FACES desarrolla seminario sobre vectores causantes del dengue

Alrededor de 30 personas asistieron al evento desarrollado en el edificio K2.

Con el objetivo de generar espacios de discusión y concientización sobre el vector que produce el virus del dengue, que a la fecha ha causado 54 muertos e infectado a más de 28,603  personas en el país, la Facultad de Ciencias Espaciales (Faces) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) desarrolló un seminario.

Dicho espacio en el que participaron unas 30 personas llevó por título "Diálogo entre los vectores cartográficos y los vectores epidemiológicos: aplicación  geotecnológica   para el estudio del vector causante del dengue, zika y chikungunya" en Puerto Rico, y estuvo a cargo del doctor José Seguinot Barbosa, de la Universidad de Puerto Rico.

Seguinot Barbosa es docente de planta de la Maestría en Ordenamiento y Gestión de Territorios y en ese sentido se aprovechó la visita del doctor para generar un interesante y enriquecedor conversatorio.

Durante la exposición, el doctor dictó la conferencia con una visión propia del hermano país latinoamericano, Puerto Rico, pero con mucha similitud a la realidad nacional que  se ha visto muy lastimada por la propagación del vector. En mayor medida en lo concerniente al dengue y en menor medida el zika y el chincungunya.

“La experiencia fue muy gratificante, dado que el profesor compartió sus experiencias en investigación científica en torno al estudio de vectores y aplicación geotecnológica”, enfatizó el máster Antonio Carías, coordinador de la Maestría en Ordenamiento y Gestión de Territorios de Faces.

Carías acotó que el experto se refirió a la experiencia que ha tenido la nación caribeña en la erradicación del vector, el mosquito Aedes aegypti. “En Puerto Rico, por lo menos, el zancudo ya es inmune a algunas formas de mitigación que se han utilizado tradicionalmente”, comentó Carías.

A criterio de académicos, estos vectores siempre han existido, pero a raíz del cambio climático han aumentado su presencia. “Al zancudo no le gustan los lugares helados, por lo cual se siente atraído por las altas temperaturas; ya que ese es su hábitat o terreno”,  señaló el funcionario.

Partiendo de esta visión, la sociedad debe crear formas de adaptación para poder controlar y erradicar en la medida posible el temeroso vector.

“El zancudo pica a los caballos y a los perros, pero su favorito es el ser humano. Es necesario evitar las epidemias de este vector”, recomendó.

Según el máster, algunos de los factores externos ambientales que inciden en la propagación del vector que produce la enfermedad del dengue son: el cambio climático, la humedad y la existencia de acumuladores o reservorios de agua estancada como pilas o piscinas (ya que estos son lugares en donde crecen las larvas).

Para finalizar, Carías puntuó que aún hacen falta estudios científicos en la materia así como un cambio cultural en la toma de conciencia de la responsabilidad que cada uno tiene de cuidarse a sí mismo y proteger a la comunidad; sin esperar necesariamente la ayuda del gobierno local o nacional.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios