Exponen sobre “El simbolismo de la bruja en los relatos de tradición oral”

Como parte de la Semana de la Lengua que se desarrolló en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Lizzy Cruz, estudiante de la Carrera de Letras, expuso sobre “El simbolismo de la bruja en los relatos de tradición oral", un documento de investigación que desarrolló durante su tesis de graduación.

“El objetivo principal de esta investigación es interpretar desde la perspectiva de la narratología y la antropología feminista la representación de la mujer”, comentó Cruz, es decir que ellas son personajes femeninos que por lo general tienen un gran simbolismo, sobre todo en la cultura garífuna donde estas sostienen una conexión con los muertos.

Para ello la investigadora asegura que hay que reconocer las formas de manifestación de la feminidad en las brujas, las que por lo general se caracterizan por ser mujeres hermosas e independientes que rompen los paradigmas sociales, y que hasta cierto punto también se encuentran en contra de los sistemas patriarcales.

La bruja por lo general tiene un contexto de maldad donde busca satisfacer deseos, o de alguna manera hacer daño a las personas convirtiéndose en seres vengativos, no obstante todos los cuentos sobre brujas hablan sobre su maldad como el de “La bruja pelícano”, que contradice un poco las primeras impresiones de la investigación ya que esta es una mujer que sí se casa y tiene un esposo, pero que no puede dejar su estatus de bruja y por ello a solas se convierte en pelícano y vuela hacia la libertad.

En este contexto se puede decir que estas tradiciones que tienen su origen tanto en Europa como en la comunidad garífuna, las cuales descienden de esclavos africanos que fueron traídos por los españoles, poseen un culto ancestral del concepto de familia y comunidad, por lo cual cada una de ellas y de las familias poseen una serie de ritos que los han transformado en protectores.

El mito de las brujas en estas comunidades en sí tiene su origen en los buyel, que son los adivinos de poder innato, que se preocupan por el bienestar espiritual, y los curanderos que buscan a través hierbas y rituales curar el cuerpo físico.

Por lo general son las mujeres las encargadas de realizar los rituales espiritistas como los buyel y las curanderas, aunque también los hay hombres; se dice que la mujer tiene más memoria que el hombre para seguir los pasos de un ritual.

Para estudiar estos relatos, la investigadora se basó en el proceso de análisis narrativo descriptivo basado en una lógica semiótica del relato, como una parte de los fundamentos teóricos expuestos en semántica estructural.

Relato la mujer pelícano

Esta es la historia de una bruja que llegó a la comunidad, era una mujer bonita que llegó a la comunidad, en la que había un muchacho que no quería enamorarse de nadie, de pronto se le apareció en el puerto donde él vivía y sus ideas cambiaron y se casó.

A la hora del almuerzo, aquella mujer le pedía permiso de ir a bañarse, pero lejos, y que por favor le diera su momento a solas, aquel hombre encantado con su belleza siempre accedía a sus caprichos, pero la gente del pueblo murmuraba muchas cosas.

Un día un hombre del pueblo la siguió para verificar qué era lo que realmente estaba haciendo, y de pronto miró cómo mientras cantaba una canción, se iba convirtiendo en un pelícano y comía sardinas y peces, volando hacia la libertad; posteriormente volvía hacer la hermosa mujer que era.

Noticias relacionadas:

Comentarios