Experto en salud mental brinda recomendaciones para fortalecer las relaciones entre padres e hijos adolescentes

El confinamiento ha sido una de las principales medidas para salvaguardar la salud de las personas ante la llegada del COVID-19, escenario que muchos creerían que ha permitido fortalecer las relaciones familiares, sin embargo, en muchos hogares ha ocurrido lo contrario.  

La convivencia en el hogar ha sido prácticamente obligatoria en miles de familias que no estaban acostumbradas a compartir tanto tiempo juntos, y esto ha desencadenado una serie de conflictos familiares, así lo dio a conocer el psicólogo Felipe Pineda, quien informó que la violencia intrafamiliar perpetuada en el 2020 aumentó con relación al 2019, siendo las mujeres y los hijos las principales víctimas.

En ese sentido, el experto en salud mental brindó una serie de recomendaciones para lograr un ambiente familiar armónico y estable, en donde la convivencia diaria permita fortalecer el hogar, sobre todo en los hogares donde habitan jóvenes y adolescentes.  

“Los jóvenes, así como los niños y adolescentes, tienen más actividad física y mayor energía, y este encierro ha venido a disminuir esa capacidad para poder realizar actividades, por lo tanto, al no encontrar algún tipo de mecanismo donde destinar toda esa energía, puede llegar a tener conductas agresivas, impulsivas, de impotencia, resentimiento y frustración, llegando a sentirse inseguros y malhumorados”, explicó Pineda.

Agregó que además de esas conductas, el distanciamiento social ha provocado que opten por salir más seguido a hacer ejercicio o jugar en sus colonias de forma imprudente, descuidando las medidas de bioseguridad, lo que pone en riesgo la salud tanto del adolescente como de los familiares con quienes convive a diario.

"Las estadísticas han demostrado que los jóvenes son los que más se contagian de COVID-19, pero los que más están muriendo son los adultos mayores", y a eso es a lo que los jóvenes le prestan poca importancia, teniendo conductas imprudentes e irresponsables señaló el psicólogo, por lo que hizo un llamado de atención a los padres a que tengan más acercamiento con ellos.

Pineda destacó la importancia de que los padres se sienten a platicar con sus hijos para hacerles consciencia de la situación que está pasando, asimismo sugirió realizar actividades familiares como juegos de mesa, conversaciones con sus hijos sobre sus gustos, ver sus programas preferidos, aun cuando a los padres no les gusten, porque al final lo que se debe buscar es una mejor interacción entre los hijos y los padres.

“Es importante que ellos (los hijos) sientan el interés por parte de sus padres y a su vez se sientan protegidos y seguros en casa, también es muy importante que hagan ejercicio juntos, así como tener una labor rutinaria en casa en donde se involucren a todos los miembros de la familia, porque eso genera interacción, diálogo, apertura, dinámica y empatía en la familia lo que permite que el joven se suelte más y exprese mejor sus sentimientos, alejándolo de las conductas negativas”, explicó.

En conclusión, los padres deben tener un mayor acercamiento con sus hijos que conlleve más comunicación, amor, comprensión, solidaridad, pues son los responsables de que sus hijos sientan que están en un ambiente seguro en el hogar.

Noticias relacionadas:

Comentarios