Estudio no logra vincular medicamento como tratamiento profiláctico para el COVID-19

Foto: UNAH. Si quieres leer la investigación, ingrese a la página de la revista científica New England Journal of Medicine.

Una reciente investigación publicada en la revista científica New England Journal of Medicine no logró demostrar algún beneficio de la hidroxicloroquina como tratamiento profiláctico (preventivo) después de haber tenido contacto con personas positivas de COVID-19.

El estudio, denominado “Un ensayo aleatorio de hidroxicloroquina como profilaxis post exposición para COVID-19”, contó con la participación de 821 personas asintomáticas que tuvieron contacto con una persona positiva de COVID-19. De ellos, el 87.6% (719 de 821) tuvo una exposición de alto riesgo con la persona infectada. Estos participantes fueron divididos en dos grupos, uno que recibió hidroxicloroquina y el otro grupo de control recibió placebo como tratamientos profilácticos.

A muchos de los participantes no se les pudo hacer una prueba de PCR de COVID-19 ya que los testeos fueron limitados en el período del ensayo, por lo que sí desarrollaron síntomas parecidos a los del COVID-19 después de haber tenido el contacto con una persona infectada, se asumió la enfermedad como “casos de síntomas parecidos a los del COVID-19”.

Con base en los criterios del Consejo de Estado y Epidemiólogos Territoriales (CSTE), se consideraron casos confirmados los que presentaron tos, falta de respiración y síntomas como la fiebre, escalofríos, mialgia, dolor de cabeza o de garganta, desórdenes en el olfato o el gusto y los posibles casos presentando uno o más síntomas compatibles.

El número de participantes que desarrollaron “casos de síntomas parecidos a los del COVID-19” después de haber tenido contacto con una persona infectada, no se diferenció de manera significativa entre los participantes recibiendo hidroxicloroquina (49 de 414 [11.8%]) y los que recibieron placebo (58 de 407 [14.3%]); la diferencia absoluta fue de 2.5 puntos porcentuales. Los efectos secundarios fueron más comunes con la hidroxicloroquina que con placebo (40.1% vs. 16.8%), pero reacciones serias adversas no fueron reportadas.

Participantes y dosis

El registro para el estudio comenzó el 17 de marzo de 2020, y los participantes tuvieron un máximo de 3 tres días después de haber tenido contacto con la persona infectada ya sea dentro del hogar o fuera de este, en una distancia menor a los seis pies por más de diez minutos sin usar mascarilla o protector de ojos (exposición de alto riesgo) o usando mascarilla, pero no protector de ojos (exposición de medio riesgo), para la inscripción en el ensayo.

Como objetivo, os investigadores buscaron que los participantes se registraran de manera temprana y asintomática antes del período medio de incubación, que es de cinco a seis días para recibir hidroxicloroquina o placebo como como posibles medicamentos preventivos.

De los 821 pacientes, 414 fueron asignados al grupo de hidroxicloroquina y 407 al grupo placebo. La edad media de los participantes fue de 40 años y las mujeres conformaron el 51.6% del ensayo (424 de 821); 27.4% pacientes (225 de 821) reportaron condiciones crónicas de salud previas como la hipertensión (99 de 821 [12.1%]), seguido por asma (62 de 821 [7.6%]).

Por otro lado, 66.4% de los participantes (545 de 821) eran trabajadores sociales en salud y (342 de 545 [62.8%]) de ellos eran médicos, enfermeros o asistentes de enfermeros. (418 de 545 [76.7%]) de los trabajadores sociales de salud tuvieron contacto con pacientes infectados y (107 de 545 [19.6%]) con compañeros de trabajo infectados. De los participantes que registraron haber tenido contacto con alguien infectado dentro de su casa (245 de 821, 29.8%), (114 de 245 [46.5%]) fue por contacto con su pareja y (43 de 245 [17.6%]) por contacto con algún padre.

En total, 87.6% de los participantes (719 de 821) tuvo exposiciones de alto riesgo sin protección de ojos y mascarillas. De ellos, 363 participantes recibieron hidroxicloroquina y 354 participantes placebo.

El régimen de dosificación para hidroxicloroquina fue de 800 mg (4 tabletas) la primera vez, seguido por 600 mg (3 tabletas) 6 a 8 horas después, luego 600 mg (3 tabletas) a diario por más de 4 días en un curso total de cinco días (19 tabletas en total). Las tabletas de placebo fueron prescritas de la misma manera que la hidroxicloroquina e iguales en apariencia. Para los pacientes que tuvieron efectos secundarios gastrointestinales por hidroxicloroquina se les recomendó dividir la dosis diaria en dos o tres partes. La hidroxicloroquina para el ensayo fue obtenida mediante donaciones y otra parte fue adquirida.

Desenlaces

107 de los 821 participantes (13.0%), desarrollaron “casos de síntomas parecidos a los del COVID-19” en los 14 días de seguimiento, y la incidencia de la enfermedad no se diferenció de manera significativa entre los que recibieron hidroxicloroquina y placebo de manera profiláctica, (Hidroxicloroquina 49 de 414 [11.8%] versus placebo (58 de 407 [14.3%]). Dos hospitalizaciones fueron reportadas (una en cada grupo), sin arritmias ventriculares.

