Estudio descubre alta frecuencia de automedicación en población hondureña

Es necesario implementar iniciativas nacionales de prevención y promoción en el uso racional de los medicamentos, con especial énfasis en las consecuencias.

Una investigación realizada por expertos de las Facultades de Ciencias Médicas y Ciencias Químicas y Farmacia, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), concluyó, con base en una muestra de personas y serie de preguntas, que la automedicación es una práctica común en Honduras, con una frecuencia del 52.2%, revelando haber consumido algún medicamento sin prescripción médica en los últimos tres meses.

Ante la alta frecuencia de automedicación, que puede causar serios daños en la salud, es necesario implementar iniciativas nacionales de prevención y promoción del uso racional de los medicamentos, con un especial énfasis en las consecuencias. Se deben crear políticas de vigilancia y una regulación más estricta en la venta de estos, sobre todo en los que requieren de prescripción médica como los antibióticos, con el fin de evitar el incremento en la resistencia antimicrobiana.

Se sugiere la realización de otros estudios relacionados a la automedicación en poblaciones especiales, así como de intervenciones educativas que proporcionen más datos y que ayuden a caracterizar prácticas en los hondureños para mejorar la seguridad en el uso de los medicamentos.

Como investigadores de este estudio titulado “Automedicación en pacientes mayores de 18 años en centros de salud de Honduras”, publicado en el Journal of Pharmacy & Pharmacognosy Research, se encuentran Alejandro Carías, Karen Orellana, Wendy Cruz, Fredy Rodríguez Rivas, David Naira y Perla Simons Morales.

Metodología

Respecto a la metodología, se realizó un estudio observacional descriptivo transversal con una población de edad mínima de 18 años y máxima de 94 años con un promedio de 38.4 años, que acudió a consulta externa en distintos centros asistenciales de salud pública a nivel nacional de diciembre a enero de 2018. La muestra, de 4,573 personas (3,340 mujeres), se eligió mediante una técnica de muestreo por conglomerados.

Los criterios de inclusión fueron: pacientes ambulatorios mayores de 18 años que aceptaron participar en la investigación y firmaron el consentimiento informado, mientras que los criterios de exclusión fueron: pacientes menores de 18 años, que no desearon participar en la investigación, que se negaron a firmar el consentimiento informado y abandonaron voluntariamente la investigación.

La información se recolectó con un instrumento de preguntas estructuradas. En la primera sección se recogieron datos del encuestador, lugar donde fue realizada la encuesta y datos sociodemográficos del encuestado. Posteriormente, se presentó una sección con 11 ítems sobre la automedicación relacionados a la frecuencia de consumo de medicamentos sin receta o prescripción, síntomas y motivos de la automedicación, el tipo de medicamento y las fuentes donde lo obtuvo. 

1,186 (25,9%) personas eran de Francisco Morazán, 1,042 (22,8%) tenían la primaria completa y 1,462 (32.0%) un ingreso mensual familiar menor a 171,41 dólares. 3,035 (66.4%) personas refirieron saber que es la automedicación, 2,365 (51.7%) no conocían las consecuencias de la automedicación y 2,385 (52.2%) utilizaron medicamentos en los últimos tres meses sin prescripción médica.

Alertas

En lo que concierne al lugar donde las personas adquirieron los medicamentos, destacan las farmacias comunitarias y pulperías (tiendas de abarrotes de barrio), mostrando la necesidad de una mayor regulación en la venta de medicamentos en Honduras, ya que no se cuenta con un control estricto a nivel nacional.  

Los síntomas predominantes por los cuales se automedicaron fueron el dolor de cabeza, de garganta y otros síntomas asociados, consumiendo en su mayoría paracetamol, ibuprofeno y amoxicilina. Con respecto a la edad de uso de los medicamentos sin prescripción en los últimos 3 meses, predominó el rango de 21 a 30 años.

Contexto

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la automedicación es la selección y uso de los medicamentos por parte de las personas, con el propósito de prevenir, aliviar o tratar síntomas o enfermedades leves que ellas mismas puedan identificar. Lamentablemente, en la mayoría de los casos no se cuenta con información suficiente sobre las consecuencias. Se estima que más de la mitad de los medicamentos a nivel mundial se prescriben, dispensan o venden de manera inapropiada y que el 50% de los pacientes no toma sus medicamentos correctamente.

Las formas más comunes de uso inadecuado de medicamentos incluyen la polifarmacia (demasiados medicamentos por paciente), la excesiva aplicación de inyecciones, la incorrecta utilización de antibióticos, la falta de prescripción de acuerdo con las guías clínicas, la autoprescripción y la falta de adherencia a los tratamientos.

Si quiere leer la investigación científica, haga clic en el siguiente enlace: https://jppres.com/jppres/automedicacion-en-centros-de-salud-de-honduras/

Noticias relacionadas:

Comentarios