FACES realizó webinario sobre competencia lingüística en el mundo de la aviación

El Departamento de Ciencias Aeronáuticas de la Facultad de Ciencias Espaciales (FACES), a través de la plataforma Zoom, realizó la conferencia “Competencia lingüística en seguridad operacional de aeronavegabilidad”, impartida por Cynthia Giannotta, profesora de inglés aeronáutico, facilitadora e instructora teórica en fraseología aeronáutica de la Fuerza Aérea de Argentina.  

En la presentación se dio a conocer que esta es la segunda conferencia que forma parte del webinario gratuito “Aeronavegabilidad y mantenimiento aeronáutico, IV edición”, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).  

Iván Betancourt, coordinador del seminario, previo a la participación de la conferencista internacional, calificó de suma importancia este abordaje, ya que el idioma inglés en el mundo de la aviación es totalmente crucial, ya que es el idioma oficial de aquellas personas que trabajan en esta área de la ciencia.  

La introducción de la conferencia estuvo a cargo de Augusto de Santis, de Argentina, especialista en seguridad operacional, quien resaltó la asistencia a la sala virtual de colegas de diferentes países del continente americano, demostrando un gran interés sobre esta temática.  

Fue del parecer que si bien es cierto la mayoría de los involucrados en la aviación manejan un lenguaje técnico, muy específico, cuando se refiere al uso seguro del idioma se enfrentan con algunas dificultades.   

En su presentación, De Santis puso de ejemplo una imagen en el que se podía observar tres diferentes piezas y explicó que técnicamente a las tres piezas se identifica como “blades” y que en los tres casos se estaría utilizando la palabra correcta.  

Continuó revelando que cuando esa palabra se traslada en sus labores diarias en la aviación, si no se refiere específicamente a “blades”, se desconoce si se está refiriéndose al ala “AB” de zona caliente de una turbina, si se está refiriendo a una pala de helicóptero o a una hélice.   

“Algo tan simple y cotidiano que uno lo puede ver cuando uno está trabajando en el hangar, en el vuelo, en operación, donde cada cual está desempeñando su papel profesional, arrastra un monto de cuestiones por detrás y que tienen que ver con algo más allá, estrictamente con la comunicación, ya que viene desde la filosofía del diseño y de la seguridad”, agregó el experto, quien demostró dos criterios de las ciencias aeronáutica para diseñar (Airbus y BOEING).  

Giannotta 

Por su parte, Giannotta compartió con la audiencia aquellas acciones iniciales a nivel global, realizando un recorrido histórico de cómo inició la competencia lingüística a formar parte de los documentos OACI, 

“Anualmente se reportan múltiples incidentes porque resultan problema relacionados al idioma, esto provocó que se hiciera una revisión de todos los procedimientos y las normas a nivel mundial, en el año 1998 en la asamblea de la OACI se tocó el tema de la competencia lingüística como un tema primordial, ya que pilotos y controladores estaban relacionados con el desvío de las normas de seguridad y que ciertas comunicaciones habían afectado y fueron un factor importante en el incidente”, indicó la especialista.  

Amplió que en esta asamblea se aprobó la resolución A3216, donde el consejo de la OACI pidió a la comisión de navegación aérea que integren como alta prioridad la competencia lingüística, debido a que hasta ese año no existían manuales en situaciones no rutinarias.  

Para reforzar estas tareas, se mencionó que se conformó un grupo de trabajo integrado por expertos en lingüistas, pilotos, controladores mecánicos, quienes trabajaron en conjunto en la construcción de un documento (manual), modificando los anexos, como la implementación de cambios paulatinos durante el proceso, en un principio con el propósito de asegurar que el control de tránsito aéreo y que la tripulación área involucrada en las operaciones contaran con las competencias necesarias, en el manejo de la telecomunicaciones de radio y telefonía.  

“Esto fue evolucionando y cada vez se fue incorporando la competencia lingüística en más aspectos y principalmente en los operadores de primera línea, que no solamente comprenden a los controladores de tránsito aéreo… expertos en seguridad están constantemente buscando la manera de identificar los medios para fortalecer seguridad operacional, los factores humanos han tomado una mayor atención, y la comunicación es un elemento humano que está recibiendo una atención renovada en estos años”, señaló la conferencista.  

Enmiendas  

Giannotta explicó que en el año 2001 el grupo de estudio antes mencionado presentó ante la secretaría de la OACI enmiendas en los anexos 1, 6, 10, entre otros, relacionados al tránsito aéreo, donde se consideró que esta experiencia debía ampliarse en otras áreas de la aviación, y que por lo anterior se creó el documento 9835, que es un manual que establece los requisitos para la implementación de la competencia lingüística, contando con dos versiones, una aprobada en el 2004 y la versión 2010, ambos documentos que se complementan en el mundo de la aviación.  

“Con el fin de reforzar en los estados la competencia lingüística, se realizan evaluaciones donde se detecta la necesidad de crear este manual, el propósito del manual no solo está dirigido en capacitar a los instructores, sino se convierte en una guía para las administraciones de la aviación civil, para toda la industria aérea y para las organizaciones de capacitación”, agregó.  

Seguidamente la especialista compartió su experiencia en el desarrollo de diferentes capacitaciones para generar competencias lingüísticas dirigidas a diferentes grupos de profesionales relacionados en la aviación, en el caso especifico de los pilotos mencionó que trabaja con un programa de la enseñanza del idioma inglés, iniciando con un inglés coloquial mediante módulos, durante dos a tres años, continuando con estudios en la parte específicamente técnica, impartido por los facilitadores en ingles aeronáutico, encargados de los niveles más altos, con el fin de que los participantes obtengan una certificación.  

Noticias relacionadas:

Comentarios