Extirpación es la mayor amenaza de la vida silvestre en Honduras

El 20 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU, en su 68º período de sesiones, decidió proclamar el 3 de marzo como el Día Mundial de la Vida Silvestre mediante una resolución con el objetivo de concienciar acerca del valor de la fauna y la flora salvajes.

La vida silvestre o vida salvaje puede ser encontrada en todos los ecosistemas, es lo que mantiene el equilibrio de la naturaleza e incluye plantas, mamíferos, reptiles, invertebrados e insectos; está compuesta por todo y cada una es diferente según el ambiente en que se encuentra.

“La vida silvestre forma parte de la diversidad biológica del planeta, aunque en su mayoría se desconoce y hay que reconocer que implica ciertas acciones de manejo como la cacería, conservación fuera del sitio, y de extirpación”, expresó Manuel José Rey Figueroa, máster en manejo y conservación de la biodiversidad y docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

El biólogo dijo que si bien existen especies en peligro de extinción, el problema principal en Honduras es la extirpación de las áreas protegidas ya que están tan fragmentadas que se pueden considerar islas dentro del territorio nacional y estas son las únicas que contienen a la mayoría de las especies de la vida silvestre del país, siendo los más perjudicados con esta fragmentación los anfibios, esto también parte al confinamiento que hay en cada isla y al no haber intercambio genético es muy probable que las especies endémicas en su mayoría puedan desaparecer.

Asimismo explicó que las aves y los reptiles por lo general tienen un mayor nivel de adaptación, pero que los mamíferos, que son considerados pestes por comerse los cultivos o considerados por su carne, tienen mayor riesgo de permanencia. Con respecto a las aves, dijo que el colibrí esmeralda hondureño está sufriendo porque los lugares de donde esta ave se alimenta están quedando reducidos en cuanto a territorio, teniendo que movilizarse a los valles muy secos del país, donde en el trayecto gastan mucha energía.

Otro factor importante es que existe muy poca investigación en cuanto a invertebrados, insectos y también otros invertebrados que se encuentran en las costas de Honduras en cuanto a su distribución abundancia como caracoles, langostas y pepinos de mar, que son las que se utilizan para la comercialización; se encuentran como fuentes de extinción y de extirpación provocando que a menor número de ellos exista una menor capacidad de reproducción.

Evitemos la extirpación

Para evitar la extinción, el biólogo recomienda que debe educarse a la población sobre el respeto de los siclos de reproducción y crecimiento y hacer investigaciones sobre plantas ya que no se conoce ni el 10% de la diversidad de plantas en Honduras, pese a algunas investigaciones.

Aportes de la UNAH a la conservación de la vida silvestre

  • En el Valle de Sula UNAH-VS ha desarrollado acciones conjuntas con el gobierno para gestionar el corredor binacional entre Punta Manabique y Cuyamel, Omoa.
  • Trabajos sobre comunidades de murciélagos en la sierra de Omoa.
  • Proyectos de establecimiento de una estación biológica en Guanaja y se tiene la intencionalidad por parte de la escuela de establecer una estación biológica en alguna parte del país.
  • Se han hecho estudios de biodiversidad en Colón, Atlántida, Santa Bárbara que en realidad dependen en muchas ocasiones de profesores.
  • Intenciones de desarrollar programas de educación ambiental con proyectos de vinculación en el caribe de Honduras para la conservación del danto como lo es el proyecto de los biólogos Nereyda Estrada y Erasmo Sosa.

Noticias relacionadas:

Comentarios