Expertos analizan sobre posibles formas de contagio de coronavirus por microgotículas

Mediante información transmitida a través del medio de comunicación japonés NHK World Japan, empresa de radiodifusión pública; se dio a conocer una posible nueva forma de contagio por COVID-19, considerando siempre las rutas de transmisión tradicionales; una es la infección a través de gotículas por estornudos y tos, donde la cercanía permite que las otras personas las inspiren por la nariz o por la boca, y la segunda por contacto con superficies en donde se encuentra el virus, como ser en una mesa, un lápiz, en las manillas de las puertas, en la computadora, etc.

Expertos creen que esta tercera vía de infección podría ser la clave para prevenir el aumento de la propagación del virus, y es que pareciera que la transmisión estuviese ocurriendo durante las conversaciones aún cuando las personas mantienen cierta distancia.

Esto es importante porque de ser así, esta no sería una forma “normal” de contraer el virus solo por gotículas, y según el presidente de la Asociación Japonesa para Enfermedades Infecciosas, Kazuhiro Tateda, esta nueva forma de contagio sería a través de partículas micrométricas o puede ser llamado también como infección a través de microgotículas. La doctora Ivette Lorenzana, experta en Virología, catedrática universitaria e investigadora adscrita al Centro de Investigaciones Genéticas (CIG) de la UNAH, comenta que efectivamente está demostrada la presencia de microgotículas en el ambiente, “por ejemplo, una de las primeras investigaciones se realizó cuando estuvo el crucero japonés, el Royal Princess, los investigadores entraron al barco, hicieron pruebas y en los ambientes pudieron encontrar el virus, se había quedado atrapado en el ambiente, pero también se demuestra después, que dura un par de horas, no es que permanece días”.

“Se recomienda que en una habitación donde se tiene paciente con COVID-19 tenga suficiente ventilación natural, debe fluir el aire para que circule y no sea una potencial ruta de transmisión, que es una forma poco habitual, pero que sí existe la posibilidad de contagio”, apuntó.  Además, mencionó que al entablar una comunicación, todos los virus pueden propagarse, esto por la cercanía que puede haber entre personas, y también depende de la manera de hablar de cada ser humano, hay personas que hablan de una manera más fuerte y pueden expulsar más gotitas de saliva que otras, y es por eso que se recomienda el distanciamiento social.

“Otra forma es que, como se mencionaba, estos aerosoles permanezcan en el ambiente, pero esto de ninguna manera explica que por esta razón el virus se ha diseminado en todo el mundo, eso únicamente se debe a que el virus es altamente transmisible, el hecho de que se haya descubierto que el virus permanece en el ambiente por unas horas es una manera más de transmisión, pero no explica la razón de la pandemia, no es significativa”, aseguró. 

En el estudio se explica que un grupo de investigadores realizó un experimento para rastrear y conocer el comportamiento de estas microgotículas en el aire; se utilizó equipo de rayos láser y cámaras de alta sensibilidad en el que pudieron detectar gotículas tan pequeñas como de 0.1 micrómetros.  

El experimento inició con un estornudo, donde claramente se observaron gotículas de alrededor de un milímetro de diámetro que cayeron rápidamente al suelo, pero a través de la cámara de sensibilidad se logró observar una gran cantidad de partículas pequeñas y ligeras que permanecieron flotando en el aire, a estas se les llama microgotículas, y son más pequeñas que 10 micrómetros. Pero estornudar o toser no es la única manera en la que podrían esparcirse, se conoció que el proceso anteriormente mencionado se realizó en una conversación entre dos personas, y es que es preciso conocer que al hablar en voz alta o respirar de una manera agitada, el ser humano expulsa también muchas microgotículas que se mantienen en el mismo ambiente, sin embargo, aún se desconoce el volumen de microgotículas necesario para infectar. 

Estas micropartículas pueden tener muchos otros virus, por lo que al ser dispersas, la gente alrededor las inhala y es así como se contagia. Además, cabe destacar que, de encontrarse en un lugar con poca o ninguna ventilación, el riesgo es más cercano, pues mediante una simulación de un laboratorio cercano de 10 personas en un espacio cerrado, se cree que el toser una sola vez de una persona y al no haber ventilación alguna, se esparcen alrededor de cien mil gotículas, donde las más grandes caen rápidamente al suelo, pero las microgotículas continúan flotando incluso después de 20 minutos. 

Masashi Yamakawa, profesor asociado del Instituto de Tecnología de Kyoto en Japón, comenta que, “si el aire no circula, las microgotículas no se moverán, porque no pueden hacerlo por sí mismas, entonces se quedan en su lugar por un tiempo”.

Se cree que existe una manera de que estas microgotículas no sean estacionarias y es la de abrir las ventanas; pues incrementar la circulación del aire puede ser efectivo, debido a el flujo de aire las empuja rápidamente.

El presidente Kazuhiro Tateda, por su parte, recomienda crear dos salidas de aire, por lo menos una vez cada hora, ya que disminuye considerablemente el riesgo de infección.

Prevención

Es por ello por lo que seguir las medidas de bioseguridad es estrictamente necesario, recuerde:

  • No salir de su casa si no es necesario.
  • Evite tener contacto con las demás personas, de esta manera se protegen todos.
  • Use el antebrazo para cubrirse al momento de toser y estornudar.
  • No olvide usar mascarilla al salir y en caso de tener algún síntoma.

Noticias relacionadas:

Comentarios