10.7% de los participantes (46 en el grupo de hidroxicloroquina y 42 en el grupo de placebo), no completaron la encuesta del día 14. De 113 personas que desarrollaron la enfermedad sintomática, 16 recibieron exámenes COVID-19 positivos de PCR, 74 fueron “casos de síntomas parecidos a los del COVID-19” y 13 tuvieron uno o dos síntomas compatibles con el COVID-19 con vinculación epidemiológica.

Los síntomas más frecuentes en los 107 pacientes sospechosos de COVID-19 fueron la fiebre (34.6%), falta de aire (18.7%), fatiga (49.5%), dolor de garganta (40.2%), mialgia (37.4%), y anosmia (23.4%). Entre los participantes que fueron sintomáticos en el día 14, el puntaje medio de la severidad en síntomas fue de 2.8 en una escala de 10 en los que recibieron hidroxicloroquina y de 2.7 en los que recibieron placebo.

En cuanto al seguimiento del tratamiento profiláctico de tomar las 19 tabletas prescritas en un período de cinco días, la adhesión fue de 75.4% en los pacientes del grupo de hidroxicloroquina (312 de 414) y 82.6% de esos en el grupo placebo (336 de 407). 17 participantes en el grupo de hidroxicloroquina y 8 en el grupo de placebo descontinuaron el uso de los medicamentos por efectos secundarios reportados. Entre los participantes que tomaron hidroxicloroquina, 40.1% (140 de 349) reportaron un efecto secundario en el día 5, en comparación a 16.8% (59 de 351) que recibió placebo. Entre los síntomas se destacan la náusea, incomodidad abdominal o problemas gastrointestinales.

“Después de haber tenido contacto u exposición con personas positivas de COVID-19, la hidroxicloroquina utilizado como medicamento profiláctico en los primeros 4 días después del contacto, no previno el desarrollo de casos de síntomas parecidos a los del COVID-19”, se expuso textualmente en la investigación.

Reclutamiento

Para el reclutamiento de las personas se utilizaron las redes sociales, así como las plataformas tradicionales de comunicación en Estados Unidos y las provincias canadienses de Quebec, Manitoba y Alberta. Este proceso vía plataformas disminuyó el riesgo de contagio para los investigadores y redujo la carga y trabajo adicional de buscar participantes, permitiendo una participación amplia y variada en términos geográficos, sin importar la distancia física entre los centros académicos.

A través de una encuesta segura, constantemente evaluada por un Comité de Información Independiente y monitoreo de seguridad externa, mediante un sistema de captura de información electrónica, formularios de consentimiento y entendimiento de contenidos, los participantes se registraron proveyendo una captura de firma digital. En los días 1, 5, 10 y 14 se enviaron encuestas de seguimiento vía correo. Se hipotetizó que un 10% de los participantes desarrollarían “casos de síntomas parecidos a los del COVID-19”.

Los trabajadores sanitarios que participaron pudieron ser registrados inicialmente por haber tenido contacto de alto riesgo con pacientes en espera de confirmación de la prueba PCR, aunque seis días después para el registro de participación, se tuvo que confirmar exposición de alto riesgo con pacientes ya confirmados de COVID-19 dentro de cuatro días después de haber tenido contacto con el infectado para ser registrados.

Asimismo, se especificó a priori que los participantes que estaban sintomáticos en el día 1 antes de recibir hidroxicloroquina o placebo serían excluidos del ensayo profiláctico. Los resultados se comenzaron a medir dentro de los 14 días después que los pacientes se registraron, donde síntomas relacionados al COVID-19, efectos secundarios u hospitalizaciones fueron recolectados para los reportes de los participantes con un examen de exactitud matemática Fisher y un análisis con un software SAS, versión 9.4.

Valoraciones

Los investigadores del ensayo son: David R. Boulware, M.D., M.P.H., Matthew F. Pullen, M.D., Ananta S. Bangdiwala, M.S., Katelyn A. Pastick, B.Sc., Sarah M. Lofgren, M.D., Elizabeth C. Okafor, B.Sc.,Caleb P. Skipper, M.D., Alanna A. Nascene, B.A., Melanie R. Nicol, Pharm.D., Ph.D., Mahsa Abassi, D.O., M.P.H., Nicole W. Engen, M.S.,  Matthew P. Cheng, M.D, quienes destacaron que el testeo de pruebas PCR y serológicas en los participantes hubiera sumado fuerza científica a la investigación.

Asimismo, valoraron que si la hidroxicloroquina es capaz de prevenir una infección sintomática después de tener contacto con el SARS-CoV2 aún es desconocido, aunque ya se haya demostrado que la cloroquina y la molécula derivativa de hidroxicloroquina tienen actividad in vitro en contra del SARS-CoV y el SARS-CoV-2. Para los investigadores, otras investigaciones se deben poner en ejecución y hasta la fecha no existe medicamento que ayude a prevenir la transmisión por SARS-CoV-2, hasta ahora, las estrategias públicas en salud para mitigar la transmisión siguen siendo la identificación rápida de los casos, el aislamiento, el seguimiento de contactos y la cuarentena.

Contexto

Este ensayo fue aprobado por el Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill, las universidades de Manitoba y Alberta, Health Canadá y por el comité de revisión en la Universidad de Minnesota con base en los lineamientos del Programa Investigational New Drug (IND) de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).

Si quiere leerlo, ingrese a la página de The New England Journal of Medicine:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2016638

 

Noticias relacionadas:

Comentarios