uso de palabras peyorativas, es decir, palabras que transmite una connotación negativa de desprecio (uso de palabras ofensivas) y en el caso de la comunidad de San Francisco, Lempira, apenas de detectó un 0.3% de los participantes hizo uso de este tipo de expresiones.

Una de las conclusiones de este análisis fue: “En cuanto a la frecuencia de funciones según el género y la edad, se percibió dependencia en cierto grado, debido a que la variación que se reportó entre hombres y mujeres resultó ser mínima en ambas zonas. De igual manera que las parejas fueron los interlocutores que más utilizan los sufijos apreciativos con una carga positiva, incluso suelen estar acompañados de otras funciones para intensificar el valor”.

“La razón que motivó a realizar esta investigación y con esta temática fue que en el país existe un escaso registro científico debido que muchas de las investigaciones lingüísticas de Honduras están orientadas a analizar los niveles fonéticos-fonológicos, y léxicosemánticos de la lengua, dejando a un lado los niveles morfológicos y pragmáticos. Lo que pretendemos es generar un aporte a través del análisis y descripción morfopragmática del español hondureño, al igual que incentivar y reflexionar sobre la necesidad que se tiene de realizar este tipo de estudios, donde converjan estas dos ramas de la lingüística”, resaltó la joven investigadora.

Noticias relacionadas:

Comentarios